6 actividades que ayudan a tu hijo a trabajar en equipo

El trabajo en equipo es una herramienta ideal utilizada para que los niños aprendan el valor de la cooperación. Jugar con otros niños desde pequeño lo habilitará en técnicas de socialización

Enseñar a tu hijo a trabajar en equipo es una técnica extraordinaria que le aportará grandes beneficios en su vida escolar y adulta. Con esta formación desarrollará aptitudes para desenvolverse en la sociedad de manera apropiada.

Lo ideal sería orientar esos juegos para enseñarle a distinguir cómo la unión con otros les ayudará a todos a superar obstáculos y obtener beneficios. Adicionalmente, este tipo de labor enseña el sentido de unión y empatía con los demás integrantes del grupo.

Actividades que ayudan a tu hijo a trabajar en equipo

Existen algunas actividades que tu hijo puede practicar para desarrollar habilidades de trabajo en equipo. Así aprenderá el manejo de la tolerancia, el respeto o la paciencia, entre otras.

1. Practicar algún deporte

¿Por qué es tan importante el deporte para los niños?

El futbol, béisbol, baloncesto o voleibol, entre muchos otros, son deportes donde prevalece el trabajo en equipo. La base principal de cada uno de estos deportes es trabajar unidos en pro del bien común.

Todos los integrantes deberán estar dispuestos a sacrificar algo de protagonismo para alcanzar el objetivo: ganar. En caso contrario, aprender a perder siempre es más fácil si tenemos el apoyo de nuestro equipo.

Ver también: Cómo inculcar una vida de deporte a los niños

2. Distribuir las tareas del hogar

Dividir las tareas del hogar es otra forma de enseñarle a tu hijo a trabajar en equipo. En este caso, cada integrante de la familia debe realizar una actividad, (ordenar la ropa, lavar los platos, arreglar las habitaciones o cuidar las plantas), logrando mantener el hogar limpio y ordenado.

3. Proponer juegos grupales

Familia divirtiéndose con juegos de mesa.

Es importante que aproveches algunos días para motivar a tu hijo a jugar con otros niños de la zona donde vives. Puedes invitarlos a tu casa y proponer ideas donde se organicen en pequeños grupos y compitan en sana armonía.

Los juegos de mesa resultan ideales para realizarlos en casa. No obstante, también puedes valerte de recursos como internet para ubicar las actividades que mejor se adapten a la edad de los participantes.

4. Participar en agrupaciones artísticas

Inscribir a tu hijo en una agrupación musical o danzas es otra opción para motivar a tu hijo a trabajar en equipo.

Además, pertenecer a este tipo de organizaciones le dará herramientas de socialización para desenvolverse abiertamente en otros ambientes. Específicamente, los integrantes de este tipo de agrupaciones trabajan por un objetivo común.

5. Representaciones teatrales

Las clases de artes escénicas merecen una mención especial. En estas actividades, el niño obtiene habilidades para manejar el miedo escénico, la correcta dicción y hasta la oratoria.

Al igual que en los deportes, en el teatro los mejores resultados se obtienen con la unión de todos los participantes, apoyándose unos a otros.

6. Realizar actividades tecnológicas

Niños compartiendo.

Con las constantes actualizaciones tecnológicas, los niños y adolescentes se interesan y forman alianzas para compartir en juegos grupales. Cada día son más los juegos interactivos que motivan el trabajo en equipo.

Por lo general, en estos casos los compañeros no se ven ni se conocen personalmente. Aun así, se crean lazos de unión y solidaridad a través de las consolas de juego y otras herramientas de tecnología.

Te recomendamos leer: Los niños del siglo XXI y la tecnología

Normas que deben saber los hijos para trabajar en equipo

Los niños de corta edad suelen ser egoístas. Hay que hacerles entender que, al trabajar en equipo, ninguno de los integrantes es el centro de atención. Por este motivo, todos los participantes tienen la misma importancia dentro del grupo.

A continuación indicamos algunas normas que le debes explicar a los niños cuando se trabaja en equipo.

  • Es primordial indicarle a cada participante cuál es su tarea y la relevancia que tiene la labor que desempeña. De esta manera se asegura que los competidores comprendieron las instrucciones impartidas.
  • Comunicarse de forma efectiva entre participantes es importante para que no se presenten rivalidades.
  • El compromiso de lograr el fin común es un sentimiento que debe tener cada integrante del equipo, ya que la meta de todo el grupo es llegar a un resultado sin importar los objetivos particulares.

Finalmente, la mejor forma de enseñarle a tu hijo a trabajar en equipo es jugando. De esta forma puede crear nuevas amistades que tengan intereses comunes.

Es recomendable practicar actividades donde el objetivo sea la victoria de todo el grupo, y no de una sola persona. Esto lo ayudará a interactuar de manera armoniosa con otras personas.