6 signos para identificar si tienes problemas de tiroides

Okairy Zuñiga · 26 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 22 enero, 2019
Los problemas de tiroides se dan con mayor incidencia en mujeres que en hombres, y en muchos casos a partir de la edad adulta. Te contamos cuales son sus posibles signos y cómo identificarlos.

Identificar si tienes problemas de tiroides no es una tarea fácil, ya que podemos hablar de dos tipos diferentes: hipotiroidismo o hipertiroidismoLa tiroides es una glándula que tiene por finalidad normalizar el metabolismo de una persona. En general, participa en muchas funciones del organismo liberando hormonas que regulan la frecuencia cardiaca, el apetito y la velocidad de digestión de los alimentos.

Por lo cual, los problemas de tiroides pueden causar alteraciones en el estado de salud del individuo. Las afecciones en la tiroides se dan con mayor incidencia en mujeres que en hombres, y en muchos casos a partir de la edad adulta. Algunos signos pueden indicar posibles alteraciones de este órgano. Sin embargo, ante cual duda debes consultar con tu médico para que realice las pruebas pertienentes.

Cómo saber si tienes problemas de tiroides

1. Incremento o pérdida repentina de peso

La tiroides permite controlar la rapidez con la que se desarrolla el metabolismo. Es decir, la manera en la que funciona el cuerpo para obtener energía a partir de los alimentos que consumimos. Esto lo hace a través de la segregación de hormonas.

Para identificar si tienes problemas de tiroides, si sufres de hipotiroidismo, el aumento de peso es considerable ya que no está produciendo la cantidad suficiente de hormonas para su normal funcionamiento. Caso contrario ocurre con el hipertiroidismo, donde hay una disminución repentina de peso debido a la producción excesiva de hormonas.

Quizá te interese: Anatomía de la tiroides

2. Sensación de cansancio y cambios de humor

Mujer delante del ordenador dormida.
El cansancio repentino es un signo para identificar si tienes problemas de tiroides.

Los problemas de tiroides pueden perjudicar los estados de ánimo, así como afectar sus niveles de energía. En los casos de hipotiroidismo, el cansancio es más perceptible, pues hace que la persona sienta muchas ganas de dormir. Incluso si ya has dormido lo necesario podrías sentirte deprimido. En cambio, cuando se da el hipertiroidismo, las personas afectadas sufren de irritabilidad. Son propensas a sentirse mayormente estresadas y tienen problemas para conciliar el sueño.

3. Hinchazón en la zona del cuello

Uno de los síntomas más evidentes para identificar si tienes problemas de tiroides es la inflamación en el área del cuello. Se debe a que la glándula tiroidea aumenta su tamaño ocasionando asimismo malestares en la garganta, dolor o incluso disfonía. Frente a este síntoma, se debe tener especial atención pues puede significar la presencia de algún tipo de patología de riesgo.

4. Alteraciones en el pulso cardíaco

Médica sujetando un corazón.
La frecuencia cardiaca se ve alterada en hipo e hipertiroidismo.

La tiroides, además de regular la velocidad con que las calorías se queman en nuestro cuerpo, también controla los latidos del corazón. Los problemas de tiroides además de perjudicar a varios órganos del cuerpo, hará que el corazón lo perciba más.

Dependiendo del tipo de afección, sea hipotiroidismo o hipertiroidismo, los latidos del corazón tenderán a variar. En este caso podría presentarse un caso de taquicardia o que los latidos sean más lentos de lo normal.

5. Estreñimiento

En los casos de hiportiroidismo, donde la secreción hormonal es baja, las funciones de los órganos del cuerpo tienden a ser más lentas. Un ejemplo de ello, es el mal funcionamiento del aparato digestivo. El proceso de digestión se verá afectado, causando inconvenientes al momento de evacuar y la poca absorción de nutrientes provenientes de los alimentos.  

Quizá te interese: Cuidar la tiroides: la alimentación que la favorece

6. Malestar en otras partes del cuerpo

Mujer con una lupa en la cara que muestra la piel resquebrajada.
Los pacientes con hipotiroidismo sufren una menor hidratación de la piel.

Otros síntomas más visibles en personas que padecen una afección de tiroides son: la apariencia de una piel más seca y escamosa, uñas quebradizas y agrietadas, y la pérdida repentina del cabello. 

Algunos síntomas menos visibles de los problemas de tiroides son: desórdenes menstruales en las mujeres, excesiva sensación de frío en distintas partes del cuerpo, dolor y molestia en los músculos y articulaciones.

¡Actúa!

Los síntomas anteriores pueden evidenciar problemas de tiroides. Sin embargo, siempre es recomendable asistir al médico para obtener un diagnóstico exacto del posible problemaRecuerda no basarte solo en un simple auto-diagnóstico que pueda ocasionar que te angusties. De igual manera, para estos casos de problemas en la tiroides siempre se termina siguiendo un tratamiento médico.

Es aconsejable, sobre todo en las mujeres, hacerse un chequeo hormonal y examinar con el médico la tiroides cada 4 años, para así tener un diagnóstico temprano de alguna posible irregularidad. En el caso de mujeres que decidan quedarse embarazadas es imprescindible hacerse el análisis médico, pues un problema en la tiroides puede causar infertilidad y problemas para concebir.

  • Liu G, Liang L, Bray GA, Qi L, Hu FB, Rood J, Sacks FM, Sun Q. Thyroid
    hormones and changes in body weight and metabolic parameters in response to
    weight loss diets: the POUNDS LOST trial. Int J Obes (Lond). 2017
    Jun;41(6):878-886. doi: 10.1038/ijo.2017.28. Epub 2017 Jan 31. PubMed PMID:
    28138133; PubMed Central PMCID: PMC5461198.
  • Fischer, S., Markert, C., Strahler, J., Doerr, J. M., Skoluda, N., Kappert, M., & Nater, U. M. (2018). Thyroid Functioning and Fatigue in Women With Functional Somatic Syndromes – Role of Early Life Adversity. Frontiers in Physiology, 9, 564. Disponible en: http://doi.org/10.3389/fphys.2018.00564
  • Udovcic, M., Pena, R. H., Patham, B., Tabatabai, L., & Kansara, A. (2017). Hypothyroidism and the Heart. Methodist DeBakey Cardiovascular Journal, 13(2), 55–59. Disponible en: http://doi.org/10.14797/mdcj-13-2-55