7 alimentos que no deben ser recalentados

Hay muchos alimentos que recalentados pueden resultar tóxicos. Es mejor reutilizarlos en ensaladas y platos fríos para no correr riesgos

Muchas personas no saben que hay algunos alimentos que no se pueden recalentar, ya que pueden resultar perjudiciales para la salud.

Por lo tanto, debes saber que no se pueden recalentar todos los alimentos. Te damos a conocer 7 alimentos que si los recalientas, pueden perjudicar tu salud.

Aunque los alimentos que te vamos a mencionar no se deben recalentar, eso no quiere decir que no puedas reutilizar restos de otras comidas que te han sobrado.

Para que este proceso sea seguro para tu salud, es conveniente que sigas estos consejos:

  • El recalentamiento debes hacerlo de forma rápida y alcanzar una temperatura de 70 ºC en el centro del producto.
  • Se recomienda recalentar sólo la cantidad de comida que necesites utilizar.
  • Los alimentos cocidos no deben entrar en contacto con alimentos crudos ya que podría haber contaminación cruzada.
  • Ten en cuenta que todos los ingredientes son diferentes y no se calientan igual. Cuando vuelvas a calentar comidas que utilicen más de un alimento, cúbrelos para que el calentamiento sea homogéneo.
  • Si no vas a consumir los alimentos en un plazo de cuatro días, lo mejor es que los congeles.

 

¿Cómo-recalentar-los-alimentos-de-forma-segura

 

Alimentos que no debes recalentar

Pollo

El pollo es uno de los alimentos que más guardamos en el refrigerador, pues no se descompone tan fácil y al recalentarlo conserva su sabor agradable. Sin embargo, este alimento lo deberías consumir recién preparado, o bien frío en horas posteriores a su preparación.

Aunque no lo percibas, al recalentarlo su composición de proteínas cambia y puede derivar problemas digestivos. En caso de no consumirlo en el tiempo recomendado, lo puedes calentar después, pero a una temperatura baja.

Setas

Las setas se pueden preparar de muchas formas y parece que recalentarlas es una buena opción. Sin embargo, lo ideal es que las consumas nada más prepararlas. De esta manera, conservan todas sus propiedades.

Si te quedan restos de este alimento, lo mejor es que las consumas frías, y en las horas siguientes. Las setas también sufren cambios al ser recalentadas a altas temperaturas pudiendo causar dolores de estómago e hinchazón.

Setas

 

Patatas

Este alimento es muy nutritivo y aunque se puede reservar en el refrigerador durante varios días, no debe consumirse recalentado. Cuando vuelves a calentar las patatas se altera su sabor, se reducen sus propiedades y pueden llegar a ser tóxicas. Se pueden reutilizar preparando un puré o una ensalada fría.

Espinacas

Este vegetal verde que tanto se recomienda en la dieta no se debe recalentar porque contiene un alto porcentaje de nitrato, que al ser sometido de forma brusca a altas temperaturas se convierte en nitrito. Este compuesto no es nada saludable y puede tener serios efectos en la salud.

Lee también: ¿El uso del papel aluminio para conservar nuestras comidas es seguro?

Remolacha

Las remolachas también contienen nitratos, que al ser recalentados se vuelven nitritos. Por lo tanto, este es otro de los alimentos que debes evitar recalentar si no quieres tener problemas de salud. De hecho, para aprovechar al máximo las propiedades de la remolacha, se recomienda que la consumas en ensaladas y batidos.

 

Espinacas

 

Apio

Si has incorporado apio en tus sopas o cremas, debes evitar recalentarlas para que no le hagan daño a tu cuerpo. Al igual que los alimentos anteriores, el apio contiene nitratos que se convierten en nitritos cuando son recalentados.

Esto indica que se puede convertir en un alimento cancerígeno cuando se somete al recalentamiento.

También puedes leer: Los 12 tóxicos más temibles en alimentos procesados

 

Huevos

Pocas veces llegamos a recalentar los huevos, porque suelen cambiar de olor y sabor cuando no se comen de forma inmediata. Pero, por si acaso, es importante saber que recalentar los huevos puede ser perjudicial para la salud, ya que sus compuestos se pueden volver tóxicos cuando se someten a altas temperaturas.

 

 

  • FAO. (2012). Pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo. Swedish Institute for Food and Biotechnology and FAO. https://doi.org/10.3738/1982.2278.562

  • Fennema, 0wen R. (2000). Química de los Alimentos. Quimica de los alimentos. https://doi.org/10.5194/isprsarchives-XL-3-W3-71-2015

  • Orrego, C. (2003). Procesamiento De Alimentos. Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. https://doi.org/10.1016/j.tics.2011.08.005