6 tips para retomar el control cuando tu vida va mal

El primer paso para retomar el control de tu vida es aceptar que lo has perdido para así poder comenzar desde cero e ir avanzando hacia el bienestar

Cuando las cosas están fuera de control, lo más sencillo es tratar de negar la situación y hacer todo lo posible por no ver más lo que está pasando.

El problema es que esto no soluciona nada. De hecho, el efecto puede ser peor en algunos casos, por ejemplo, si son problemas financieros o de salud.

Entendemos que retomar el control cuando tu vida va mal parece imposible cuando las deudas se acumulan. La buena noticia es que no estás solo ni condenado a ver desmoronarse todo lo que amas.

Pon en práctica los siguientes consejos y marca tu camino para salir de ese punto que te tiene atrapado.

1. Empieza a contarte una historia diferente

6 tips para retomar el control cuando sientes que tu vida va mal

Piensa por un momento y analiza qué dices a los demás cuando te preguntan sobre tu vida. ¿Sueles hablarles de lo mal que te va? ¿Siempre te quejas o te muestras deprimido?

De ser así, debes saber que para retomar el control cuando tu vida va mal primero debes cambiar tu diálogo interno y la forma en que te expresas sobre ti.

Tal vez has escuchado alguna vez sobre el “síndrome del impostor”. En este caso, hablamos de que realmente te conviertas en un impostor, pero desde una perspectiva positiva. Comienza a contar tu historia según tus triunfos y el futuro que anhelas.

Es un proceso complicado, por lo que te requerirá de un cierto esfuerzo cada vez. Cuando notes que estás regresando al viejo hábito de hablar en negativo, cambia inmediatamente sin esperar ni darte tiempo de analizar la situación.

Lee también: Consejos para amarse a uno mismo

2. Piensa que todo es posible de realizar

Retomar el control cuando tu vida va mal pensando que es imposible salir de tus problemas es una forma de autosaboteo. Desde luego que si tienes un sueño o una meta muy grande, no puedes pensar en lograrlo en un período irreal de tiempo.

Lo que necesitas es convencerte de que es posible, porque en la mayoría de los casos es así. ¿Tu vida va mal porque estás ahogado en deudas?

Seguro que pagar te parece irreal pero, en realidad, solo necesitas una estrategia que te permita alcanzar pequeñas metas cada vez.

3. Ponle un alto al desastre creando orden

La libertad del control de las emociones

La situación que te tiene pensando en cómo retomar el control cuando tu vida va mal seguramente tiene que ver con la falta de orden en tu vida.

Cuando te sientes fuera de control o sobrepasado, es posible que lo primero que consideres sea alejarte un poco o negar la situación.

Lo que realmente necesitas es trabajar en esa situación para hacerla manejable de forma realista.

  • Comienza listando los problemas que te tienen mal e identifica con cuáles puedes lidiar por tu cuenta y al momento.
  • Luego, analiza si hay alguien que pueda asesorarte con lo que no entiendes o con lo que está fuera de tu control realmente.

4. Adopta pequeños cambios cada día

Para retomar el control cuando tu vida va mal no puedes esperar modificar tu comportamiento de un día para el otro. Aunque sean cosas que debas hacer, date la oportunidad de avanzar gradualmente en lugar de machacarte todo el día pensando en tus obligaciones.

  • Esto permitirá que te adaptes a tu nuevo estilo de vida y adquieras la mentalidad necesaria para ello.
  • Cuando dejas de pensar en la transformación total, te puedes enfocar en los pequeños pasos y en su resultado positivo en tu vida.

Con el tiempo, ver estos resultados te ayudará a hacerlos permanentes y a tener mayor confianza en ti.

Te recomendamos leer: 8 tips para tener un estilo de vida más saludable

5. Elimina las relaciones que te mantienen en ese punto negativo

Recuerda que el problema radica

Puedes perder la visión real de lo que eres y de tus metas a causa de la gente que está alrededor. Puede ser que sus mensajes sean negativos, que no les importe ayudarte o que simplemente tengan valores y sueños distintos.

Si te das cuenta de que lo que te está complicando el proceso de retomar el control cuando tu vida va mal son ciertas personas, es momento de alejarte.

No obstante, esto no siempre implica que cortes toda relación con ellos.

Algunas veces esto podría ser imposible, porque se trata de la familia o amigos de toda la vida. En ese caso, procura marcar una línea para que no te afecten sus actitudes o comentarios.

Si tienes duda sobre si deberías continuar o no esa relación, recuerda que las relaciones negativas son una carga que te causa problemas y sensaciones negativas.

Lo que tú necesitas para salir de la situación que te afecta es gente que sea un apoyo para hablar y buscar soluciones. Eso sí, no esperes que ellos resuelvan tus problemas.

6. Acepta tu responsabilidad

El último punto para retomar el control cuando tu vida va mal es aceptar que ha sido tu responsabilidad llegar al punto en que estás.

No importa de qué se trate, la realidad es que tú debiste tomar alguna decisión para llegar ahí. En algunos casos quizás tomaste la decisión de no decidir.

Cuando logras esto, estás en el punto exacto para dejar de sentirte como una víctima y realmente enfrentar lo que se presenta.

¿Te has enfrentado a una situación en la que habías perdido todo el control de tu vida? ¿Estás en ello? ¿Cómo lo estás enfrentando?