6 tips sencillos y originales para sacar provecho a un plátano

Elena Martínez Blasco · 8 mayo, 2017
Gracias a sus múltiples beneficios el plátano puede convertirse en un aliado de nuestra salud e incluso ayudarnos a obtener un extra de energía, sin hacernos subir de peso.

A pesa de su mala fama, el plátano no engorda. Al contrario, si se sabe aprovechar puede ayudar a bajar de peso. Se puede comer de diversas maneras, solo o acompañado de otros ingredientes, por ende, es una buena opción tanto para meriendas como para acompañar platos varios.

Se trata de un alimento muy nutritivo y recomendable para la salud. A continuación te comentamos cómo sacarle provecho en el día a día, de formas fáciles y deliciosas. 

Su valor nutricional

Como ya veníamos diciendo, el plátano es una fruta que resulta muy agradable al paladar, tanto por su buen sabor como por su textura suave. Es muy conocido por ser una gran fuente de potasio, pero también cuenta con otros nutrientes tales como: vitamina B6, magnesio, fructooligosacáridos no digeribles e hidratos de carbono.

Sí, aunque es rico en hidratos de carbono, si se come con moderación, junto con una buena porción de proteínas, no tiene por qué promover el aumento de peso. De hecho, dado que es muy rico en fibra, ayuda a mejorar el tránsito intestinal. 

El plátano es una fruta que nos aporta mucha energía, sin hacernos ganar peso. Por tanto, será siempre, lo más saludable que podemos comer cuando queremos algo dulce, pero saludable.

Entre sus múltiples beneficios, destacan sus propiedades para:

  • Reducir la hipertensión.
  • Evitar los calambres musculares.
  • Combatir la retención de líquidos.
  • Calmar la acidez estomacal.
  • Regular el sistema nervioso.
Bananas

Descubre El potasio: un mineral multipropósito

Tips para aprovecharlo

A continuación, damos algunas ideas originales y sencillas para disfrutar del plátano, cada día, de una manera diferente.

1. Haz batidos más nutritivos y consistentes

El plátano es una fruta que se adapta muy bien a otros ingredientes y que, gracias a su textura suave pero consistente, ayuda a preparar bebidas cremosas, sin que tengamos que recurrir a alimentos grasosos, como los lácteos.

Por ejemplo, un batido de plátano y espinacas, con apenas un poco de leche de soja queda sensacional y altamente nutritivo. No obstante, los batidos más deliciosos siempre serán el de plátano y cacao; y el de plátano y fresas.

Batidos-de-banana

Te puede interesar: 3 formas de preparar licuados veganos

2. Menos azúcar

En lugar de añadir azúcar a las recetas, se puede recurrir a esta fruta cuando está bien madura. De esta forma, la preparación queda con buen gusto pero libre de azúcares refinados. Eso viene a ser ideal en la preparación de postres varios. 

Ahora bien, si se va a aprovechar solo, es recomendable no comerlo tan maduro, a fin de evitar, precisamente, la alta cantidad de azúcar que contiene en este estado.

3. Menos harinas, menos huevos

Si te gusta hacer repostería casera, puedes sustituir una parte de las porciones de harina por uno o dos plátanos (según sea el caso). De este modo conseguirás una receta más digestiva y jugosa, solamente con este pequeño cambio.

También es una buena alternativa para personas celíacas o que no digieren bien algunos tipos de hidratos de carbono.

Si está bien maduro, se puede utilizar como sustituto del huevo, a razón de un plátano machacado en lugar de un huevo; esto viene a ser una buena alternativa para las personas que llevan una alimentación vegana, es decir, libre de alimentos de origen animal.

4. Desayuno instantáneo

¿Quieres un desayuno instantáneo, delicioso y muy gano? Prueba a hacerte unas tortitas caseras de plátano.

Ingredientes (para 1 porción)

  • 1 huevo.
  • 1 plátano bien maduro.
  • Opcional: miel de abejas.
  • Mermelada, chocolate o mantequilla de cacahuete para acompañar.

Preparación

  • Batiremos bien el huevo, con un tenedor o en la batidora.
  • Añadiremos el plátano. Si lo hacemos a mano lo machacaremos bien con el tenedor.
  • Aunque ya es dulce, si lo deseamos, podemos añadirle un poco de miel de abeja.
  • Cocinaremos esta masa en la sartén, como si fuera una tortilla, con un poco de aceite, por ambos lados. Tiene que quedar bien hecha, pero blandita.
  • Una vez esté lista, le añadiremos el condimento que deseemos y la comeremos caliente.
tortitas de plátano

5. Plátano deshidratado a todas horas

Un buen tentempié consiste en cortar el plátano en rodajas muy finas y hornearlas a temperatura muy baja, a unos 40 ºC, hasta que se deshidraten y se vuelvan crujientes.

Tardará entre una y dos horas pero tendremos un aperitivo listo para tomar a cualquier hora del día. Con él lograremos evitar la ansiedad por comer otros tipos de dulce.

6. Sorbete de plátano

Para las personas que tengan una procesadora de alimentos o una batidora de buena potencia, recomendamos un sorbete de plátano, rapidísimo y muy fácil de preparar.

Solamente tenemos que congelar el plátano bien maduro y después triturarlo hasta que quede cremoso y granizado como un sorbete. Podemos añadirle un poco de canela o cacao en polvo.

¡Comienza a sacar provecho!

El plátano es una fruta muy versátil en la cocina. Por ello, vale la pena buscar y probar las diversas formas de aprovecharlo. ¿El resultado? Preparaciones más nutritivas y sanas.

  • Waizel-Haiat S y cols. Cacao y chocolate: seducción y terapéutica. An Med (Mex) 2012; 57 (3): 236-245. [En línea] Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/abc/bc-2012/bc123k.pdf
  • Plátano. Fundación Española de Nutrición. [En línea] Disponible en: http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/platano.pdf
  • Peralta, A. ¿Es verdad que el plátano engorda? El Universal - Menú. [En línea] Disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/menu/es-verdad-que-el-platano-engorda