6 tips para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

Elena Martínez 31 mayo, 2016
Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel debemos actuar tanto a nivel interno como externo y, además de aplicarnos cremas, es conveniente beber abundante agua y consumir alimentos antioxidantes

La piel envejece al ritmo del resto del cuerpo. A veces incluso más rápido, ya que está expuesta a muchos factores, tanto internos como externos, que le afectan de manera directa día tras día, lo cual va ocasionando un envejecimiento prematuro.

En este artículo te damos algunos tips muy efectivos para combatir el envejecimiento prematuro de la piel de manera sencilla y natural. 

1. Bebe agua

Bebe agua

El envejecimiento prematuro está relacionado siempre con una pérdida de hidratación. Por este motivo siempre debemos intentar beber suficiente agua durante el día.

No obstante, para que el agua nos ayude a limpiar las toxinas de la piel y mantenerla hidratada, debemos beber el agua siempre fuera de las comidas, en especial en ayunas. Este detalle es muy importante para conseguir el objetivo.

Si te cuesta beber agua, empieza por prepararte infusiones de plantas medicinales sin azúcar o bien añádele un chorro de jugo de limón fresco, para darle un toque de sabor y aumentar las propiedades curativas.

Ver también: 3 remedios increíbles con cáscara de limón

2. Hidrátate bien

Del mismo modo que debemos hidratarnos por dentro también lo haremos por fuera, usando a diario la loción hidratante adecuada para nuestro tipo de piel.

Muchas personas no se aplican nada porque no han encontrado el producto indicado, ya que cada piel necesita ingredientes específicos, a poder ser naturales.

  • Piel seca: Aceites nutritivos como el de oliva, el de almendra, el de sésamo, el de argán o el de rosa mosqueta.
  • Piel mixta: Aceites reguladores como el de jojoba o el de coco.
  • Piel grasa: Hidratantes ligeros como el gel de aloe vera o cremas con limón o menta.
  • Piel sensible: Lociones con aceite de lavanda o de rosa.
  • Piel con acné: Lociones ligeras con aceite esencial de árbol de té.

3. El sol y el envejecimiento prematuro

El sol y el envejecimiento prematuro

A menudo hemos oído que el sol es un gran oxidante de la piel que provoca envejecimiento cutáneo prematuro. No obstante, si lo tomamos con mesura, el sol es también una terapia medicinal que mejora nuestra salud y nos da un aspecto muy saludable.

Como el rostro es una parte muy delicada, debemos tomar el sol siempre de manera muy gradual, a primera hora de la mañana o última de la tarde, en exposiciones muy breves.

Para el resto de ocasiones usaremos siempre protección solar y nos cubriremos la cabeza.

4. Alimenta la piel

Para aportar un extra a tu piel te recomendamos que cada semana te realices una mascarilla para nutrir tu cutis y mantenerlo saludable, hidratado, luminoso y joven. 

Puedes usar alimentos de tu cocina que le sienten bien a tu piel. Te hacemos algunas propuestas:

  • Piel seca y normal: Aguacate, aceite de oliva, plátano maduro.
  • Piel grasa y sensible: Yogur, leche de avena, miel, jugo de pepino.

A nuestra mascarilla le añadiremos siempre cacao en polvo, uno de los alimentos más antioxidantes que tenemos. Además, es un ingredientes que hidrata la piel sin aportarse grasa, ideal para todo tipo de pieles.

5. Exfóliate cada semana

Exfóliate cada semana

Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel debemos facilitar la renovación natural de las células cutáneas, que son las encargadas de regenerarse y aportar flexibilidad a nuestro cutis.

La manera más sencilla de lograrlo consiste en hacernos una exfoliación cada semana o cada 10 días. Podemos usar ingredientes como la sal, el azúcar o el bicarbonato, o bien frutas, que nos exfoliarán gracias a sus enzimas, como el tomate o la piña.

Después de realizarnos una exfoliación siempre debemos hidratarnos la piel. 

Te recomendamos leer: Conoce los 6 mejores usos de la cerveza para tu piel y cabello

6. Toma superalimentos antiox

Hoy en día se habla mucho de los superalimentos con propiedades antioxidantes que tienen la virtud de mantenernos jóvenes más tiempo, tanto por dentro como por fuera.

Debemos incorporar estos alimentos a nuestra alimentación diaria para que formen parte de nuestra rutina y no nos supongan ningún esfuerzo.

Podemos tomarlos en batidos o combinarlos con otras comidas, para una mayor comodidad.

A continuación te decimos cuáles son algunos de los más antioxidantes:

  • Uvas, incluyendo las semillas y la piel.
  • Arándanos.
  • Cacao puro amargo.
  • Café biológico sin torrefactar.
  • Té verde.
  • Brócoli.
  • Aguacate.
  • Semillas.
  • Cítricos, incluyendo su peladura.
  • Pescado azul.
  • Semillas de lino y de chía trituradas o en aceite de primera presión en frío.
  • Fresas.
  • Tomate.
Te puede gustar