6 trucos para limpiar ventanas

A continuación te mostramos 6 trucos para limpiar las ventanas de una forma fácil y eficaz. Comprobarás que no hace falta realizar mucho esfuerzo.

En vista de que están expuestas al exterior, se ensucian con facilidad y esto hace que debamos darles cierto mantenimiento. Sin embargo, esta no es una tarea que nos resulte divertida ni agradable, pero todo tiene solución. Para facilitarte esta tarea, te compartiremos 6 trucos para limpiar ventanas.

Muchas veces te dispones a limpiarlas y luego te das cuenta que no han quedado como esperabas. Entonces la frustración nos desanima y es posible que posterguemos, cada vez por más el tiempo, la limpieza de las ventanas. Este descuido hace que tu hogar, poco a poco, no se vea tan bien como debería. Sobre todo cuando vienen las visitas.

Aunque el piso, los muebles y las superficies estén aseadas, si las ventanas están llenas de grasa, polvo y demás tipos de manchas de suciedad, los espacios lucen descuidados y, poco agradables. Llegado este punto, debes empezar a despedirte de esos cristales sucios y a aplicar los trucos que te comentamos aquí.

6 trucos rápidos y eficaces para limpiar ventanas

1. El vinagre, un aliado infalible

Si bien es cierto que existen muchos limpiadores que consiguen un efecto similar, la acción del vinagre es realmente eficaz. Además, no resulta tan molesto a la hora de olerlo. A diferencia de los productos químicos, que pueden llegar a ocasionar alergias debido a sus olores fuertes.

Vinagre blanco.

El vinagre hace que la suciedad se pueda remover con facilidad, de esta manera, no tenemos que restregar con fuerza las ventanas, sino simplemente deslizar el paño o papel periódico, por el cristal. Adicionalmente, el vinagre nos permite conseguir un acabado brillante y diáfano.

Para limpiar ventanas de una forma fácil y simple, se recomienda combinar una parte de vinagre blanco con tres partes de agua caliente. Para reducir el olor a vinagre, se puede agregar un toque de jugo de limón a la mezcla. Si te molesta mucho el olor a vinagre, también puedes preparar la solución con cinco partes de agua en vez de tres.

Si aún quieres optar por una opción química comercial, te recomendamos que las combines. De esta forma ahorrarás parte del producto y te durará más tiempo. Mezcla 3 cucharadas de vinagre blanco en dos tazas de agua y agrégale media cucharadita de detergente líquido.  Ya verás con qué efectividad salen las manchas.

Ver también: 8 cosas que deberías limpiar todos los días

2. El paño para limpiar ventanas

Cuando se trata de paños para limpiar, el comercio te ofrece muchas opciones. Pero si lo tuyo es ahorrar, entonces te presentamos algunas otras alternativas. Lo más conveniente y que tienes a mano es limpiar ventanas con papel periódico. No deja residuos y permite un acabado completo y brillante.

Aparte de esto puedes frotar tus cristales sin miedo a que se rayen. El papel periódico dejará una capa invisible muy fina que evitará que tus cristales se ensucien fácilmente.

Es muy probable que en tu casa ya tengas una esponja. Esta es muy efectiva para remover residuos de detergenteUn truco muy práctico si no tienes ninguna de las anteriores es utilizar los filtros de café. Tienen casi la misma versatilidad del papel periódico. De la misma manera, tendrás un acabado brillantes sin manchas ni rayones.

3. Limpiar ventanas en un día nublado

Sin importar el clima en donde vivas, lo más probable es que haya algún día que esté nublado. Ese es el día que debes aprovechar para limpiar tus ventanas. Si lo haces en un día soleado, el sol hará que la espuma del limpiador se seque, produciendo marcas antiestéticas. Esto sin contar que tú te estarás exponiendo al sol, lo cual hace la labor más ardua.

Lee también: Estos son los riesgos de limpiar demasiado en el hogar

4. Limpiar ventanas muy sucias

Si se te pasaron varios meses sin limpiar tus ventanas, es probable que las tengas muy sucias. En este caso, lo mejor es que utilices una esponja porosa y limpies desde arriba hacia abajo. Esto para evitar el goteo del agua. Puedes utilizar un paño de microfibras para pulir el vidrio cuando este esté seco. Únicamente ten cuidado que no quede pelusa del paño en el vidrio.

Abre las puertas y ventanas

5. Vertical y horizontal

Ya terminaste de lavar y limpiar tus critales por dentro y por fuera, pero aún no te complace el resultado. Aún hay una mancha que no termina de salir. La revisas por dentro y nada, así que luego la buscas por fuera y nada, tampoco. Esta es una verdadera pesadilla pero tienen una solución.

Te recomendamos que, cuando laves tus cristales por ambos lados, hagas limpieza de lado a lado en la parte interior y hagas movimientos verticales en la parte externa. Esto te ayudará a no volverte loco cuando quieras saber de qué lado se encuentra una marca.

6. Para las persianas

Puesto que no todas las ventanas cuentan con cristales, algunas son de persianas. Estas están expuestas al exterior por lo que necesitan limpieza también. Pero limpiarlas es muy fácil. Rocíalas con con un spray antiséptico y utiliza un paño para limpiarlas. Recuerda utilizar un paño que no deje residuos.

Te puede gustar