7 alimentos saludables que puedes comer todos los días

Katherine Flórez 28 diciembre, 2016
Son sanos, son apetitosos, algunos son ingredientes esenciales en la cocina y, ante todo, son saludables. Si te acostumbras a tomar a diario estos alimentos tu cuerpo lo agradecerá.

La alimentación es uno de los factores más importantes para la salud física y mental. A través de ella se aportan al organismo los nutrientes que necesita para trabajar en óptimas condiciones y evitar el desarrollo de enfermedades.

En la actualidad, la calidad de la dieta ha disminuido de forma significativa por el incremento de alimentos procesados que se venden en el mercado como una alternativa rápida y deliciosa para saciar el hambre.

Como consecuencia, el índice de personas con obesidad ha incrementado y cada vez hay más diagnósticos de patologías crónicas relacionadas con el corazón.

Por fortuna, todos tienen la posibilidad de modificar sus planes alimenticios para hacerlos más saludables y adecuados a las necesidades del cuerpo.

En este sentido, hoy queremos recomendar 7 maravillosos alimentos que, por su composición, son protectores de la salud y grandes aliados en el control del peso. ¡Descúbrelos!

1. Cereales integrales

Cereales integrales

En lugar de elegir las harinas y demás alimentos refinados, vale la pena empezar a consumir los deliciosos cereales integrales.

Esta variedad se caracteriza por ser rica en fibra, nutriente que mejora la salud digestiva mientras contribuye a regular los niveles de colesterol.

También contiene ácido fólico y sustancias antioxidantes que se han relacionado con la prevención del cáncer de colon.

Ver también: Tratar el colon irritable con alimentos antiinflamatorios

2. Pescado azul

La mayoría de pescados tienen cualidades nutricionales importantes, pero el que más se destaca es el azul o de agua fría. Su riqueza en ácidos grasos omega 3 lo ha convertido en una de las bases de las dietas para mantener la salud cardiovascular.  

Este mismo compuesto activo le da una acción antiinflamatoria que ha demostrado ser eficaz en el control de trastornos como la artritis reumatoide y la osteoartritis.

3. Aceite de oliva

aceite-de-oliva

Imprescindible en la dieta mediterránea, el aceite de oliva es un tipo de grasa saludable que, gracias a su  ácido oleico e hidroxitirosol, tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol.

Sus agentes antioxidantes previenen la oxidación de lípidos en las arterias, lo que, a su vez, disminuye el riesgo de endurecimiento y obstrucción.

Además, es un gran aliado de la salud de la piel, ya que disminuye el daño celular y previene los signos del envejecimiento prematuro.

4. Té verde

Esta popular bebida, que se hizo famosa por sus cualidades adelgazantes, en la actualidad se cataloga como una de las mejores para prevenir enfermedades.

Sus propiedades estimulan la desintoxicación del hígado y contribuye a proteger las células para evitar el desarrollo de trastornos graves como el cáncer.

También ayuda a reducir el colesterol y depura la sangre para remover esos agentes tóxicos derivados de la contaminación y el humo del tabaco.

5. Ajo y cebolla

cebolla-y-ajo

Estos dos alimentos van de la mano porque tienen propiedades medicinales muy similares e igual de efectivas en el organismo.

Sus principales activos son los compuestos azufrados, cuya acción reduce la presión arterial, el colesterol y trastornos metabólicos.

También se ha encontrado que son poderosos anticancerígenos, capaces de proteger las células contra el cáncer de pulmón, de piel y de colon.

Ambos son poderosos depurativos del organismo y, por sus cualidades antisépticas, tienen la capacidad de eliminar patógenos sin dañar la flora bacteriana.

6. Aguacate

No es para nada extraño que el aguacate se haya convertido en uno de los alimentos favoritos de la industria farmacéutica y cosmética.

Este fruto color verde es una fuente rica en ácidos grasos esenciales que, en el organismo, actúan favoreciendo la disminución del colesterol y los triglicéridos.

Contiene vitamina C y E que, por sus cualidades antioxidantes, frenan el daño celular para prevenir el envejecimiento tempano. Y, además, aporta potasio y magnesio, dos minerales esenciales para proteger el hígado, los riñones y el corazón.

7. Vegetales de hojas verdes

Vegetales de hojas verdes

Para una dieta balanceada y sana qué mejor que incorporar en las comidas los nutritivos vegetales verdes. Su riqueza en antioxidantes neutraliza los daños de los metales pesados y crea un efecto protector en el cuerpo para prevenir las patologías graves.

Consumirlos crudos proporciona cantidades significativas de  flavonoides y carotenoides, sustancias que previenen el envejecimiento prematuro de los órganos principales del cuerpo, incluyendo la piel.

Gracias a su riqueza en fibra, mejoran la digestión, reducen la ansiedad y resultan apropiadas para las personas con diabetes tipo 2.

Te recomendamos leer: Los 7 consejos más eficaces para prevenir la diabetes

Algunas de estas verduras son:

  • Brócoli
  • Coliflor
  • Coles
  • Espinacas
  • Acelgas
  • Apio
  • Perejil

¿Quieres mejorar tu alimentación? No dudes en empezar a disfrutar de todos estos alimentos en tus comidas diarias a través de diferentes recetas. En poco tiempo sentirás tu organismo más fuerte y también notarás los cambios en tu peso y figura.

 

Te puede gustar