6 trucos naturales para aumentar la fuerza de tu columna

Mantener una correcta higiene postural es muy importante para lograr una columna fuerte y para nuestra salud general, ya que no podemos olvidar que esta es la base de todo nuestro organismo.

¿Deseas aumentar la fuerza de tu columna, pero no sabes por dónde empezar? Trabajar esta parte de tu cuerpo te permitirá sentirte más saludable.

Algunos de los beneficios de aumentar la fuerza de tu columna son la flexibilidad, la disminución del dolor lumbar y una mayor comodidad en el momento de realizar diferentes tipos de movimientos.

Para lograr esto, es necesario introducir algunos hábitos nuevos en nuestra vida. Veamos algunos de ellos y de qué manera podemos implementarlos.

1. Mejora tu alimentación

Ensalada

La alimentación es una parte importante del objetivo de aumentar la fuerza de tu columna. La razón está en que sostiene todo el peso del cuerpo, por eso, una dieta adecuada puede evitar problemas de sobrepeso que le afecten.

Además, introducir más frutas y verduras, así como grasas buenas se traducirá en una mejora de las articulaciones, tejidos y vértebras de la espalda que reducirán el dolor y la inflamación en el caso de que suframos estos padecimientos.

2. Duerme de la forma correcta

¿Alguna vez has analizado la manera en la que duermes? Dormir boca abajo, por ejemplo, perjudica notablemente tu columna. Es una postura bastante nociva, sobre todo, si padeces de las cervicales.

Tampoco dormir boca arriba es bueno. Lo ideal, es dormir de lado. Aunque, también es imprescindible que contemos con un colchón y una almohada adecuados.

  • Las almohadas nunca deben ser demasiado altas.
  • El colchón debe adaptarse a nuestro cuerpo. Si es demasiado duro o blanco nos perjudicará.

Lee: Qué colchón es el recomendado para tener un buen descanso

3. Ten cuidado al sentarte frente al ordenador

El uso de la tecnología es cada vez más común. Algunos de nosotros pasamos varias horas seguidas sentados frente a al ordenador ya sea por trabajo u ocio.

Si bien es cierto que esta nos ayuda en muchos sentidos con nuestro trabajo, si no tenemos cuidado podemos dañar nuestra columna. Esto suele ser debido a que tendemos a encorvarnos y mantener nuestra cabeza en una postura dañina para nuestras cervicales.

Postura delante del ordenador

Si tu trabajo también te obliga a estar sentado mucho rato, asegúrate de:

  • Usar una silla ergonómica.
  • Mantener los codos en una posición de 90°.
  • Procurar mantener el cuello a su altura normal. Esto implica que no debas estirarlo ni agacharte todo el tiempo.

Sigue estos consejos y podrás evitar que tu columna se deforme con el paso del tiempo. También prevendrás que el estrés o tensión crónicos se instale en tu cuello y espalda.

4. Realiza estiramientos constantes

Si, de verdad, deseas mejorar la fuerza de tu columna debes empezar a realizar estiramientos al levantarte de la cama y antes de ir a dormir.

Con esto, lo que haces es calentar los músculos y los tejidos preparándolos para diferentes movimientos, algunos de los cuales pueden ser bruscos y causar alguna lesión.

Estos estiramientos apenas te tomarán de 10 a 15 minutos por la mañana y por la noche. Es recomendable que también lo hagas durante el día, cada hora o dos horas.

Descubre: Los 11 mejores estiramientos para la espalda

Esto te ayudará a disminuir el riesgo de lesiones. Al mismo tiempo, aumentarás tu flexibilidad y la fuerza de tu columna.

5. Regálate un buen masaje

A pesar de que puedas adoptar todos los consejos anteriores, quizás debido a tu trabajo frente al ordenador o debido a determinadas lesiones en tu espalda, las molestias no cesen y se acumule demasiada tensión en esta parte de tu cuerpo.

Por ese motivo, una vez al mes como mínimo sería recomendable que te regalases un buen masaje. Esto relajará aquellos músculos que estén tensos.

masaje tailandés

Eso sí, recuerda acudir a un profesional de confianza. El hecho de que te haga un masaje alguien que no tenga los conocimientos necesarios para ello, puede agravar tus problemas en la columna.

6. Terapia de frío y calor

Cuando hablamos de lesiones es normal recibir recomendaciones para usar compresas de frío o calor en función de la región lesionada o del tipo de lesión.

Usar una compresa fría y  una caliente alternadas aumenta el flujo sanguíneo y alivia la tensión muscular, disminuyendo así el riesgo de lesiones y dolor.

Este es uno de los mejores métodos ya que no requiere de un gasto constante como un masajista ni altera tu zona de confort.

Combina el uso de estas compresas con el ejercicio diario y aumentarás la fuerza de tu columna en pocos días.

¿Quieres aumentar la fuerza de tu columna? ¿Te quejas, constantemente, del dolor de espalda o tensión en diferentes partes de la misma? Esperamos que con los consejos anteriores, este problema se reduzca de forma notable.

  • García-Manzanares, M. D., Sunyer, M., Tornero, D., Medina, N., Plou, M. P., Limón, R., ... & Espinar, J. (2006). Estudio de la eficacia de un programa de Escuela de Espalda aplicado en un Centro de Salud. Rev Mex Med Fís y Rehabil18, 81-8.
  • Miralles, I. (2001). Prevención del dolor lumbar. Efectividad de la Escuela de Columna. Revista-sociedad Española del dolor8, 14-21.
  • Tobar, N. (2014). Características posturales de los niños de la escuela “José María Obando” de la ciudad de Popayán. Revista digital Buenos aires70(10).