7 alimentos que aumentan o provocan celulitis

Recuerda que la mayoría de los alimentos que consumimos ya contienen sal así que, para no empeorar la celulitis, no abuses. Opta por aderezar tus platos con hierbas aromáticas y limón

Seguramente habrás leído sobre los remedios caseros para tratar y reducir celulitis, pero no conoces aún qué factores pueden agravarla.

Quizás por eso los tratamientos naturales o las cremas que estás utilizando no estén dando los resultados que esperas.

En el siguiente artículo conocerás cuáles son los alimentos que fomentan la celulitis para que puedas eliminarlos de tu dieta.

¿Qué causa y empeora la celulitis?

La llamada “piel de naranja” es una afección que sufren sobre todo las mujeres, aunque también se da en hombres. Aparece sobre todo en los muslos y glúteos.

Se trata de unos depósitos de grasa en el tejido subcutáneo. Aunque se relaciona con la obesidad, también se desarrolla en personas delgadas.

Para eliminar o evitar la celulitis se recomienda realizar ejercicio físico, beber mucha agua o realizar masajes para mejorar la circulación.

Además de evitar los pantalones muy ajustados y estar sentadas muchas horas al día, es bueno que también te alejes de los siguientes alimentos:

Los dulces

Sí, sabemos que son deliciosos y que no podemos vivir sin ellos. Sin embargo, para tener una piel tersa y suave, sin pocitos desagradables, deberás reducir al mínimo posible la ingesta de productos dulces, sobre todo los industriales.

Los dulces aumentan la cantidad de grasa en el cuerpo y agravan el problema de la celulitis. Las galletas, los panqueques, los chocolates y las golosinas son deliciosos, pero a la vez ricos en ácidos grasos trans, que son muy inflamatorios.

El exceso de azúcar en las infusiones también es malo, sobre todo si usamos el azúcar refinada, porque no se transforma en energía, sino que se acumula en diferentes partes del cuerpo, sobre todo en las piernas, las caderas y el vientre.

Puedes sustituirlo por estevia o azúcar mascabado. Come un poco de chocolate amargo si eres muy fanática de las cosas dulces.

Evitar engordar si comemos dulces

Las grasas

La comida que consumimos hoy en día está repleta de grasas malas para la salud. Las hamburguesas, pizzas, fritos, hot dogs, patatas fritas y todo eso que venden en las casas de comida rápida son enemigos número uno de tu cuerpo, incluyendo la piel.

Provocan tal acumulación de grasas que luego vemos en forma de pozos antiestéticos en nuestros muslos o glúteos. Evita consumir también lácteos enteros (no desnatados), principalmente margarina, crema chantilly, nata y mantequilla.

También deberías reducir los alimentos fritos, así como todos los productos que compramos en el mercado y contienen grasas trans. El grupo de carnes que no se aconsejan para aquellos que quieren reducir la celulitis son las rojas y los embutidos (salami, jamón, salchichas, panceta y chorizos).

La sal

El sodio (o todos los alimentos que lo contienen en cantidad) son enemigos de tu salud en varios aspectos. En primer lugar, porque produce retención de líquidos, un estado perfecto para la aparición de la celulitis. Se aconseja no consumir más de 1,5 gramos de sal al día.

Trata de no cocinar con demasiada sal, usar hierbas para condimentar la comida y no llevar el salero a la mesa, para evitar la tentación de echar más en el plato.

Y, además, opta por la sal marina o la sal del Himalaya (rosa) en lugar de la sal común de mesa. Reduce al mismo tiempo la ingesta de snacks o tentempiés demasiado salados como las patatas fritas o algunos tipos de queso.

Sal

Los refrescos

Estas bebidas son nocivas para la salud en general. Los refrescos, sobre todo los de cola, tienen mucho azúcar y además productos químicos. Algunas personas creen que consumir la versión light o cero de esos productos es la mejor opción, pero eso no es cierto.

Para beber, agua, siempre. Y si no te quieres aburrir o no estás acostumbrada, elige zumos naturales de fruta o infusiones de hierba frías.

El café

Su componente principal, la cafeína, también está presente en los refrescos y puede perjudicar el estado de la piel. Pero atención, esto ocurre al consumirlo como infusión, ya que podemos hacer un remedio casero con granos o posos de café usado y aceite de oliva como exfoliante para la piel y reductor de la celulitis.

Se aconseja beber como mucho 2 o 3 tazas de café (neutro) al día, con poca cantidad de azúcar, leche o crema.

Beber café u otras bebidas con cafeína con una comida puede ayudar a mantener los niveles adecuados de presión arterial, aunque no conviene abusar, porque puede crear otros problemas médicos.

Harinas refinadas

Las de color blanco. Están presentes en la mayoría de las comidas que consumimos a diario. El pan, las galletas, el arroz y las pastas que no sean integrales son malos para tu plan de reducir la celulitis. Esto se debe a que tienen una gran cantidad de levaduras difíciles de metabolizar.

Si no puedes vivir sin comer pan, puedes amasarlo tu misma con harina integral, por ejemplo, o mitad y mitad con la harina común. Si lo compras, trata de conseguir aquellos de color negro con semillas.

Aderezos

La mayonesa y la mostaza, así como los aderezos picantes y la salsa de tomate, también declaran la guerra a tu piel y se alían con la celulitis.

Puedes preparar tus propios aderezos usando más hierbas naturales y condimentos, así como también reducir de a poco la ingesta de estos productos. Sobre todo los que compras en el mercado.

MAYONESA-LIGHT

En lugar de salsa de tomate comprada, opta por hacer el acompañamiento de las pastas con tomates naturales, por ejemplo. No le eches mayonesa a todo lo que comes o prueba a hacerla con huevo y zumo de limón.

En las casas naturistas también puedes conseguir los granos de mostaza y preparar tu propia receta.

  • Josefina de Peña, M. H.-P. (2005). Lipodistrofia ginecoide (celulitis). Rev Cent Dermatol Pascua.

  • A, Montalvo- Arenas, C. E., Cruz- Mendez, T., & Hernandez- Trujillo, R. (2010). Tejido Adiposo. American Journal of Physiology. Regulatory, Integrative and Comparative Physiology.
  • Co-investigator, N. (2013). Revisión sistemática de la literatura: efecto de la radiofrecuencia como tratamiento de la lipodistrofia ginecoide (celulitis). Journal of Chemical Information and Modeling. https://doi.org/10.1111/j.1600-0447.2008.01196.x