6 simples trucos que puedes hacer con ollas

Además de para cocinar, las ollas pueden sernos de gran utilidad cuando queremos pelar huevos o ajos de forma rápida. Además, evitaremos impregnarnos con su olor

Hay multitud de objetos que pueden tener un uso más allá de aquel para el que están destinados y uno de ellos son las ollas.

Y es que si no lo crees, solo tienes que echar un vistazo a estas opciones que te acercamos y que te pueden resultar de lo más útiles. Sigue leyendo y lo comprobarás tú mismo.

1. Pelar huevos

Clara-y-yema-de-huevo

Pelar huevos cocidos no siempre es una tarea fácil, pero con una olla se puede convertir en algo cómodo.

  • Hacerlo con éxito será tan sencillo como poner en el fuego los huevos duros y dejar que se hagan. Luego tendrás que quitar el agua caliente de la olla, tapándola parcialmente.
  • Acto seguido lo que tendrás que hacer será llenar la olla con agua fría. Tápala, y agítala con fuerza.
  • Verás que cuando la abras, el sencillo hecho de pelar los huevos será muy rápido, podrás retirar la cáscara en un segundo.
  • También puedes hacer este truco con un vaso.

Lee también: Después de leer esto no tirarás nunca más los cartones de huevos

2. Planchar una camisa

truco-cazo

Aunque no lo parezca, una olla o un cazo pueden tener un uso tan peculiar como el de planchar una camisa.

  • Así, en el caso de que estés de viaje y no puedas acceder a una plancha en ese momento, pero sí tengas un cazo o una olla, ya sabes que tus camisas quedarán planchadas.
  • Sólo tendrás que calentar la olla, y planchar la ropa con la parte de la base. De este modo conseguirás quitar las arrugas de la ropa sin pasar la plancha.
  • Se trata de una solución que te puede resultar muy útil para solventar ese trance en el momento.

3. Picar hielo

hielo en pequeños trozos

¿Quieres hacer algún tipo de cóctel y no sabes cómo puedes picar hielo? Pues con una olla podrás.

  • Para ello solo tendrás que ponerlos en una bolsa o dentro de un trapo, y aplastarlos con la olla en cuestión hasta que queden triturados.
  • Aunque esto se puede hacer con más elementos, lo cierto es que con una olla será mucho más fácil porque te asegurarás de que no te haces daño en los dedos.
  • También puedes usar un cazo de menor tamaño si te resulta más cómodo.

4. Pelar ajos

Ajos

Además de los huevos, hay otros alimentos que se pueden pelar de manera más sencilla si te ayudas con una olla, y esos son los ajos.

  • Para ello tendrás que colocar una cabeza de ajo entera, con la cáscara incluida, dentro de una olla, y agitar un poco.
  • Con este gesto tan sencillo, que apenas te llevará unos segundos, podrás observar que la piel exterior del ajo saldrá sola de manera rápida.
  • Si tienes varios dientes de ajo que quieres pelar, sólo tendrás que continuar agitando la olla tapada y todos los dientes se acabarán por pelar.
  • Muy útil porque, además ,evitarás que se pegue en los dedos el olor fuerte que tiene el ajo.

5. Trucos con cucharas de madera

cuchara-olla_truco-600x400

Con cucharas de madera también lograréis más cosas de las que en un primer momento puede parecer. Con un gesto tan sencillo.

Y es que podrás ahorrar espacio en la cocina si te encargas de usar el agujero de la olla para sostener la cuchara.

Por otro lado, si dejas la cuchara de madera dentro de la olla mientras la comida se calienta, no correrás riesgo de que la preparación se salga cuando comience a hervir.

La espuma se concentrará alrededor de la cuchara y no continuará hasta que se derrame. Te ahorrarás el tener que limpiar.

Visita este artículo: 8 tips caseros para eliminar restos de comida pegada en las ollas

6. Con agua y sal

7 usos que le puedes dar al agua de arroz en tu salud y belleza

Este truco te ayudará a limpiar una olla que se ha quemado y utiliza ingredientes  que todos tenemos en casa como son el agua y la sal.

Toma buena nota porque si tu olla no se ha quemado mucho y la comida no está muy adherida, este truco para limpiar la olla quemada seguro que te sirve.

¿Qué tienes que hacer?

  • Lava la olla hasta que quede la menor cantidad de comida quemada posible.
  • Límpiala con agua bien caliente, jabón para platos y ayúdate de una esponja suave.
  • Acto seguido tendrás que cubrir la parte quemada de la olla con agua caliente y añadir dos cucharadas de sal.
  • Deja la cacerola en remojo 15 minutos y vuelve a frotar, si todavía quedan restos, vuelve a poner agua y sal en la olla y ponla a hervir.
  • Deja enfriar un poco y ya seguro que podrás limpiarla.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar