6 tratamientos naturales que te ayudan a disolver los coágulos de sangre

Carolina Betancourth 19 enero, 2018
Además de fluidificar la sangre, gracias a sus propiedades, el ginkgo biloba elimina las toxinas y previene la formación de embolias y de trombos

Un coágulo de sangre es una masa que se forma por la agrupación de plaquetas o glóbulos rojos cuando se produce una lesión o rompimiento del vaso sanguíneo.

La coagulación es un proceso normal del organismo que evita la pérdida excesiva de sangre en casos de hemorragias.

No obstante, puede ser bastante peligrosa cuando se da en el interior de vasos sanos o cuando no se disuelve después de haber cumplido su función.

Como consecuencia, desencadena interrupciones o bloqueos en el flujo de la sangre, incrementando el riesgo de padecer graves enfermedades y daños en los tejidos.

Teniendo en cuenta el peligro que representan, a continuación queremos compartir en detalle 6 interesantes tratamientos naturales que ayudan a disolverlos.

¡No dudes en probarlos!

1. Jengibre

jengibre

El jengibre está compuesto por vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que ayudan a fluidificar la sangre para detener la formación de coágulos.

Sus propiedades estimulan el flujo sanguíneo y ayudan a mantener elásticas las arterias.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la infusión y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 3 tazas de infusión de jengibre al día, hasta notar una mejoría.

Visita este artículo: Alimentos que tapan las arterias

2. Clavo

El clavo concentra grandes cantidades de polifenoles, sustancias anticoagulantes que ayudan a mantener una óptima circulación sanguínea.

Estos antioxidantes, sumados a sus vitaminas y minerales, evitan la acumulación de lípidos y toxinas en la sangre, los cuales pueden producir obstrucción.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de clavo de olor (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte el clavo de olor en una taza de agua caliente y tapa la bebida.
  • Espera que se refresque 10 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 2 tazas de infusión de clavo al día.

3. Ginkgo biloba

ginkgo-biloba

Las hojas de ginkgo biloba son un conocido remedio antioxidante y antiinflamatorio que reduce las dificultades del sistema circulatorio, incluyendo la formación de coágulos.

Sus extractos naturales fluidifican la sangre, ayudan a eliminar las toxinas y previenen las embolias y las trombosis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de ginkgo biloba (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega una cucharada de hojas de ginkgo biloba en una taza de agua hirviendo.
  • Cubre la bebida con una tapa, deja que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión al día, durante 3 semanas seguidas.

4. Hamamelis

El consumo regular de infusión de hamamelis ayuda a restablecer la circulación sanguínea al disolver los pequeños coágulos que van produciendo obstrucciones en los vasos.

Esta planta actúa como tónico en las venas y, entre otras cosas, disminuye los desequilibrios inflamatorios que las afectan.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hamamelis (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharada de hamamelis en una taza de agua y ponla a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Cuando esté lista, deja que repose a temperatura ambiente y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión al día, mínimo durante 2 semanas seguidas.

5. Alcachofa

Alcachofa

Entre las muchas propiedades medicinales que contiene la alcachofa nos encontramos con que es ideal para disminuir la formación de coágulos de sangre.

Sus propiedades restablecen la circulación en zonas problemáticas y ayudan a purificar la sangre ante la presencia de toxinas y grasas.

Ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Corta una alcachofa en varios trozos y ponla a hervir en una olla con agua.
  • Cuando llegue a ebullición, reduce el fuego y déjala de 3 a 5 minutos más.
  • Tapa la bebida y espera que repose a temperatura ambiente.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de bebida a media mañana y repite la toma en la tarde.
  • Realiza el tratamiento, por lo menos, durante 3 semanas.

¿Quieres conocer más? Lee: Los beneficios de la alcachofa, el mejor remedio natural

6. Pimienta de cayena

La pimienta de cayena contiene un fitoquímico natural, conocido como piperina, al cual se le atribuyen propiedades anticoagulantes.

Esta sustancia equilibra el flujo de la sangre en el cuerpo y evita la obstrucción y estrechamiento de las venas.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de pimienta de cayena (1 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la pimienta de cayena en una taza de agua caliente.
  • Deja reposar la bebida hasta que esté tibia.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión a media mañana, todos los días.
  • Repite el tratamiento durante 3 semanas.

¿Tienes síntomas de coágulos de sangre? Aunque estos remedios naturales pueden ser útiles para controlarlos, es importante que consultes al médico para evaluar la severidad del problema.

Si estás consumiendo medicamentos anticoagulantes, pregunta al especialista antes de consumir estos complementos.

 

Te puede gustar