7 alimentos que no debes consumir en la noche

Daniela Castro · 5 abril, 2018
No elegir correctamente los alimentos que comemos por la noche puede influir en la calidad del sueño e incluso provocarnos reflujo y otras molestias digestivas

La cena es una de las comidas principales del día y, por lo tanto, no es correcto ignorarla ni reemplazarla con alimentos poco saludables.

Aunque es cierto que debe ser más ligera que los demás platos, su consumo es clave en muchos procesos que realiza el cuerpo durante el periodo de descanso.

De hecho, los nutrientes que se obtienen en este momento del día influyen en la calidad de sueño, la digestión y la energía física y mental del día siguiente.

El inconveniente es que muchos no saben hacer elecciones alimentarias correctas y, producto de esto, se produce una sobrecarga en el cuerpo que puede desencadenar malestares.

Si bien parece inofensivo comer “cualquier cosa” para calmar el hambre antes de ir a la cama, en realidad se pueden producir diversas consecuencias metabólicas y digestivas.

¿Cómo evitar esta situación? Pues bien, lo más conveniente es conocer esos alimentos cuyas características no los hace la mejor opción para la noche.

¡Descúbrelos!

1. Pasta

Ingredientes para preparar la pasta bolognesa

No se trata de excluir la pasta de la alimentación regular. Este alimento, al ser una importante fuente de hidratos de carbono, es ideal para el periodo de actividad del organismo (el almuerzo, por ejemplo).

  • Comer pasta en horas de la noche puede causar una incómoda sensación de pesadez que impide descansar de forma adecuada. A su vez, debido a su aporte de calorías, puede afectar el metabolismo y el peso.

Ver también: 3 recetas para cocinar una deliciosa pasta italiana

2. Helado

Comer helado durante la cena o para calmar los antojos nocturnos no es precisamente una buena opción. Aunque es saciante y delicioso, este alimento está lleno de grasas saturadas, azúcares y sustancias añadidas que afectan el peso y la calidad de sueño.

  • Su consumo a esta hora afecta la digestión, produce inflamación abdominal y altera la actividad del sistema nervioso.
  • Al producir reflujo y elevar los niveles de glucosa, interfiere en el periodo de descanso.

3. Quesos

El queso

El queso, y por supuesto los platos que lo contienen entre sus ingredientes, deben evitarse a toda costa tanto en la cena como antes de ir a la cama. Aunque no son del todo dañinos, pueden ocasionar pesadez estomacal y problemas para dormir.

  • Estos contienen tiramina, un aminoácido que puede disminuir la producción de las hormonas que regulan el sueño.
  • Sus grasas son pesadas para el cuerpo y pueden desencadenar una reacción inflamatoria en la región estomacal.

4. Condimentos picantes

Las especias y salsas picantes tienen un sabor que le dan un “toque” especial a los platos. Aunque no está mal comerlos de manera regular, es mejor optar por incluirlos en la dieta en otras comidas distintas a la cena.

  • Los picantes causan irritación en la mucosa del estómago y aumentan la tendencia a sufrir agruras y digestiones pesadas.
  • Su ingesta antes de ir a la cama produce reflujo ácido, ardor abdominal y dolor estomacal.

5. Coliflor

coliflor

Este vegetal crucífero se ha destacado como un alimento saludable y bajo en calorías. A pesar de estas cualidades no se recomienda su consumo en la noche, puesto que algunas de sus propiedades aumentan la producción de gases.

  • Comerlo durante la cena, incluso varias horas antes de dormir, dificulta el proceso de digestión y aumenta esa sensación de pesadez que puede interferir en el descanso.

6. Chocolate negro

Las propiedades nutricionales del chocolate negro le han permitido posicionarse como un alimento saludable, pese a su aporte significativo de calorías y grasa. De hecho, se recomienda para mejorar la salud cognitiva y el estado de ánimo.

Sin embargo, comerlo antes de dormir representa un problema, inclusive si las porciones son moderadas.

  • Este alimento contiene sustancias que estimulan el sistema nervioso y mantienen el cerebro activo por más tiempo.
  • Su efecto energético dificulta el sueño y puede desencadenar episodios de insomnio.

Te recomendamos leer: 7 efectos del chocolate negro en la salud

7. Carnes rojas y embutidas

embutidos

El consumo de carnes rojas y embutidos debe ser moderado, independientemente de la hora del día. Aunque estos alimentos contienen nutrientes, su alto aporte de grasas saturadas y añadidos químicos no los hace la mejor opción para una dieta sana.

  • Ingerir esta variedad de alimentos antes de ir a la cama es un gran error. Sus proteínas dificultan el trabajo digestivo y pueden causar trastornos de sueño.
  • Debido a su alta concentración de calorías, ralentizan el metabolismo y pueden influir en el sobrepeso.

Para no sufrir molestias digestivas ni dificultades en el periodo de descanso lo mejor es consumir platos ligeros, bajos en calorías. Comer balanceado y sano a esta hora del día es clave para mantener el bienestar.