6 tips para cuidar y dar volumen a tus labios

Además de la hidratación diaria es muy importante exfoliar los labios una vez a la semana para eliminar las células muertas y regenerar la piel

Los labios son una parte delicada de nuestro cuerpo que debemos cuidar para mantenerlos suaves, lisos e hidratados. Además, si lo hacemos con productos naturales y masajeándolos habitualmente también podemos conseguir cierto volumen natural.

Explicamos cómo debemos exfoliarlos, hidratarlos, masajearlos y protegerlos, y advertimos sobre los peligros de usar determinados labiales que contienen sustancias peligrosas para nuestra salud.

Exfoliación

Una vez a la semana o cada quince días podemos realizar una exfoliación, pero siempre suavemente, ya que es una zona muy sensible y podríamos irritarla. El peeling nos ayuda a regenerar la piel y a eliminar las células muertas que se van acumulando en las capas externas.

Usaremos aceite de oliva o de sésamo con un poco de azúcar o bicarbonato. Masajearemos suavemente los labios, aclararemos con agua tibia o fresca y los hidrataremos bien. De esta forma, a la vez que exfoliamos suavemente los labios con el azúcar, los estamos hidratando mediante el aceite.

Lee también: 9 tips para rejuvenecer el rostro de manera casera y natural

Hidratación

Es imprescindible hidratar continuamente nuestros labios, a ser posible usando productos naturales, y especialmente después de realizar una exfoliación, en épocas de climas muy fríos o muy secos, con mucho viento, etc.

  • Para ello elegiremos protectores labiales elaborados con manteca de cacao, aceite de argán, cera de abeja, etc.
  • También podemos hacer nuestro propio labial casero mezclando partes iguales de cera de abeja, manteca de cacao y aceite de oliva o de almendra.
  • Además, le podemos añadir una gota de algún aceite esencial comestible que nos guste. Por ejemplo, podemos añadir y disolver bien en la mezcla una gota de aceite esencial de jengibre, eucalipto, romero, limón, lavanda o menta.
  • Y si todavía lo queremos hacer más original, con polvo de remolacha le daremos un color rojizo. Lo pondremos todo al baño maría (excepto los aceites esenciales, que los añadiremos al apagar el fuego) y lo dejaremos fundir. Lo mezclaremos bien y lo pondremos en moldes, botecitos o en labiales vacíos. Una vez se haya enfriado se endurecerá y ya estará listo para ser usado.

Labios pintados con cacao natural

Masaje

  • Para masajear nuestros labios podemos meterlos hacia dentro y apretarlos bien, mientras sacamos el aire de nuestros pulmones, para después sacarlos hacia el exterior todo lo que podamos mientras inspiramos profundamente.
  • También podemos hacerlos vibrar, como si dijéramos la letra B, lo cual proporcionará una agradable sensación y activará la circulación.
  • Los masajearemos horizontalmente con las dos manos, como si nos estuviéramos limpiado los labios de manera exagerada, arrastrando las manos hacia fuera hasta que notemos un suave cosquilleo.

Si realizamos estos masajes durante al menos 3 minutos, en poco rato veremos como parecen más voluminosos.

labios tmblue

Protección solar

En épocas de verano, y especialmente en horas de máxima radiación solar, solemos proteger nuestra piel con factor solar pero nos olvidamos de los labios, que también son una parte muy sensible de nuestro cuerpo.

En las horas del mediodía podríamos usar protectores labiales especiales con factor solar. Los encontraremos en farmacias, pero trata de escoger uno que no lleve parabenos ni otros tóxicos para tu salud.

Lee también: El uso del arroz en la cosmética casera

Sobre los pintalabios

La mayoría de los productos de cosmética, incluidos productos de higiene personal, llevan una gran cantidad de tóxicos que, por el momento, son permitidos sin restricciones reales por parte de la Unión Europea.

Dichos tóxicos son, en su mayoría, disruptores endocrinos que, además, forman parte en la aparición de cánceres y tumores hoy en día. Y además de ser preocupante porque lo que se aplica a nuestra piel entra al organismo a través de los poros, todavía es más grave si tenemos en cuenta que lo que ponemos en nuestros labios lo ingerimos directamente.

Algunos de los componentes más peligrosos son los metales pesados, las siliconas, derivados del petróleo como la parafina líquida y los conservantes, que se acumulan en nuestro organismo y que a la larga puede ser causa de enfermedades. Además, es especialmente dañino para las embarazadas y niños, ya que puede ser absorbido fácilmente por el feto.

Por eso recomendamos usar pintalabios ecológicos o que nos garanticen que no contienen plomo, el cual se les añade para que el pintalabios dure fijado más tiempo.

Cuidado con el tabaco

Finalmente, un último consejo para fumadores. El tabaco, además de sus efectos negativos sobre la salud y de empeorar la textura y el color de nuestra piel también puede provocar la aparición de las famosas arrugas verticales encima de los labios, las cuales envejecen mucho el rostro.