6 trucos para comer 300 calorías menos al día

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 12 febrero, 2019
Elegir meriendas ligeras y preparar algunas infusiones de plantas puede ayudar a ahorrar hasta 300 calorías al día. Esto, además, podría favorecer la pérdida de medio kilo a la semana.

Para nadie es un secreto que el consumo excesivo de calorías es uno de los principales detonantes del sobrepeso, junto a los malos hábitos y el sedentarismo. Por eso, aprender los trucos para comer 300 calorías menos durante el día puede ayudar a lograr el peso ideal.

Es muy difícil que una dieta dé buenos resultados cuando no se tienen en cuenta el número de calorías. Si bien los planes hipocalóricos agresivos producen efectos rápidos, a medio y largo plazo conducen al fracaso y causan efectos contraproducentes en el organismo.

Por esta razón, en lugar de seguir esos planes «milagro», lo mejor es mantener una dieta equilibrada. Así, aplicando algunos tips para minimizar el total de calorías, es posible adelgazar de forma segura y eficaz. ¡Descúbrelo!

Los mejores trucos para comer 300 calorías menos

Dejar de comer 300 calorías menos durante el día puede ayudar a perder hasta medio kilo en una semana. Sin embargo, sus efectos varían en función del ritmo del metabolismo de cada persona y, por supuesto, de los demás hábitos alimentarios que mantenga.

De nada sirve poner en práctica los trucos recomendados si la alimentación sigue siendo rica en grasas trans, en azúcares y en alimentos dañinos. Entonces, para lograr un cambio notorio, se trata de aplicarlos dentro de una dieta balanceada y completa. ¿Listo para intentarlo?

Lee también: ¿Se pueden quemar calorías tomando agua helada?

1. Tomar una merienda saludable

Meriendas sanas y bajas en calorias.

Algunas personas mantienen hábitos alimentarios saludables y se preocupan por comer platos principales bajos en calorías. Sin embargo, cuando llega la hora de la merienda, no toman buenas decisiones porque eligen alimentos que contienen muchas calorías.

Por ejemplo, un cruasán puede alcanzar hasta 300 kcal por porción, sin contar las que suma el café con leche y azúcar, que son hasta 66 kcal. En cambio, un yogur bajo en grasa, un tazón de frutas o un vaso de leche vegetal no suma más de 150 kcal. ¿Hay más meriendas saludables? ¡Sí!

  • Tazón de avena con fruta.
  • Colada de avena.
  • Galletas integrales con aguacate.
  • Infusiones de plantas.
  • Licuados de frutas y vegetales (sin cremas o añadidos).
  • Puñado de frutos secos con yogur bajo en grasa.
  • Sándwich de vegetales.
  • Zumo de naranja.

2. Comer los sándwiches abiertos

Los bocadillos pueden ser una bomba cuando no se preparan con cuidado. Por eso, si lo que buscas es comer 300 calorías menos, una buena opción es hacer los sándwiches abiertos. Con este método ahorras hasta 110 kcal; además, si evitas los aderezos, ahorras otras 120 kcal. Por último, si usas atún en agua ahorras otras 65 kcal en comparación con el de aceite.

Recuerda usar una variedad de pan con alto contenido en fibra. Esto aumentará la saciedad postpandrial, según un artículo publicado en la revista «European Journal of Clinical Nutrition». De este modo se reducirá el riesgo de volver a picar alimentos calóricos tras esta ingesta.

3. Elegir ensaladas ligeras

Ensalada en plato pequeño.

¡Mucho cuidado! A veces las ensaladas son las que conducen al fracaso en la dieta. Aunque solemos relacionar esta comida con un plato ligero y saludable, no todas las recetas son buenas. De hecho, muchas son enemigas potenciales de un peso sano.

Para comer 300 calorías menos al día sería bueno revisar qué ingredientes contiene la ensalada elegida. Si tiene añadidos de queso, jamón o aderezos llenos de grasa, es mejor descartarla. En su lugar se deben comer las que son abundantes en vegetales frescos y crudos.

4. Moderar el consumo de aceite

Hay muchos métodos que permiten moderar el consumo de aceite en la alimentación regular. Si bien hay opciones saludables como el de oliva, canola o girasol, en cualquier caso es mejor minimizar su ingesta al hacer preparaciones.

Así pues, para disminuir el total de calorías de los platos, es bueno optar por métodos de cocción al vapor o en agua. Si es necesario usar aceite, un buen truco es aplicarlo con un pincel de silicona o spray para no caer en excesos.

De todos modos no olvides que la grasa es un nutriente esencial en la dieta. Es necesario consumirla, aunque en las cantidades adecuadas. Una cucharada o dos de aceite de oliva en crudo al día aportarán ácidos omega 3 necesarios para el organismo. Estos cuentan con múltiples funciones, una de ella es reducir el riesgo cardiovascular, según un estudio publicado en la revista «Circulation».

5. Evitar las natas y cremas

Mantequilla y crema.

Las natas y la crema de leche están prohibidas en cualquier plan de alimentación para adelgazar. Aunque una cucharada suma apenas unas 52 kcal, usarlas en ensaladas o sopas puede sumar con facilidad hasta 300 kcal.

Por lo tanto, lo mejor es excluirlas de la dieta y remplazarlas por opciones más ligeras como el yogur desnatado o las leches vegetales. Eso sí, también se debe usar con moderación, pues en cantidades abundantes suman calorías innecesarias.

Ver también: Qué son las calorías vacías y en qué alimentos se encuentran

6. Consumir infusiones

La sensación de hambre puede atacar entre comidas, inclusive después de tomar las dos meriendas recomendadas. Debido a esto, muchas personas acaban comiendo en exceso y sumando más calorías de las necesarias.

Para no tener este problema, y de paso comer 300 calorías menos, una buena idea es hacer infusiones con propiedades «quemagrasas». Estas bebidas no aportan casi calorías y contienen nutrientes que estimulan el metabolismo y la desintoxicación.

Algunas opciones interesantes son:

  • Té verde.
  • Infusión de piña y jengibre.
  • Té rojo.
  • Canela y manzanilla.
  • Infusión de limón.

Introduce en la dieta trucos para consumir menos calorías

¿Te animas a poner en práctica estos trucos? Aunque debes mejorar tu dieta en general, seguir estos simples consejos pueden ser útiles para adelgazar. No olvides complementarlos tomando abundante agua al día y haciendo ejercicio físico.

Recuerda que es necesario llevar a cabo una dieta variada y equilibrada para que estos trucos que te hemos propuesto tengan algún sentido. De lo contrario no notarás sus beneficios.

  • Warrilow A., Mellor D., McKune A., Pumpa K., Dietary fat, fibre, satiation, and satiety - a systematic review of acute studies. Eur J Clin Nutr, 2019. 73 (3): 333-344.
  • Siscovick DS., Barringer TA., Fretts AM., Wu JHY., et al., Omega 3 polyunsaturated fatty acid (fish oil) supplementation and the prevention of clinical cardiovascular disease: a science advisory from the american heart association. Circulation, 2017.