6 tips para dar un buen masaje erótico

Carolina Betancourth 5 marzo, 2018
Los masajes son gratificantes, pero si le añadimos una cuota de sensualidad son más excitantes. En este artículo te traemos algunos trucos que permiten despertar la creatividad para dar un masaje erótico a nuestra pareja.

Un masaje erótico es un excelente método para conectarnos con nuestra pareja. La estimulación de la piel a través de caricias es una forma de conocer su cuerpo y, al mismo tiempo, elevar su excitación sexual.

A través de diferentes técnicas podemos liberar del estrés a la otra persona induciéndola a un estado de relajación que le permite tener un encuentro íntimo más pleno.

Entre otras cosas, su práctica fortalece la confianza, rompe la monotonía y despierta sensaciones que resultan claves para alcanzar orgasmos más intensos.

¿Quieres tener un momento más romántico y apasionante con tu pareja? Si nunca le has hecho disfrutar un buen masaje, no dejes de seguir los tips que te recomendamos a continuación.

Efectos del masaje erótico

masaje-erotico

La aplicación de un masaje erótico tiene muchos beneficios para la vida sexual en pareja. El ser recorrido por esa persona sin llegar al coito de inmediato, abre la mente a un juego de seducción que despierta sensaciones inigualables.

Principales efectos para destacar:

  • Aumenta el deseo sexual en ambos miembros de la pareja.
  • Estimula las zonas erógenas antes de la relación sexual.
  • Provee creatividad en la intimidad en pareja, rompiendo la rutina.
  • Mejora la irrigación sanguínea en las zonas masajeadas.
  • Relaja los músculos y disminuye el estrés.
  • Aumenta la temperatura corporal.
  • Disminuye los dolores corporales.

Lee también: 4 posturas para practicar sexo con la regla

Tips para dar un masaje erótico a la pareja

Para hacerle un masaje erótico a nuestra pareja no tenemos que ser expertos. Aunque hay técnicas que requieren práctica, en general podemos hacerlo de forma sencilla, teniendo en cuenta algunos tips.

1. Prepara el ambiente

ambiente-romantico

Cuando aplicamos un masaje erótico, la relación íntima se torna más romántica. Por esta razón, antes de empezar, lo idóneo es preparar el ambiente para que nuestra pareja sepa que tendrá un momento especial.

  • Decora la habitación con velas aromáticas y pétalos de rosas. Asimismo, busca música relajante para hacer el amor, y ponla a volumen bajo.

2. Utiliza aceites neutros

Los aceites neutros son el complemento perfecto para la aplicación del masaje. Al rociarlos en la piel de nuestra pareja podemos deslizar con más facilidad nuestras manos mientras le damos una experiencia más relajante.

  • Procura comprar un aceite con olor agradable, cuyos componentes no causen irritación en la piel.

3. No te limites a usar las manos

masaje-erotico-pareja

Los masajes básicos se aplican con las manos. Sin embargo, si lo que buscamos es erotizarlos, debemos ser un poco más creativas para no volverlo monótono.

  • Acaricia con las manos hasta cierto momento; luego, usa tus labios, la lengua o, inclusive, hasta tus pies.

4. Prueba diferentes texturas

Hay muchos elementos que podemos utilizar para excitar a nuestra pareja durante el masaje. Si ya usamos diferentes partes de nuestro cuerpo, también es idóneo probar objetos con distintas texturas.

  • Recurre a pétalos de rosas, plumas, telas suaves o cualquier objeto delicado que puedas rozar.

 Visita este artículo:Sexo con los ojos vendados: un juego muy estimulante

5. Aplica distintas técnicas

mujer-masajeando

Podemos tener ideas erróneas en cuanto a las técnicas del masaje. A veces nos limitamos a masajear de manera circular, pasando por alto otros métodos que pueden ser muy relajantes.

  • Empieza de los pies a la cabeza, con una intensidad media. Pregúntale a tu pareja en qué nivel de intensidad o presión se siente más cómodo.
  • No pretendas abarcar todo el cuerpo de una sola vez. Inicia con un pie, luego el otro, y así sucesivamente, por partes.

Técnicas recomendadas

  • Roces: es básica y prioritaria en todo el masaje. Consiste es deslizar o rozar, con suavidad, las manos sobre el cuerpo.
  • Fricciones: se hacen con los dedos. Se trata de realizar movimientos semicirculares con ambas manos sobre la piel.
  • Amasamientos: es una técnica más compleja y apasionada. Es importante tener cuidado al ejecutarla, pues implica realizar un movimiento de torsión sobre el músculo (sin lastimar).
  • Percusiones suaves: son ideales para estimular los músculos y las terminaciones nerviosas. Consiste en hacer golpes cortos y suaves.

6. Reconoce las zonas erógenas

Como queremos estimular sexualmente a nuestra pareja, debemos aprender a reconocer sus zonas erógenas para elevar su excitación al máximo.

Asegúrate de acariciar partes del cuerpo como:

  • Pies y piernas
  • Ingle y glúteos
  • Zona íntima
  • Espalda, cuello y hombros
  • Brazos y manos
  • Cuero cabelludo
  • Zona alrededor del ombligo

Para finalizar, no olvides que debes tener las uñas cortas para no producir lesiones en la piel de tu pareja. Libérate de prejuicios y sé más apasionada y sensual que nunca.

Te puede gustar