6 tratamientos de origen natural para calmar la mastitis

Además de aliviar los síntomas de la mastitis, con estos remedios naturales podemos seguir amamantando a nuestro bebé sin problema, ya que no son tóxicos para él

La mastitis es una infección del tejido mamario que puede cursar con sensibilidad, dolor y enrojecimiento en una o ambas mamas.

Si bien no representa un problema para el bebé, la severidad con que se presenta puede interrumpir la lactancia por las incomodidades que produce en la madre.

Por este motivo, además de atender las recomendaciones médicas, es bueno tener en cuenta algunos tratamientos naturales que pueden ayudar a calmarla.

En el siguiente espacio te compartimos los 6 mejores para que no dudes en aplicarlos si te enfrentas a este problema.

¡Apunta!

Qué es la mastitis

Como hemos explicado, la mastitis es una inflamación del tejido mamario. Por eso, esta dolencia afecta con frecuencia a las mujeres que están amamantando. Sin embargo, en mínimos casos, puede darse por otros tipos de infecciones no relacionadas con la lactancia.

Se produce por una obstrucción de los conductos de la leche. Esto posibilita el crecimiento de bacterias como la Staphylococcus aureus, que consigue ingresar al seno a través del pezón.

Además, puede venir acompañada con malestar general, episodios de fiebre y síntomas similares a los de un resfriado común.

Asimismo, si no se trata a tiempo, se pueden desencadenar infecciones en la mama. Por eso, es muy importante acudir a nuestro médico de inmediato. Este nos dará el tratamiento más adecuado.

Además, puede ser recomendable combinar nuestro tratamiento médico con ciertos remedios naturales. Estos pueden ser especialmente útiles para aliviar ciertos efectos asociados a esta condición.

A continuación, te presentamos 6 alimentos que pueden ayudarte a aliviar la mastitis.

1. Tomillo

infusión de tomillo

Las compresas con infusión de tomillo son una herramienta terapéutica con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Por eso, en conjunto, puede ayudar a acelerar la curación de la mastitis.

Su aplicación directa ayuda a disminuir la irritación de los pezones y calmar la sensación de dolor y el enrojecimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharada de tomillo (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, añade una cucharada de tomillo en una taza de agua hirviendo y luego tápalo.
  • Por último, deja reposar la bebida 15 o 20 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Sumerge un paño o compresa en el líquido y luego aplícalo sobre los senos durante 20 minutos.
  • Puedes repetir el remedio 2 veces al día si lo consideras necesario.

Ver también: Los 9 síntomas de cáncer de mama que toda mujer debe conocer

2. Romero

El efecto emoliente y antiséptico del romero puede contribuir a calmar los síntomas causados por la infección en los senos.

Sus propiedades ayudan a disminuir la sensibilidad y reducir la hinchazón de la zona.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de romero (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, vierte el romero en una taza de agua hirviendo y luego tapa la bebida.
  • Finalmente, deja que repose 20 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Sumerge una compresa en la infusión y después aplícala sobre el seno afectado durante 15 minutos.
  • Puedes repetir su uso 2 o 3 veces al día.

3. Fenogreco

fenogreco

La infusión de fenogreco actúa como un tónico natural para la piel. Este puede ayudar a disminuir las grietas, el ardor y otros molestos síntomas que acompañan la mastitis.

Esto se debe a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que ayudan a eliminar las toxinas que dañan la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de fenogreco (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, añade las hojas de fenogreco en una taza de agua hirviendo y luego déjalas reposar 10 minutos.
  • Por último, filtra la bebida y aplícala lo más caliente que la soportes. Ten cuidado.

Modo de uso

  • Humedece un paño o toalla con la infusión y luego aplícala sobre el o los senos afectados durante 20 minutos.
  • Puedes repetir su uso 2 veces al día, hasta curar la infección.

4. Zanahoria y miel

Una mascarilla de uso externo con zanahoria y miel de abejas puede contribuir a reducir el ardor y la sensibilidad en las mamas.

La miel cuenta con un ligero efecto antibiótico que, sobre la piel, puede ayudar a tratar las infecciones.

En cuanto a la zanahoria, esta contiene vitamina C, un nutriente muy beneficioso para la piel.

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Primero, procesa una zanahoria en la licuadora hasta obtener una pasta espesa.
  • Luego, viértala en un recipiente y mézclala con la miel.

Modo de uso

  • Frota la mascarilla sobre el seno afectado y déjala actuar 20 minutos.
  • Finalmente, enjuaga con agua tibia. Puedes repetir su uso 2 veces al día.
  • Si sigues amamantando a tu bebé, ten cuidado. Debes limpiar bien la zona. La miel no es muy recomendable para los niños menores de 2 años.

5. Caléndula

flor de caléndula

Las propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y cicatrizantes de la caléndula contribuyen a controlar la infección en los senos. Así, puede ayudarnos a calmar el dolor y prevenir algunas complicaciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de caléndula (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, vierte las flores de caléndula en una taza de agua hirviendo y luego tapa la bebida.
  • Cuando repose, cuélala y aplícala.

Lee también: 7 motivos por los que te pueden doler los senos

Modo de uso

  • Sumerge un paño limpio en la infusión y después aplícalo como compresa sobre el seno afectado.
  • A continuación, deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Puedes repetir su uso 3 veces al día.

6. Malva

Los extractos que liberan las hojas de malva en una decocción pueden disminuir la inflamación y el dolor ocasionados por la mastitis. Esto se debe a sus propiedades emolientes, antioxidantes y antiinflamatorias. Así, puede ayudarnos a acelerar su recuperación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de malva (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero, agrega las hojas de malva en una taza y después caliéntala, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Finalmente, tapa la bebida, déjala reposar a temperatura ambiente y, cuando esté apta para su uso, cuélala.

Modo de uso

  • Humedece un paño con la bebida y luego frótalo sobre el seno afectado.
  • Déjalo actuar 20 minutos y finalmente limpia la superficie con agua tibia o una toallita húmeda.

La mastitis tiende a presentar algunas complicaciones cuando no se le brinda un tratamiento. Por esto, además de emplear estos remedios, es importante consultar al médico.

  • Mayo Clinic. Mastitis. 2018. Available at: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/mastitis/symptoms-causes/syc-20374829. Accessed 12/04, 2018.
  • MedlinePlus. Enfermedades del seno. 2018. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/breastdiseases.html. Accessed 12/04, 2018.
  • Wikipedia. Staphylococcus aureus. 2018. Available at: https://es.wikipedia.org/wiki/Staphylococcus_aureus. Accessed 12/04, 2018.