6 tips para cuidar tu cuerpo en el embarazo

Óscar Romero·
08 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
10 Diciembre, 2018
Cuidar tu cuerpo durante el embarazo será importante a la hora de evitar la aparición de estrías, celulitis y otras condiciones características de esta etapa. Conoce estos consejos para lograrlo.
 

Es común que en el embarazo aparezcan ciertas marcas o señales poco estéticas en el cuerpo, debido a las alteraciones hormonales que se presentan durante y después de la gestación. Además de los síntomas característicos como las náuseas y el cansancio, la piel también suele sufrir algunas alteraciones.

Aunque la gran mayoría desaparecerán con el tiempo, no está de más que inviertas un poco de energía para cuidarte. Por eso, te traemos algunos tips para que estés más que reluciente en esta bella etapa. Descúbrelos a continuación.

Cómo cuidar tu cuerpo en el embarazo: 6 tips

1. Combate las estrías

Estas líneas paralelas se forman debido al estiramiento de la piel y el desorden hormonal y, aunque se pueden desvanecer un poco como cualquier cicatriz, la mayoría son permanentes. Todos los cuerpos son diferentes, sin embargo, es usual que se presenten en muslos, caderas, glúteos, vientre y senos.

Para prevenirlas primero que todo debes controlar tu peso: es claro que aumentará por el embarazo, pero debes llevar una dieta sana y equilibrada. También, es importante el uso diario de cremas hidratantes o aceites en todo el cuerpo. Con la hidratación, la piel recuperará la elasticidad, evitando su agrietamiento.

En cuanto al uso de estos productos, una publicación de American Academy of Dermatology recomienda que se tengan en cuenta los siguientes puntos:

  • Utilizarlos cuando se evidencien las primeras estrías, para obtener mejores resultados.
 
  • Aplica el producto mediante masajes en la piel. De esta manera harás que se absorba mejor y sea más efectivo.
  • No olvides aplicarlo todos días durante todo el embarazo. Si quieres ver resultados, estos tardan semanas en aparecer.

2. Cuidado con la celulitis

Combatir la celulitis

Aunque tu cuerpo no presente marcas de celulitis, es importante que cuides tu piel para evitar que aparezcan. Si ya la sufres, con mayor razón, sigue los consejos a continuación:

  • Masajea con gel crema o aceite desde los muslos, de abajo hacia arriba, en forma circular. Esto es importante para estimular las células grasas y descongestionar los tejidos.
  • Evita la retención de líquidos y realiza alguna actividad física para favorecer la circulación sanguínea.

Ver también: Reduce la celulitis con una crema natural de aguacate y romero

3. Mantente hidratada

Una de las mejores maneras de cuidar el cuerpo en el embarazo es manteniéndolo hidratado. Con el consumo de 8 a 10 vasos de agua al día podrás ayudarle al organismo a quemar calorías, prevenir la retención de líquidos y eliminar toxinas. 

Además, de acuerdo con una investigación de The Journal of Perinatal Education, una adecuada ingesta de líquido sería fundamental para apoyar la circulación fetal, el líquido amniótico y tener un mayor volumen de sangre. Esta última resulta vital durante el parto.

 
caida-de-cabello

4. Cuida tu cabello

Aunque lo más común es que el pelo esté en su mejor momento y notes que se vuelve más abundante y brillante. En algunos casos, las mujeres embarazadas también pueden notar que el cabello se torna quebradizo y frágil, debido a los frecuentes cambios hormonales. Para evitar que sufra alteraciones drásticas, sigue estos consejos:

  • Dile no a las trenzas o algún tipo de peinado que apriete el cabello y menos si lo tienes húmedo.
  • Procura aumentar la ingesta de frutas y verduras que proporcionen antioxidantes, ya que estos ayudan a fortalecer los folículos capilares.
  • Usa agua tibia para lavarlo, ya que las altas temperaturas secan y opacan el cabello.

5. Evita el estrés

Aunque las vivencia y preocupaciones propias de la etapa del embarazo vienen cargados de estrés, es necesario que procures mantener la calma. Cuando el estrés se presenta en un nivel alto y constante, es posible que se presenten daños en la salud física y mental. Para evitarlos, practica alguna de las siguientes técnicas de relajación:

  • Respiración profunda: Respira hondo desde el abdomen hasta llenarlo de aire, entre más oxígeno inhales, menor será la tensión. Recuerda: inhala por la nariz, exhala por la boca.
 
  • Yoga: La práctica de yoga será de gran utilidad para reducir el estrés, calmar la mente y conectarte con tu cuerpo. Busca un experto para evitar lesiones y saber cuáles son las posiciones idóneas para esta etapa.
  • Relajación condicionada: Siéntate con la espalda recta, repasa tu cuerpo mentalmente y ve relajando cada una de las partes.

Siempre concéntrate en la espiración: asegúrate de que sea larga y profunda e intenta sostener el ritmo por varios segundos. Crea un ambiente especial para practicar la relajación, ya sea con ayuda de música, aromaterapia o en un espacio en el que te sientas tranquila.

Te recomendamos leer: ¿Cómo afrontar las náuseas durante el embarazo?

6. Cuida tu rostro

mascarilla para cuidar la piel en el embarazo

Limpia a diario tu rostro para que este se mantenga radiante, hidratado y sano. Para evitar la aparición de manchas oscuras o eliminarlas, sigue estas indicaciones:

  • Protege tu piel de los rayos UV: usa siempre protector solar y cubre tu rostro en los días soleados con un sombrero o sombrilla.
  • Utiliza maquillaje suave: procura usar productos de belleza  naturales para que los químicos no provoquen ningún tipo de afectación y, por el contrario, te ayuden a cuidar la piel. Recuerda eliminar todo el maquillaje de tu rostro antes de dormir, ya que los residuos de este pueden deteriorar la pigmentación de tu piel.
 
  • Aplica mascarillas: saca tiempo, al menos una vez a la semana, para hacerte una mascarilla casera. Al no contener químicos solo le brindará nutrientes e hidratación a tu piel.

¿Pones en práctica estas recomendaciones? Ahora que conoces todos estos consejos para cuidar tu cuerpo en el embarazo, no dudes en incorporarlos a tu rutina diaria. Además de cuidar tu organismo, estarás garantizando tu bienestar y el del bebé.