7 aceites esenciales que te ayudan a tratar las infecciones respiratorias - Mejor con Salud

7 aceites esenciales que te ayudan a tratar las infecciones respiratorias

Gracias a la aplicación tópica o a los vapores de algunos aceites esenciales podemos aliviar diferentes problemas respiratorios, así como reducir la congestión o los síntomas de las infecciones

Las infecciones que afectan las vías respiratorias suelen originarse por el ataque de virus y bacterias que consiguen proliferarse en el sistema.

Su aparición indica que el sistema inmunitario está débil y, por lo tanto, no activó los mecanismos de defensas que se requieren para evitar estos problemas.

Los síntomas que se producen varían en cada paciente, según la gravedad con que se presente, pero, por lo general, viene acompañado con congestión, tos y dificultades para respirar con normalidad.

Además, algunos casos presentan complicaciones y se convierten en trastornos crónicos como la bronquitis y el asma.

Por fortuna, además de los remedios convencionales, hay soluciones de origen natural que controlan los síntomas mientras aceleran el proceso de recuperación.

Entre estas nos encontramos con varios aceites esenciales, valorados por su acción antibiótica y antiinflamatoria.

¡Descúbrelos!

1. Aceite esencial de clavo dulce

aceite de clavo

El aceite esencial de clavo dulce tiene compuestos antiespasmódicos y antivirales que ayudan a detener las molestias causadas por las infecciones respiratorias.

Sus activos naturales relajan los conductos respiratorios y calman la severidad del dolor de pecho que se produce por el asma.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de clavo dulce y combínala con aceite de coco.
  • Frota el producto en el pecho y espalda para aliviar la congestión.
  • De modo opcional, úsalo en aromaterapia.

Ver también: 5 tips para controlar el asma

2. Aceite esencial de incienso

El aceite esencial de incienso se ha utilizado para mejorar la salud respiratoria, ya que cuenta con activos naturales que le confieren propiedades expectorantes y antiinflamatorias.

Su aplicación facilita la descongestión de las fosas nasales y, de paso, minimiza la producción de flemas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma unas pocas gotas de aceite de incienso y frótalas en el pecho con un suave masaje.
  • Repite su uso antes de dormir, hasta curar la infección.

3. Aceite esencial de eucalipto

Eucalipto

El aceite esencial de eucalipto tiene sustancias volátiles que facilitan la desinflamación de los conductos respiratorios irritados.

El eucaliptol, uno de sus principales activos, ayuda a eliminar la mucosa y mejora la capacidad para respirar.

¿Cómo utilizarlo?

  • Incorpora un par de cucharadas de aceite en una olla con agua hirviendo y hazte vapores durante 5 minutos.
  • Cubre tu cabeza con una toalla para que el vapor no se escape.

4. Aceite esencial de árbol de té

Conocido por sus propiedades antibióticas y antivirales, el aceite esencial de árbol de té es un remedio natural contra las infecciones, la congestión y las dificultades respiratorias.

Su aplicación reduce la producción de moco en el cuerpo y, de paso, calma la tos y los silbidos en el pecho.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge una toalla en agua hirviendo y aplícale 5 gotas de aceite de árbol de té.
  • Pon la toalla en el pecho y la cara, durante 5 o 10 minutos.
  • Repite el tratamiento todos los días, hasta calmar los síntomas.

5. Aceite esencial de orégano

Aceite de orégano

Este prodigioso aceite antibacteriano y antiinflamatorio tiene compuestos como el timol y el carvacrol, ambos conocidos por su capacidad para despejar las vías respiratorias.

Sus propiedades mejoran la capacidad para respirar, en especial en casos de asma, bronquitis y resfriados.

¿Cómo utilizarlo?

  • Incorpora un par de cucharadas de aceite de orégano en una olla de agua hirviendo e inhala los vapores.
  • De modo opcional, combínalo con un poco de aceite de oliva y aplícalo sobre el pecho y espalda con un suave masaje.

Te recomendamos leer: 8 usos medicinales que le puedes dar al aceite de orégano

6. Aceite esencial de manzanilla

El aceite esencial de manzanilla se destaca por su alto contenido de compuestos antiinflamatorios, antiespasmódicos y antivirales, ideales para aliviar en poco tiempo los síntomas de las infecciones respiratorias.

Suele emplearse para relajar los músculos bronquiales y disminuir la congestión.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplica un poco de aceite esencial de manzanilla en el pecho y la espalda, y realiza suaves masajes durante 5 u 8 minutos.
  • Úsalo cada noche antes de dormir, hasta curar los síntomas.

7. Aceite esencial de menta

Aceite esencial de menta

Conocido como un tónico para las vías respiratorias, el aceite esencial de menta es un producto antimicrobiano y antiviral que nos ayuda a frenar los síntomas de las infecciones pulmonares.

Está recomendado en casos de asma, gripe y resfriados, ya que disminuye la congestión e irritación de nariz y garganta.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite esencial de menta e inhálalo durante 5 o 10 minutos.
  • Agrega un poco del aceite en agua hirviendo e inhala los vapores.
  • Úsalo hasta aliviar la infección.

¿Sueles tener dificultades respiratorias? ¿Estás sufriendo una infección? Si es así, elige alguno de los aceites esenciales mencionados y úsalo como parte del tratamiento para calmar los síntomas.