6 tips para elegir un buen campamento de verano para tus hijos

Si ya iniciaste la preparación para el verano, te recomendamos que no deseches la idea de los campamentos, ya que siempre serán una extraordinaria opción para tus hijos

Asistir a un campamento de verano puede ser una de las experiencias más gratas e inolvidables para todo niño y adolescente. Conocer nuevas personas, vivir experiencias inéditas y, sobre todo, pasarla bien marcan la vida por siempre.

Seleccionar un buen campamento de verano para los hijos es una tarea compleja, que exige buscar información, preparar a tu hijo y dedicarle tiempo. No debería ser una decisión que se tome a la ligera, ni en la que prime la urgencia de no saber quién cuidará a los niños durante el verano, mientras los padres aún están trabajando.

¿Cómo seleccionar un buen campamento de verano?

A continuación te presentamos lo que consideramos son las 6 recomendaciones fundamentales para que logres seleccionar el mejor campamento de verano para tu hijo, acorde a tu presupuesto y seguro para la tranquilidad de todos.

1. Acuerda la decisión con tu hijo

Elegir el campamento de verano.

Si es la primera vez que tu hijo asiste a un campamento en el cual pasará algunos días lejos de casa, tiene que ir voluntariamente. De nada sirve que te esfuerces en buscar “lo mejor” si tu hijo no está involucrado y convencido de la decisión.

Si se trata de una decisión que debéis tomar porque no hay quien lo cuide durante las vacaciones de la escuela, es importante que le expliques bien tus razones, que lo involucres en la búsqueda, para hallar la mejor opción que aúne esas razones con las preferencias y puntos de vista de tu hijo.

¿Quieres conocer más? ¿En realidad los hijos son el reflejo de los padres?

2. Inicia la búsqueda con tiempo

Decidir cuál es el mejor campamento de verano para tu hijo es una decisión tan importante como decidir en qué colegio estudia. No se puede tomar en el último momento. Hay que investigar presupuestos, comparar opciones, consultar con otros padres. Eso toma tiempo.

Si a tu hijo le interesa una temática en particular (deportes, idiomas, excursionismo, clases de cocina u otros) seguramente encontrarás las opciones. Los campamentos generalistas están cediendo el lugar frente a los campamentos especializados.

Encontrar lo mejor para ti y tus hijos requiere de una búsqueda exhaustiva que compagine los intereses con tu presupuesto.

3. Investiga, pregunta, aclara dudas

Busca toda la información que consideres importante (horarios, actividades, personal a cargo, primeros auxilios, etc.). Evita dejarte llevar por lo que “está de moda” o por lo que vende la publicidad. Para ello, recuerda:

  • Revisar la página web del campamento.
  • Mirar las fotografías que publican en sus redes sociales.
  • Leer las opiniones de otros padres sobre el campamento que te interesa.
  • Preguntar directamente a otros padres, son una extraordinaria fuente de información. Es tu responsabilidad resguardar la seguridad de tus hijos durante sus vacaciones.

Organiza la información que recojas y luego pregunta a los responsables del campamento. Bien vale que les preguntes en privado mediante una llamada telefónica o por correo electrónico, o través de las redes sociales. Si puedes visitar las instalaciones antes de tomar una decisión, mucho mejor.

4. Evalúa si tu hijo está preparado

Evaluar a tu hijo por si está preparado para ir al campamento.

Un campamento de verano que involucre la pernocta fuera de casa por una o dos semanas no debería ser para niños menores de 8 a 9 años.

Aun así, hay campamentos que los reciben a partir de los 6 años. Si consideras que esa es la opción para ti, evalúa bien por cuánto tiempo enviarás a tu hijo. Un niño pequeño siempre extrañará estar con la gente que conoce.

Hay campamentos que funcionan en las instalaciones de instituciones educativas y con el mismo horario escolar. Esa puede ser una excelente opción para niños de 6 años o menores. Y puedes compaginar esas actividades con algunos planes familiares.

¿No lo sabías? 15 actividades para realizar en familia

5. Evalúa a la organización o responsables

Para seleccionar el mejor campamento, debes tomar en cuenta algunos aspectos importantes sobre la instancia u organización responsable. No es poca cosa, ya que estarán a cargo de tus hijos durante un buen número de días.

Entre las consideraciones más importantes, debes tener en cuenta:

  • Si cumple con la normativa vigente, si cuenta con seguro de responsabilidad y cuáles son sus planes de contingencia ante emergencias.
  • Si tu hijo es pequeño es bueno que el campamento de verano sea de fácil acceso para ti.
  • En caso de ser un campamento fuera de la ciudad o de tu comunidad, evalúa en cuánto tiempo puedes llegar si se presenta una emergencia.
  • Si tu niño tiene alguna discapacidad, problemas de aprendizaje o sigue una dieta estricta por una razón médica, valora si el campamento está en condiciones para atender esas particularidades.
  • Pregunta cuántos años de experiencia tienen organizando planes vacacionales para niños y adolescentes.
  • Pregunta cómo seleccionan a su personal y cuántas personas están a cargo de cuántos niños.
  • Pídeles que se comprometan por escrito sobre cómo atenderán a tu hijo en caso de emergencia.

6. Informa y prepara a tu hijo

Organización y responsables del campamento.

Es importante que tu hijo sepa de antemano con qué se va a encontrar, qué actividades van a realizar, cómo debe actuar en el caso de que se encuentre con algo que no le guste… También que se involucre en la preparación de todo lo que va a necesitar en el campamento.

Asistir a un campamento de verano es una gran oportunidad para cualquier niño o adolescente, ya que congenian lo lúdico con el aprendizaje de una materia en particular y el intercambio siempre fructífero con otros niños y adolescentes.

Es importante que tomes la decisión junto con tu hijo, para que esté preparado y disfrute al máximo de las nuevas experiencias que va a vivir en este verano.

Te puede gustar