7 alimentos para quemar grasa abdominal

Hay que hacer cuatro comidas al día. Lo ideal es que comas pocas cantidades. La manzana nos puede ayudar a quemar grasas. Para ello, debemos comer de dos a tres al día. Además de tomar una en el desayuno, sería adecuado prepararnos también un jugo.

La zona del abdomen es, sin dudas, la parte más crítica de nuestro cuerpo en cuanto a la acumulación de grasa. Casi sin que nos demos cuenta, esta se almacena de forma poco estética y rompe el equilibrio de nuestra cintura. ¡La solución pasa por algunos alimentos para quemar grasa abdominal que podemos incluir en nuestra nutrición!

Recomendaciones para quemar grasa abdominal

Unos hábitos de vida incorrectos, el sedentarismo y una mala alimentación pueden hacer que vayamos acumulando grasa en nuestro abdomen de manera descontrolada. Como ya sabemos, los milagros no existen; conseguir un vientre liso exige algo de esfuerzo y pequeños sacrificios diarios.

Alimentos de una buena dieta.

Dichos sacrificios se van a centrar, ante todo, en evitar las comidas que provocan retención de líquidos y que facilitan que almacenemos grasas. Es por ello que, para quemar grasa abdominal, te recomendamos en primer lugar cumplir con los siguientes objetivos:

  • Intenta beber dos litros de agua al día, además de jugos naturales.
  • Elimina las harinas refinadas, la comida industrial y los dulces.
  • Elimina la sal de tus comidas; es la principal causa de la retención de líquidos.
  • Acostúmbrate a hacer un poco de ejercicio al día. Solo con la constancia para andar una media hora al día, por ejemplo, podemos cuidar la salud.

Lee también: 6 ejercicios con una silla para tener un abdomen plano en tres semanas

Por otra parte, recuerda que seguir una dieta no es dejar de comer o hacerlo en cantidades irrisorias. Debes cumplir tus cuatro comidas diarias: desayuno, almuerzo, una merienda pequeña y cena. Lo ideal es que comas poca cantidad, pero que cumplas con estos cuatro momentos del día; todos son importantes.

Alimentos para quemar grasa abdominal

1. La manzana

¿Qué tal si empezamos el día con una rica manzana? Es una gran idea, recomendada por médicos y nutricionistas. Se trata de un modo muy adecuado de desayunar si lo completamos, por ejemplo, con un buen tazón de avena.

Manzana con crema de cacahuete.

La razón por la que las manzanas son buenas para quemar grasa abdominal reside en el hecho de que llevan nutrientes, vitamina C, flavonoides y betacaroteno.

Ahora bien, hemos de tener en cuenta que, para que realmente nos ayude a quemar grasas, debemos comer al menos un par al día. Por lo tanto, además de tomar una en el desayuno, sería adecuado prepararnos un jugo con ellas. El zumo de manzana combinado con remolacha es perfecto para terminar la cena. ¿Te animas?

2. El plátano

El plátano tiene entre 75 y 130 calorías. Es, además, una fruta llena de potasio, calcio, magnesio y vitaminas. Es como una bebida isotónica pero en forma de alimento; un recurso ideal que no debemos dejar escapar al menos una vez al día.

Plátano y banana.

Aportar a la dieta un buen consumo de frutas como estas ayuda no solo a perder grasa, sino a mejorar la salud. No lo olvides, el plátano es perfecto; te vendrá muy bien a media mañana o media tarde, cuando necesites picar algo. Te quitará la ansiedad y te aportará muchas vitaminas para seguir con las tareas diarias.

3. El apio

El apio tampoco puede faltar en nuestra dieta. Es un vegetal que nos ayuda a perder grasa, combina con muchas de nuestras comidas y es riquísimo de cualquier manera en la que decidas cocinarlo.

Dispone de gran cantidad de vitamina C, además de calcio. Una de sus virtudes es, precisamente, la de ayudarnos a perder peso.

¿Quieres saber más? Lee: Cómo preparar un licuado de piña y apio para bajar de peso

4. El marisco

Es posible que sea un poco caro para consumirlo a diario, pero es aconsejable que no falte en tus platos al menos tres veces por semana. Los mariscos tienen un tipo de grasa monoinsaturada que ayuda a evitar la acumulación de grasa.

Mariscos.

Además, son muy sanos y ricos en omega 3. Combínalos como desees; gracias a ellos, obtendrás también muchas vitaminas y minerales.

5. Los aguacates

Existe la falsa creencia de que los aguacates engordan, pero no es así. El aguacate dispone de ácido oleico, un elemento que elimina o retrasa la sensación de hambre. Además, dispone de fibra, muy adecuada para conseguir un vientre plano.

Aguacate para una dieta sana.

Nos permite eliminar grasas si no nos excedemos y si aprovechamos su virtud más destacada: la de saciarnos. Basta con consumir un aguacate al día. Es perfecto en ensaladas o en cremas; imposible resistirse a su salud y sabor.

6. Las cerezas

Todo el mundo ama las cerezas. Si tienes la oportunidad de encontrarlas en tu mercado a buen precio, no lo dudes, las cerezas regulan el metabolismo para reducir la sensación de hambre y cuidar, a la vez, de nuestra salud.

Cerezas Sharon Drummond.

Además, son increíblemente sanas y buenas para nuestro sistema digestivo y para el corazón y contribuyen a disminuir el colesterol o el ácido úrico. Son muy ricas en antioxidantes y vale la pena consumirlas siempre que sea la temporada.

No te recomendamos, por ejemplo, los jugos que venden en las tiendas. Al no ser frescos, estos pierden todas sus virtudes y no hacen nada por nosotros. Solo son refrescos con azúcar que no nos ayudarán en absoluto a quemar grasa abdominal.

7. Los tomates

Casi todos somos fanáticos de los tomates. Ricos en ensaladas y salsas, combinan en todos nuestros platos y nos transmiten ese sabor único e imprescindible en el día a día. No obstante, tal vez no sabías que los tomates reducen la acumulación de lípidos en sangre.

Tomate para adelgazar.

Así es, actúan como buenos depurativos para que la grasa no se acumule. No lo olvides: ¡los tomates no pueden faltar tampoco en tus platos!

En definitiva, llevar una dieta saludable apenas cuesta esfuerzo. Es cuestión tan solo de acostumbrarnos a incluir ingredientes como los aquí propuestos.

A cambio, obtendremos mayor bienestar y conseguiremos por fin deshacernos de la grasa abdominal de una forma sencilla. ¡Recuerda complementar una buena nutrición con el ejercicio físico!