7 alimentos que pueden manchar tus dientes si los comes en exceso - Mejor con Salud

7 alimentos que pueden manchar tus dientes si los comes en exceso

Los pigmentos oscuros de algunos alimentos pueden llegar a acumularse en el esmalte de los dientes y llegar a mancharlos. Para evitarlo deberemos enjuagarnos con agua lo antes posible

La aparición de manchas grisáceas o amarillentas en las piezas dentales es un problema estético muy común que, casi siempre, aparece por el consumo de algunos alimentos.

Su presencia indica que el esmalte dental, la capa superficial que le da brillo a los dientes, se está desgastando poco a poco. Así, dado que quedan al descubierto unos microporos, se da una alteración del color.

Por lo general se forman en puntos o rayas finas y, algunas veces, llegan a ocupar un poco más de la mitad del diente o la muela.

Si bien no suele ser un problema de salud grave, puede incrementar el riesgo de infecciones orales y, a su vez, afectar la autoestima de la persona.

La buena noticia es que ya se ha identificado cuáles son esos alimentos cuyo contenido de ácido y residuos pueden causar estas molestas marcas.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle los 7 principales para que procures limitar su consumo.

1. Arándanos

arandanos

Conocidos y recomendados por su alto contenido de sustancias antioxidantes, los arándanos son uno de esos alimentos que pueden ocasionar manchas en las piezas dentales.

Aunque no es conveniente suprimirlos de la dieta por su alto valor nutricional, lo ideal es ingerirlos de forma moderada para que no causen este molesto problema.

Además, tras consumirlos, es primordial tener buenos hábitos de higiene, lo antes posible, para así evitar que los residuos se adhieran de la superficie dental.

Lee también: 8 sorprendentes beneficios que obtienes cuando comes arándanos azules

2. Remolacha

La remolacha es una de las hortalizas más saludables y ricas en nutrientes pero, por sus pigmentos, hace parte del grupo de alimentos que manchan los dientes.

Su jugo, en particular, puede adherirse del esmalte dental y ocasionar alteraciones del color en tonos amarillentos, amoratados o grises.

  • Para reducir el impacto de sus sustancias, lo ideal es cepillar los dientes dentro de la primera hora después de consumirla.

3. Refrescos y gaseosas

Refresco

Los ácidos que contienen las bebidas carbonatadas y refrescos son potentes destructores del esmalte dental y la dentina que, aunque lo ignoremos, son los que se encargan de mantener las piezas dentales blancas y libres de enfermedades.

La alta concentración de ácido fosfórico, además de azúcares refinados, deteriora poco a poco la capa protectora que recubre los dientes. Debido a esto, facilita la absorción de los pigmentos que ocasionan tonos amarillentos u oscuros.

4. Vino tinto

El consumo de una copa de vino tinto al día está recomendado para potenciar la salud cardíaca y del sistema cognitivo.

Sin embargo, por desgracia, este es uno de los alimentos que pueden manchar los dientes con facilidad, debido a su concentración de ácidos y pigmentos.

Dado que la acumulación de sus residuos puede deteriorar el esmalte protector de los dientes, lo mejor es consumir un vaso de agua después de tomar esta bebida.

5. Salsa de soja

Salsa de soja

Los líquidos oscuros como la salsa de soja, que se emplea para sazonar muchos platos, puede producir unas manchas amarillentas bastante notorias.

La composición de estos productos suele ser rica en ácidos y sustancias artificiales que, añadidas en exceso en la dieta, afectan la salud del esmalte dental.

Por lo tanto, lo más conveniente es remplazarlo por otras opciones más saludables y orgánicas y, en caso de ingerirlo, enjuagarnos la boca dentro de los primeros 30 minutos después de su consumo.

6. Café negro

Millones de personas empiezan su día con una buena taza de café y, aunque su ingesta excesiva no está recomendada, lo siguen tomando varias veces a lo largo del día.

El problema es que sus pigmentos oscuros tienden a dejar manchas amarillas en los dientes que, aunque se reducen con el enjuague habitual, no suelen desaparecer por completo.

Esto se debe a que los microporos de los dientes absorben con facilidad el color que lo caracteriza y, con los días, origina marcas de diversas formas.

Visita este artículo: Los posos de café: un sorprendente aliado contra enfermedades

7. Té

tenegro

El té es una bebida saludable que le puede brindar muchos beneficios al organismo, según su variedad y origen.

No obstante, contiene unas sustancias conocidas como taninos que, por desgracia, tienden a generar manchas en las piezas dentales.

  • La buena noticia es que estas reacciones indeseadas no suelen producirse cuando se consume de forma moderada y, además, no suceden con los tés claros.

Ten en cuenta que, en todos los casos mencionados, se pueden disminuir los efectos con la práctica diaria de buenos hábitos de higiene bucal.

También se puede evitar este molesto problema al reducir su consumo y tomando las medidas preventivas necesarias.