7 alimentos que deberías consumir para proteger tu corazón

La adopción de una dieta saludable es tan importante para la salud del corazón como la práctica de ejercicio físico regular.

Proteger tu corazón debería ser una de tus prioridades a diario. Sin embargo, lo cierto es que no se suele cuidar este órgano como es debido hasta que manda un ‘aviso’ o bien, ocurre alguna eventualidad.

Para en poner en práctica dicho cuidado y prevenir la disminución de la calidad de vida, es recomendable comenzar por repasar los hábitos alimenticios.

Aunque la industria ha invadido el mercado con una amplia variedad de productos que prometen una alimentación rápida y deliciosa, hoy se sabe que su ingesta acarrea efectos negativos sobre la salud cardíaca.

Y es que, aunque es fácil ignorarlo, los nutrientes que se obtienen a través de los alimentos saludables son esenciales para promover las funciones de este músculo.

El equilibrio es la clave

Ingerir demasiados procesados y alimentos ricos en grasa puede aumentar el colesterol, la presión arterial y el riesgo de enfermedades potencialmente peligrosas.

Por esta razón, es fundamental consumir platos sanos, controlados en calorías y basados en alimentos de alta calidad nutricional.

Además, es bueno aumentar el consumo de algunos ingredientes que, por sus propiedades, brindan beneficios adicionales para protegerlo. A continuación, descubre los 7 mejores alimentos por los que puedes optar.

1. Avena para proteger tu corazón

Conocida como “la reina de los cereales”, la avena es uno de los alimentos más saludables y completos que podemos añadir en nuestra dieta.

Contiene fibra y ácidos grasos omega 3, dos nutrientes esenciales que promueven el control de los niveles de colesterol para evitar el endurecimiento arterial.

También cuenta con cantidades significativas de minerales claves para lograr una presión arterial controlada, tales como:

  • Potasio.
  • Magnesio.
  • Calcio.

2. Frijoles negros

Los frijoles negros hacen parte del listado de “superalimentos” para mejorar y proteger la salud del corazón. Esto se debe a sus aportes de vitaminas del complejo B y fibra soluble, dos nutrientes cuya asimilación ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL).

Asimismo, los frijoles negros cuentan con pequeñas dosis de omega 3 y magnesio, los cuales ayudan a controlar la presión arterial alta y la mala circulación.

3. Aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra es una de las mejores grasas saludables para cuidar y proteger tu corazón, ya que ayuda a controlar el colesterol y previene el envejecimiento arterial prematuro.

El aceite de oliva prensado, es decir, aquel que no ha sido sometido a procesos de refinamiento, es una de las grasas saludables que ayudan a proteger el corazón frente a las enfermedades graves.

Sus aportes de ácidos grasos monoinsaturados y compuestos antioxidantes frena la acumulación excesiva de lípidos en las arterias y los problemas de presión.

Su consumo habitual mantiene el colesterol a la raya y mejora la elasticidad de las arterias para prevenir su envejecimiento prematuro.

4. Semillas de chía

Si bien las semillas de chía se hicieron populares como un complemento para perder peso, es bueno saber que también son excelentes aliadas de la salud cardíaca.

Pese a su diminuto tamaño, contienen altas cantidades de omega 3 y aminoácidos esenciales que ayudan a controlar el colesterol y los triglicéridos altos.

Estos nutrientes ayudan a mantener en equilibrio los procesos inflamatorios del cuerpo y disminuyen el riesgo de padecer ataques cerebrovasculares, arteriosclerosis y otras afecciones cardíacas crónicas.

Semillas de chía.

5. Arándanos

Incluir arándanos en la dieta regular es un hábito muy saludable para el corazón.

Este alimento contiene beta-carotenos y luteína, dos sustancias de acción antioxidante que ayudan a proteger el sistema cardiovascular frente a la acción negativa de los radicales libres.

Sus flavonoides y fibras naturales contribuyen a controlar los lípidos que se acumulan en las arterias y, de paso, evitan su obstrucción y endurecimiento.

Por otro lado, es un alimento antiinflamatorio y desintoxicante que ayuda a limpiar la sangre para evitar problemas circulatorios.

Descubre: 8 sorprendentes beneficios que obtienes cuando comes arándanos azules

6. Naranjas

Conocida por ser una fuente significativa de vitamina C, la naranja es una fruta antioxidante que ayuda a mantener la salud cardíaca en óptimas condiciones.

  • Cuenta con cantidades interesantes de carotenoides y flavonoides, dos sustancias que minimizan los daños causados por el estrés oxidativo.
  • Sus aportes de vitaminas y minerales mantienen el ritmo cardíaco nivelado y, por si fuera poco, disminuyen el riesgo de inflamación.

La ingesta de su zumo natural es una forma de disminuir la presión arterial alta y las dificultades circulatorias asociadas a esta.

Naranjas

Te interesa: ¿Cuándo necesitas incluir magnesio en tu dieta?

7. Vino tinto

Aunque sabemos que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas puede generar daños irreversibles en el cuerpo, ingerir una pequeña cantidad de vino tinto podría resultar muy beneficioso para proteger tu corazón.

Este alimento contiene grandes cantidades de resveratrol, un compuesto antioxidante que reduce los niveles de colesterol malo (LDL) mientras aumenta la presencia de colesterol bueno (HDL).

Estas sustancias, además de sus catequinas, protegen las paredes arteriales frente al daño oxidativo y disminuye el riesgo de padecer arteriosclerosis y ataque cardíaco.

Recuerda

A pesar de que estos alimentos deberían incluirse más a menudo en la dieta, no se trata de basar la alimentación solo en los mismos. En este sentido, hay que recordar que no hay que irse a los extremos y que siempre hay que buscar un equilibrio.

Por otra parte, si deseas realizar cambios en tu dieta, lo más recomendable es que primero consultes con tu médico, para asegurarte de que los ajustes son oportunos.