7 alimentos que debes evitar si quieres combatir la celulitis

Carolina Betancourth 12 abril, 2017
El consumo excesivo de los refrescos puede ser uno de los desencadenantes de la celulitis, ya que aumentan la inflamación así como los trastornos asociados a esta

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo del cuerpo que, debido a la acumulación de líquidos y grasa, ocasiona la formación de pequeños hoyuelos sobre la piel.

Suele formarse en los glúteos y las piernas, aunque puede darse en el abdomen y la parte superior del cuerpo.

Su aparición está relacionada con el sobrepeso, pero también tiene que ver con los desequilibrios hormonales, los problemas linfáticos y la acumulación de toxinas.

Y, aunque no está considerado como un problema de salud grave, muchas buscan soluciones para eliminarla porque consideran que es antiestético.

Lo que algunas aún no saben es que hay ciertos alimentos cuyo contenido de grasa y carbohidratos impide reducir este problema.

En esta oportunidad queremos compartir los 7 principales para que no dudes en limitar su consumo de ahora en adelante.

1. Harinas refinadas

Harinas refinadas

Las harinas refinadas, presentes en muchos de los alimentos que ingerimos a diario, son enemigas número uno de la piel y el peso.

Sus carbohidratos simples son difíciles de metabolizar y, dado que tienden a acumularse, influyen en la formación de depósitos de grasa.

Es importante reducir al máximo el consumo de:

  • Harina de trigo refinada
  • Galletas
  • Bizcochos
  • Panes
  • Pasta
  • Arroz

¿Lo sabías? Adelgaza fácilmente dejando de comer harinas

2. Aderezos

Los aderezos que distribuyen en el mercado parecen una buena opción para darle un toque de sabor a nuestras preparaciones.

Sin embargo, lejos de ser saludables, son una fuente de calorías y grasas saturadas que afectan la salud metabólica.

Su consumo regular influye en la retención de líquidos y los problemas linfáticos, por lo que constituyen un gran obstáculo para reducir la celulitis.

Procura evitar las presentaciones comerciales de productos como:

  • Mayonesa
  • Salsa de tomate
  • Mostaza
  • Salsas de soja
  • Salsa negra

3. Carnes embutidas

Embutidos y carnes

Aunque durante muchos años se ha advertido cuán dañino puede ser el consumo de carnes embutidas, muchas personas las siguen prefiriendo como opción rápida de alimentación.

El problema es que contienen grandes cantidades de grasas, sodio y otros añadidos químicos cuya absorción empeora el sobrepeso y la celulitis.

Si buscas minimizar al máximo este problema, asegúrate de evitar:

  • Chorizos
  • Jamón
  • Salchichones
  • Salami
  • Salchichas
  • Tocino
  • Panceta

4. Sal

El consumo excesivo de sal es uno de los factores relacionados con el riesgo de hipertensión arterial, retención de líquidos y trastornos articulares.

El exceso de sodio crea un desbalance de los procesos inflamatorios del cuerpo y, como consecuencia, incrementa la presencia de celulitis.

Es primordial tener en cuenta que, además de la sal de mesa tradicional, esta sustancia está presente en muchos de los productos alimentarios del mercado.

Por lo tanto, para minimizar su ingesta, es necesario empezar a verificar las etiquetas y optar por condimentos más saludables.

5. Lácteos

Consumir lácteos

Las grasas saturadas que contienen los lácteos resultan dañinas para aquellas que están tratando de reducir la piel de naranja.

Estas sustancias se van quedando acumuladas en los tejidos y, con los días, aumentan la presencia de hoyuelos y flacidez.

Por otro lado, en algunas personas desencadenan reacciones inflamatorias que, además de aumentar este problema, también influye en otras dolencias.

Descubre: Recetas para sustituir los lácteos

6. Dulces

Son deliciosos, adictivos y le dan un toque de especial a cientos de platos; sin embargo, para tener una piel tersa y libre de celulitis, lo más conveniente es reducir al máximo todos los productos que lo contienen.

Los azúcares o dulces incrementan la tendencia a acumular grasa en el cuerpo y, con los días, empeoran el aspecto de las áreas afectadas por esta condición.

Lo más preocupante de todo es que hacen parte de muchos productos de consumo habitual y, por ende, es muy difícil limitar su ingesta.

No obstante, si prestamos atención a las etiquetas y evitamos agregarla en las recetas se puede disminuir su consumo de forma significativa.

Además, también se puede sustituir por endulzantes orgánicos y saludables como es el caso de la estevia o el azúcar de coco.

7. Refrescos

refresco de dieta

Los sabores de los refrescos comerciales son adictivos y nos hacen creer que son la mejor opción para calmar la sed.

Lo que muy pocos llegan a tener en cuenta es que esta variedad de bebidas es rica en azúcares, calorías y compuestos añadidos que incrementan la celulitis.

Además, al consumirlas de forma excesiva aumenta la tendencia a sufrir de inflamación y una serie de trastornos asociados a esta.

En conclusión, como parte del tratamiento de la celulitis, es necesario limitar el consumo de todos los alimentos aquí citados.

Si bien no está mal comerlos de forma ocasional, lo ideal es remplazarlos por opciones más saludables y bajas en calorías.

Te puede gustar