6 tips para fomentar los dones de tu hijo

Como padre es importante fomentar los dones de tu hijo. Potenciar los talentos de tu hijo es clave para su lograr una buena autoestima y mejorar el bienestar general del niño.

Como padre es importante que aprendas a fomentar los dones de tu hijo desde que es muy pequeño. Fortalecer su carácter e impulsarlo para que cumpla todos sus sueños debe ser una de las tantas tareas que debes hacer con tu niño. Sobre todo, los primeros años de vida.

La mayoría de los niños tienen un talento oculto. Tu misión como padre es descubrirlo y potenciarlo. El momento ideal para fomentar los dones de tu hijo es cuando deja de ser un bebé para convertirse en un niño.

Durante este proceso, debes observarlo y descubrir lo que le apasiona y en qué disciplina destaca. De esta manera, podrás potenciar con mayor facilidad sus destrezas y habilidades. Una vez que el niño desarrolla sus cualidades, mejora sus sentidos y su capacidad motora.

¿Por qué es importante fomentar los dones de tu hijo?

El talento de un niño se reconoce por el desarrollo de alguna habilidad que se le dé con facilidad. Por ejemplo, jugar al fútbol o tocar un instrumento musical. Debes estar atento de las actividades extraescolares que pida realizar tu hijo, ya que los niños tienen capacidad de autodisciplina.

Cuando ayudas a fomentar los dones de tu hijo desde muy pequeño, lo ayudas a despertar el interés por realizar nuevas actividades. Además, favoreces el desarrollo de su autonomía y la toma de decisiones. El niño que eduques hoy es el adulto del mañana. Por eso, procura que tu hijo esté lleno de metas y que todas quiera cumplirlas.

Los principales tips para fomentar los dones de tu hijo

Padres besando a su hija

Hay niños que desde pequeños tienen mucho interés por ciertas actividades. Se apasionan tanto por ellas que deciden perseverar hasta lograr sus objetivos. Los niños necesitan una gran motivación y tú debes ser partícipe de ella, animándolo en cada una de sus actividades.

1. Estimula sus habilidades y capacidades

El talento de tu hijo es natural. Sin embargo, si logras incentivar adecuadamente las habilidades y destrezas del niño, impulsas el desarrollo de sus talentos. Por eso, si observas que muestra interés por ciertas cosas, procura inscribirlo en actividades que fomenten su aprendizaje.

Si a tu niño le gusta pintar, puedes hacer actividades con él en casa o inscribirlo en talleres de dibujo. También puedes llevarlo a visitar museos o buscar y aprender con él sobre los diferentes tipos de pintura. Es sumamente importante que, antes de hacer cualquier cosa, le consultes y todo sea bajo su consentimiento y no por obligación.

Lee este artículo: 9 frases motivadoras para nuestros hijos

2. Motívalo en todo momento

Una de las maneras en la que puedes darle motivación a tu hijo es haciéndole saber que estás seguro de él. Tú le inculcaste valores, le enseñaste lo bueno y lo malo y le ayudas en su toma de decisiones. Por esta razón, deberías confiar que todo esto lo aplicará y podrá lograr sus objetivos solo.

Hazle saber a tu hijo que va teniendo pequeños logros y lo valoras. Tu compañía también es importante. Por eso, intenta tener tiempo para todo. En cada actividad, acompáñalo y bríndale palabras de aliento. No lo presiones ni le exijas más de lo que puede, ya que lo puedes desmotivar.

3. Reconoce sus talentos

Reconocer sus talentos es el primer paso para fomentar los dones de tu hijo. Presta mucho atención a lo que hace tu hijo durante su tiempo libre. Observa si le gusta leer, cantar, bailar o incluso, ver documentales sobre animales o historia. Esto dará inicio al proceso para potencializar sus habilidades.

Tu hijo puede tener más de un talento. Algunos niños son buenos para los deportes y pueden practicar cualquiera con mucha destreza. Sin embargo, siempre habrá uno en el que destaquen más. Entonces, su talento estará dirigido hacia el deporte.

No obstante, un niño que tiene talento para los deportes también lo puede tener para el canto o las matemáticas. Es importante que no lo limites y dejes que experimente con diferentes actividades. Por esta razón, la motivación principal de tu hijo debe ser la pasión por alguna de las destrezas que le gusten.

4. Muestra orgullo ante sus logros

Existe muchas maneras de hacerle saber a tu hijo lo orgulloso que estás de él. Si lo elogias a través de pilares como el esfuerzo, la persistencia y el reconocimiento, puede lograr una mentalidad positiva y de completo crecimiento. Alentar al niño favorece su autoconfianza y le ayuda a superar obstáculos del día a día.

En los niños, el elogio y el aliento tienen un poder inconmensurable y ayudan incrementar la autoestima. Sin embargo, se deben realizar de la forma correcta. Cuando tu hijo sienta que lo valoras, su desarrollo emocional le permitirá el desarrollo de sus habilidades.

5. Oriéntalo en sus actividades favoritas

Para poder orientarlo, debes ayudar a fomentar la seguridad de tu hijo en sus talentos y destrezas. Además, deben escoger juntos en qué actividades quiere invertir su tiempo y de qué manera puede mejorar día a día. Investiguen qué beneficios le trae aquella actividad y cómo le puede ayudar en el futuro.

Descubre: ¿Qué hago si mi hijo no está de acuerdo conmigo?

6. Evita presionarlo

Sabemos que quieres que tu hijo sea el mejor en todas las actividades que realice, pero recuerda: el niño necesita equivocarse para aprender. Evita exigirle más de la cuenta. En muchos de los casos, esto conlleva a consecuencias negativas que le van a afectar en cualquier ámbito de su vida.

Someter a tu hijo a la perfección y a la presión hará que sea más introvertido e inseguro. Además, ocasionará que tu hijo se aleje de ti y sienta que no te importa porque no es perfecto. Por otro parte, también le genera estrés y esto puede causar ira, depresión y ganas de estar solo.

Si estás siendo muy exigente con tu hijo, reconócelo. Este es el primer paso. Después busca momentos para reflexionar y hablar con tu hijo sobre sus aspiraciones y metas. Dale afecto y mantén una buena comunicación. A su vez, fomenta su autonomía y deja que tome sus propias decisiones.

Conclusiones

Padre e hijo dibujando

Fomentar los dones de tu hijo es muy importante para su crecimiento personal. Recuerda que eres su guía y su principal apoyo. Él necesita sentir de tu compañía y tus ánimos en cualquier paso que da. Si ves que lo que está haciendo le hace feliz, no dejes que se desanime por pequeños obstáculos. Invítalo a ser mejor cada día y superarse por sí mismo.