6 trucos para aumentar tu inmunidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 27 enero, 2019
Okairy Zuñiga · 27 enero, 2019
Aunque no lo creas, aumentar tu inmunidad es mucho más sencillo de lo que piensas. Basta con incluir determinados alimentos en tu dieta que te ayuden a reforzar tus defensas

¿Eres de las personas que todo el tiempo enferman? Es normal que alguna vez nos pongamos malos, pues no somos completamente inmunes. Sin embargo, algunas personas enferman constantemente… En este sentido, lo que necesitas es aumentar tu inmunidad.

En efecto, son personas propensas a las infecciones y contraen fácilmente enfermedades comunes como resfriado, fiebre, amebiasis y cualquier otra que ande rondando por el ambiente… Si te sientes identificado con esta situación, es probable que tu médico determine que tienes un sistema inmunitario débil.

En este caso, el especialista te indicará algunas recomendaciones y qué medicamentos tomar. Además de hacerle caso, te recomendamos seguir estos trucos para aumentar tu inmunidad.

Come frutos secos con frecuencia

frutos secos

Los frutos secos son una excelente fuente de proteínas, carbohidratos y vitaminas.

Incluye en tu día a día:

  • Almendras
  • Albaricoques
  • Nueces brasileñas
  • Pistachos
  • Nueces
  • Arándanos deshidratados
  • Pasas
  • Semillas de calabaza

 Son opciones ricas en vitaminas A, E y K. Además, aportan minerales como el calcio, hierro y cobre.

Esto significa que comer al día una porción pequeña de cualquiera de ellos puede aumentar tu inmunidad. Eso sí, evita las versiones dulces, muy saladas o recubiertas.

No olvides leer: Los beneficios de los arándanos

Incorpora el aceite de coco a tu dieta

El aceite de coco aporta un sabor especial a tus alimentos y, además, te ayuda a aumentar tu inmunidad. Debido a que contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico y ácido caprílico resulta un excelente antifúngico, antibacteriano y antiviral.

Por eso, al incluir de forma frecuente el aceite de coco, preparas a tu cuerpo para combatir y oponer resistencia a enfermedades como citomegalovirus, herpes o gripe, entre otros.

Por otra parte, recuerda que, además de incluirlo en tu dieta, puedes usarlo, por ejemplo, para mejorar la apariencia de tu cabello.  

Consume más ajo

ajo

El ajo es uno de los alimentos más baratos y fáciles de añadir a tu dieta para aumentar tu inmunidad. Gracias a sus propiedades, el ajo puede combatir muchos tipos de bacterias, virus y hongos.

Es reconocido como uno de los mejores remedios naturales para el resfriado y la gripe. Con un poco de práctica verás que añadirlo es sencillo y aporta un rico sabor.

Para ello, te recomendamos una buena receta de salsa de tomate. Prepárala y úsala como base para estofados, sopas y guisos:

Ingredientes

  • 6 tomates maduros
  • 3 pimientas
  • 3 clavos de olor
  • ⅓ de cebolla pequeña
  • 2 ajos grandes
  • Sal al gusto
  • 1 taza de agua (250 ml)

Procedimiento

  • Primero, lleva todo a la licuadora y procésalo.
  • Posteriormente, cuando tengas una salsa homogénea, retira de la licuadora.
  • Finalmente, guarda en un recipiente de plástico o de vidrio bien tapado y guarda en el refrigerador.

Esta salsa es ideal porque puedes usarla con cualquier cosa que se te ocurra y, en minutos, puedes preparar un plato completo.

Además, aporta agua, minerales y vitaminas a tu cuerpo.

Vigila que tu dieta realmente sea nutritiva

Una dieta completa y saludable incluye las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita y que favorecen el correcto desarrollo de tu sistema inmunitario. Además, las vitaminas y los minerales también ayudan en la construcción de los antioxidantes en el cuerpo, vitales para combatir cualquier enfermedad que te ataque.

Aunque hoy en día existe una buena cantidad de fármacos, medicamentos y suplementos, comer apropiadamente te dará los mismos beneficios de una forma natural. 

Desde luego, esto no impedirá que enfermes. Sin embargo, los malestares serán de menor duración y más fáciles de combatir.

Duerme bien

Un sueño largo y sin interrupciones es crucial para aumentar tu inmunidad. Recuerda que dormir al menos 8 horas diarias es vital para:

  • Mantenerse fuerte y alerta
  • Mejorar tus funciones digestivas
  • Ayudar la resistencia de la columna
  • Mantenerte descansado

Piénsalo de la siguiente forma: cuando tu cuerpo descansa apropiadamente, tu sistema inmunitario tiene más posibilidades de derrotar los virus y enfermedades

Eso sí, duerme las horas correctas (entre 6 y 8 horas al día) y evita los excesos. Aunque no lo creas, dormir más horas de las indicadas puede ocasionar problemas.

¿Quieres conocer más? Lee: ¡Asombroso! Descubre cómo estirar tu columna en solo 2 minutos

Come yogur diariamente

Yogur natural

El consumo diario de yogur es uno de los remedios caseros más fáciles para ayudarte a aumentar tu inmunidad, pues ayuda a aumentar el número de L. casei. Estos son bacterias que previenen infecciones gástricas y favorecen el desarrollo de las células blancas de la sangre y anticuerpos.

Pese a estos beneficios, sabemos que la idea de comer todos los días el mismo alimento puede resultar desmotivante. No obstante, recuerda que el yogur se puede comer de diversas maneras:

  • Batidos.
  • Con fruta.
  • Como gelatina.
  • Congelado, como si fuera un helado.
  • Como sustituto de crema o leche al preparar cremas de vegetales.

Todo se trata de encontrar una alternativa cada día para tomarlo.

Aunque ocasionalmente puedes añadir alguno de sabor, siempre que elijas el de menos cantidad de azúcar y grasa,  recuerda que lo ideal es consumir yogur natural.  

Como puedes observar, la mejor prevención es siempre una dieta equilibrada y una vida sana. Incluye, además, los beneficios del ejercicio físico y evita hábitos no saludables. Verás como enfermas menos.

  • Arreola R et al. “Immunomodulation and anti-inflammatory effects of garlic compounds”, J Immunol Res. 2015;2015:401630.
  • Ruzin A, Novick RP., “Equivalence of lauric acid and glycerol monolaurate as inhibitors of signal transduction in Staphylococcus aureus”, J Bacteriol. 2000 May;182(9):2668-71.
  • Luciana Besedovsky et al. “Sleep and immune function”, Pflugers Arch. 2012 Jan; 463(1): 121–137.
  • Chandra RK, “Nutrition and the immune system: an introduction”, Am J Clin Nutr. 1997 Aug;66(2):460S-463S.