6 usos medicinales de la vaselina que te gustará saber

Gracias a su textura la vaselina es de fácil aplicación y se combina a la perfección con otros ingredientes para elaborar diferentes remedios de uso tópico

La vaselina, también conocida como petrolato o jalea de petróleo, es un producto versátil que se puede aprovechar tanto en las tareas del hogar como en la belleza y la medicina natural.

Es una pomada incolora, de textura oleosa, que se recomienda como hidratante natural, ya que atrapa la humedad sin producir efectos indeseados en la piel.

Contiene sustancias antioxidantes y vitaminas y minerales que, tras aplicarse de forma externa, ayudan a tratar algunos problemas cutáneos y ciertas dolencias.

Lo mejor de todo es que se combina con facilidad con otros ingredientes, por lo que permite la elaboración de remedios económicos y 100 % naturales.

¿Conoces sus usos medicinales? Te compartimos los 6 mejores.

1. Remedio con vaselina para el reumatismo

reumatismo

La aplicación externa de vaselina puede facilitar los masajes para calmar los dolores que se producen por el reumatismo. En este caso la combinamos con corteza de olmo, la cual brinda efectos analgésicos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de vaselina (60 g)
  • 3 cucharadas de corteza de olmo pulverizada (45 g)

Preparación

  • Vierte la vaselina en un recipiente resistente al calor y fúndela al baño María.
  • Cuando esté derretida, agrega la corteza de olmo pulverizada y mezcla.
  • Deja reposar el producto a temperatura ambiente, hasta que se solidifique.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad necesaria de pomada y frótala con un suave masaje sobre la zona afectada por el dolor reumático.
  • Úsala hasta 2 veces al día.

Lee también: 5 analgésicos naturales para aliviar el dolor

2. Remedio con vaselina para la dermatitis

Los ácidos grasos de la vaselina ayudan a hidratar la piel para ablandar esas costras duras que se van formando debido a la dermatitis.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vaselina (40 g)
  • 1 cucharada de aceite de almendras (15 g)

Preparación

  • Combina la vaselina con el aceite de almendras hasta obtener una crema homogénea.

Modo de aplicación

  • Toma un poco de ungüento con la yema de los dedos y frótalo sobre las costras de la dermatitis.
  • Deja que se absorba sin enjuagar y repite su uso 2 veces al día.

3. Remedio con vaselina para las hemorroides

Woman is sitting on the toilet.

La vaselina es un producto suave que no produce agresiones en la piel. Por esta razón, la podemos combinar con otros ingredientes medicinales para calmar la irritación y dolor que se producen debido a las hemorroides.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vaselina (20 g)
  • 2 cucharadas de harina de cebada (30 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 clara de huevo

Preparación

  • Derrite una cucharada de vaselina al baño María.
  • Cuando esté lista, agrégale la harina de cebada, la miel y la clara de huevo.
  • Mezcla todo hasta formar una masa consistente.

Modo de aplicación

  • Frota el remedio sobre la zona afectada cuando sientas molestias o dolor.
  • Consérvalo en un frasco de vidrio hermético en el refrigerador.

4. Remedio con vaselina para los esguinces

Con la vaselina como base podemos elaborar un ungüento antiinflamatorio para acelerar la recuperación de los esguinces o torceduras.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vaselina (40 g)
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena en polvo (2 g)

Preparación

  • Derrite la vaselina al baño María y mézclala con la pimienta de cayena en polvo.
  • Deja que repose a temperatura ambiente y envásala en un frasco hermético.

Modo de aplicación

  • Aplica la pomada sobre la zona afectada y realiza un masaje durante 5 minutos.
  • Deja que actúa 2 o 3 horas más y enjuaga.
  • Repite su uso todos los días.

Visita este artículo: 7 antiinflamatorios naturales que debes conocer

5. Remedio con vaselina para las contusiones

contusion

Este remedio con vaselina ayuda a mejorar la circulación sanguínea para acelerar el proceso de recuperación de las contusiones.

Contiene hojas de consuelda, un ingrediente con propiedades antiinflamatorias y calmantes ideales para tratar golpes.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de vaselina (100 g)
  • 2 cucharadas de hojas de consuelda picadas (30 g)

Preparación

  • Vierte la vaselina en un recipiente resistente al calor y ponla a derretir al baño María.
  • Luego, agrégale las hojas de consuelda picadas, baja el fuego, y mezcla durante 10 minutos.
  • Retira el producto de la fuente de calor y déjalo reposar 5 o 10 minutos.
  • Por último, fíltralo con un paño de algodón y envásalo en un frasco de cristal.

Modo de aplicación

  • Extiende el ungüento sobre la zona afectada y masajea durante 5 minutos, hasta que se absorba bien.
  • Si lo consideras necesario, repite su uso 2 veces al día.

6. Remedio con vaselina para las quemaduras solares

Si combinamos las propiedades de la vaselina con un poco de aceite de oliva podemos obtener una crema hidratante para regenerar la piel afectada por las quemaduras solares.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vaselina (40 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

Preparación

  • Pon la vaselina en un recipiente y mézclala con el aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Tres o cuatro días después de sufrir la quemadura, aplica esta crema de vaselina sobre la zona afectada.
  • Úsala hasta notar una mejoría.

Nota: Evita usarla inmediatamente después de sufrir la quemadura.

¿Conocías estos usos de la vaselina? Como puedes notar, es un producto multiusos que puede servir como solución para varios problemas. ¡No dejes de utilizarla!

 

Te puede gustar