7 alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos

Los estrógenos no solo están relacionados con la sexualidad, sino que intervienen en otras muchas funciones del organismo. Por ello, es necesario incluir en nuestra dieta alimentos que nos ayuden a mejorar sus niveles.

¿Tu médico te ha comentado que tus niveles de estrógenos están bajos? No te preocupes; además de las recomendaciones que te haya brindado el profesional, puedes consumir alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos.

Para facilitarte las cosas, te hemos preparado una lista con las mejores opciones. Puede que varios de estos alimentos sean parte de tu dieta diaria; en tanto, a aquellos productos a los que nos estés habituada, dales una oportunidad. Tu salud te lo agradecerá y es una buena forma de diversificar la alimentación.

Alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos

1. Frutos secos

frutos secos

Los frutos secos pueden ayudarte a mejorar los niveles de estrógenos, especialmente los albaricoques, los dátiles y las ciruelas. Estos son un aperitivo saludable, que puedes llevar a todos lados y comer cuando tengas antojo de algo dulce.

Además de ser ricos en fibra, contienen fitoestrógenos. Estos químicos imitan los efectos de los estrógenos en el cuerpo, por lo que te harán sentir bien de inmediato.

Al comer frutos secos, solo recuerda que en su procesamiento se eliminó casi la totalidad de su agua. Por ello, su contenido de calorías y azúcares es alto; debes comer porciones pequeñasDe 5 a 10 piezas sería lo ideal, dependiendo de su tamaño.

2. Linaza

Estas pequeñas semillas son fáciles de incorporar a la dieta y se han vuelto muy queridas por sus propiedades depurativas. Además, son muy beneficiosas para quienes tienen problemas de estrógenos. Para aprovechar sus propiedades, puedes añadir una cucharadita de linaza al yogur en el desayuno, o bien agregarla a tus ensaladas.

Si la usas en sopas y batidos, literalmente desaparecerán, pero tu organismo absorberá mejor sus nutrientes. Tan solo recuerda consumir suficiente agua, ya que es rica en fibra.

Lee también: Los maravillosos usos del agua de linaza para la salud, el cabello y la piel

3. Semillas de sésamo

Aceite-de-sésamo

Las semillas de sésamo son ricas en fitoestrógenos, fibra y minerales. Debido a todo esto, una pequeña cantidad mejora tu salud considerablemente, dado que suplen carencias nutricionales.

Por ejemplo, una cucharadita de semillas de sésamo te aporta el 10% del hierro, magnesio y calcio que necesitas en todo el día, además del 4% de la fibra. Para obtener todos los beneficios de las semillas de sésamo, es importante que sean frescas y sin procesar.

Puedes adquirirlas en tiendas naturistas y supermercados y añadirlas a tus sopas o ensaladas. Si te apetece comer algo crujiente, prueba a cambiar el empanado tradicional por semillas de sésamo.

4. Garbanzos

Los garbanzos son otro alimento rico en fitoestrógeno; los puedes incorporar de diversas formas en tu dieta. Una de las opciones más comunes es el humus que puedes usar como salsa y acompañarlo con vegetales frescos. También se puede añadir a ensaladas y sopas.

Aunque los garbanzos no tienen un gran sabor por sí mismos, puedes añadir algunas especias y el resultado será delicioso. Los garbanzos también son ricos en fibra y proteína, lo que los hace perfectos para quienes buscan mantener su peso ideal.

5. Frijoles

Los frijoles son uno de los mejores alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos. Además, son ricos en fibra, reducen el colesterol y te mantienen saciado por más tiempo.

De todos los alimentos que te hemos mencionado, los frijoles son los que cuentan con mayor porcentaje de fitoestrógenos. Esto, sumado a que resultan económicos, debería hacer que fueran parte de tu dieta diaria.

En caso de que seas diabética, debes saber que los frijoles son una buena opción de carbohidratos, ya que son de lenta absorción. Tus niveles de glucosa tendrán una mayor estabilidad.

6. Brotes de alfalfa

Brotes caseros

Los brotes de alfalfa pueden ser el perfecto ingrediente verde de tu dieta. La razón por la que son uno de los alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos es que son ricos en fitonutrientes, bajos en calorías y carbohidratos y complementan la dieta por sí mismos.

Por si todo lo anterior te parece poco, los brotes de alfalfa reducen los niveles de colesterol en sangre. Para incluirlos en tu dieta, tienes muchas opciones: en ensalada con alguna proteína (como atún), con limón y algún aderezo, en sándwich o en ensalada.

Te recomendamos asegurarte de que estos brotes estén bien limpios antes de consumirlos. Lo ideal es lavarlos bajo el chorro de agua y no dejarlos demasiados días en el refrigerador, pues comienzan a perder nutrientes. Desde el día en que los compras frescos hasta el momento en que los comas no debería pasar más de una semana.

Te puede interesar: 3 batidos ricos en fibra para empezar el día: ¡Descúbrelos!

7. Frijoles de soja

No es ninguna novedad ver que uno de los alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos sean la soja y sus derivados. Sus cualidades son diversas, pero se puede destacar:

  • Son ricos en fibra.
  • Su alto contenido de proteína.
  • Resultan fáciles de incluir en la dieta diaria.
  • Contienen muchos minerales; específicamente en hierro, magnesio, calcio y potasio.
  • Tienen altos niveles de fitoestrógenos.

Para sacar provecho de todas estas cualidades, te recomendamos incluir un derivado de los frijoles de soja en tu dieta. Si no estás acostumbrada a su sabor, al inicio te resultará algo insípido; prueba combinarlo con especias y otros sabores fuertes.

En definitiva, tener niveles de estrógenos bajos no tiene por qué ser un problema. Ahora que ya eres consciente de que debes mejorar en este sentido, aprovecha todos los recursos disponibles.

Además de seguir el tratamiento de tu médico, procura una dieta más amigable con tus necesidades. En pocos meses verás grandes mejoras, y quizás te puedas olvidar del problema por completo.

  • Loose-Mitchell, D. S., & Stancel, G. M. (2003). Estrógenos y progestágenos. In J. G. Hardman, L. E. Limbird, & A. G. Gilman (Eds.), Goodman & Gilman. Las bases farmacológicas de la terapéutica.(10a, pp. 1613–1630). Mexico, DF: McGraw-Hill Interamericana.
  • Franco, Y., Mendoza-Fernández, V., & Lemini, C. (2003). Mecanismos de acción de los efectos protectores de los estrógenos sobre el sistema cardiovascular. Departamento de Farmacología, Facultad de Medicina, UNAM46(3), 101–108. Retrieved from http://www.ejournal.unam.mx/rfm/no46-3/RFM46306.pdf