7 alimentos que favorecen la conectividad neuronal

No dudes en incluir estos alimentos de forma regular en tu dieta para optimizar tu conectividad neuronal, sin importar tu edad. También te ayudarán a mejorar tu estado de ánimo

Entendemos la conectividad neuronal como esa unión o sinapsis que se crea entre las neuronas o células cerebrales. Cuanta más conectividad, conformaremos una red neurológica más fuerte y capaz de mejorar nuestros procesos cognitivos.

Factores como la atención o la memoria están relacionados con estos procesos. Ahora bien, como ya sabemos, hábitos tan adecuados como el aprendizaje continuo, la lectura o los juegos mentales también son imprescindibles para conseguirlo.

Sin embargo, hay un aspecto que debemos tener muy en cuenta: nuestra alimentación.

Nuestro cerebro necesita de diferentes nutrientes con los que favorecer el impulso nervioso, mejorar la oxigenación o potenciar la circulación vascular de las diferentes áreas cerebrales.

A continuación, te explicamos qué alimentos deberías incluir en tu dieta para favorecer la conectividad neuronal.

1. Mejora tu conectividad neuronal con la cúrcuma

A pesar de que la cúrcuma es muy habitual en los países orientales, cada día es más común en nuestra dieta.

Según diversos estudios llevados a cabo en  la Universidad de California (Estados Unidos), la cúrcuma nos protege de la aparición del alzhéimer.

Te recomendamos también descubrir los beneficios que puede tener para ti beber una infusión de cúrcuma

Asimismo, gracias a su componente esencial, la curcumina, protege a nuestro cerebro de la inflamación, estimula el impulso nervioso e incluso mejora nuestra agilidad mental.

Puedes tomar hasta 500 mg al día, repartidos en tres tomas.

2. El té verde, un regalo para nuestro cerebro

Remedio de té verde

Resulta asombroso pero el té es la bebida más consumida en todo el mundo, por encima incluso del café. Ahora bien, de entre todas las variedades, el té verde es de los más beneficiosos.

  • Sus principales beneficios parten de dos tipos de antioxidantes: las teaflavinas y las  tearrubiginas. Son antiinflamatorios y luchan contra la oxidación celular.
  • Asimismo, los polifenoles presenten en le té verde favorecen una mayor conectividad neuronal entre la corteza parietal y frontal del cerebro.
  • Mejoramos nuestra memoria a corto plazo, la concentración y luchamos incluso contra la aparición de las demencias.

No dudes en tomar entre una o dos tazas diarias de té verde, verás qué bien te sientan.

3. El chocolate negro, placer saludable

Te lo recomendamos muchas veces en nuestro espacio: consumir una onza diaria de chocolate negro es sinónimo de salud y bienestar y, lo que es mejor, a nuestro cerebro le encanta.

  • El chocolate amargo y sin azúcar es increíblemente rico en antioxidantes.
  • Sus flavonoides favorecen la circulación sanguínea hacia el cerebro, mejoran nuestra concentración e incluso estimulan nuestros tiempos de respuesta: reaccionamos más rápido ante los estímulos.
  • Estudios como el publicado en la revista Science Direct nos explican que el chocolate negro mejora el flujo de la sangre y de los vasos sanguíneos.
  • Todo ello optimiza el aporte de oxígeno que llega al cerebro y nos proporciona así una mejor capacidad cognitiva.

4. Semillas de calabaza contra el deterioro cerebral

semillas de calabaza Food Thinkers

Las semillas de calabaza disponen de un tipo de mineral imprescindible para mejorar la conectividad neuronal: el cinc.

Descubre 5 claves para calmar la mente inquieta y encontrar el equilibrio

Tampoco podemos olvidar que las semillas de calabaza también están llenas de magnesio, y reducen el estrés gracias al triptófano, precursor de la serotonina y componente de esa “neuroquímica” que mejora nuestro estado de ánimo.

5. Di sí al brócoli

El brócoli es una gran fuente de vitamina K. Este componente, a pesar de no ser tan conocido, es responsable de mejorar nuestra función cognitiva y de favorecer la capacidad intelectual.

  • La razón por la que el brócoli es tan bueno para nuestro cerebro se debe a los glucosinolatos.
  • Estos compuestos retrasan el deterioro cerebral gracias a la acción que ejercen sobre la acetilcolina. No podemos olvidar que si este componente desciende en nuestro cerebro, aumenta el riesgo de la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

* No dudes en conseguir que los más pequeños consuman brócoli dos veces por semana.

6. La salvia mejora nuestra concentración

Puedes prepararte infusiones de salvia o incluso espolvorear tus ensaladas con esta planta natural. Sus aceites esenciales mejoran nuestra memoria, la concentración y nuestra conectividad neuronal.

¡Y es fabulosa para la salud de la mujer!

Puedes buscarla en tu tienda natural o herboristería más cercana.

 7. ¡Come más nueces!

nueces para la conectividad neuronal

Estamos seguros de que ya intuías que las nueces iban a aparecer en este listado. No podían faltar. de hecho, tanto los médicos como los nutricionistas nos recomiendan su consumo regular.

Según un estudio publicado en la revista American Journal of Epidemiology el comer cada día entre 3 y 5 nueces nos ayuda a prevenir el deterioro cognitivo gracias a la vitamina E.

Otro dato que debemos tener en cuenta es el referente al ácido graso omega-3. Es un componente muy poderoso a la hora de mejorar el rendimiento cognitivo y de frenar incluso el deterioro asociado a la edad.

Descubre también por qué las manualidades son excelentes para el cerebro

Si deseas aprovechar al máximo los beneficios de las nueces, toma en tus desayunos unas cuatro nueces acompañadas por una cucharada de miel (25 gramos).

Para concluir, si consumes de forma regular estos alimentos y, además, mantienes una mente activa y curiosa, tu cerebro te lo va agradecer.

Asimismo, tampoco olvides hacer frente al estrés cotidiano y gestionar un poco mejor tus emociones.

Estas sencillas claves te ofrecerán una mejor calidad de vida.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar