7 alimentos que te ayudan a controlar la presión sanguínea

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física Elisa Morales Lupayante el 24 enero, 2019
Okairy Zuñiga · 6 diciembre, 2016
Una alimentación equilibrada puede ser un gran complemento para controlar la presión sanguínea, por lo que deberemos incluir en nuestro dieta aquellos ingredientes que nos ayuden a mejorar nuestra condición

La hipertensión arterial es una condición médica que hace que la sangre fluya a través de las arterias mucho más rápido de lo que debería hacerlo. La tensión arterial alta es el principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. No obstante, mediante una dieta adecuada podemos controlar la presión sanguínea.

Existen varias cuestiones que pueden influir en este fenómeno y hacer que la presión sanguínea se eleve hasta niveles potencialmente peligrosos. Los factores que más afectan a la presión sanguínea son:

  • Estar bajo estrés constantemente.
  • Consumir con mucha regularidad carnes rojas y alimentos ricos en colesterol.
  • El tabaco.
  • El alcohol.
  • Llevar una vida sedentaria.

Para prevenir problemas graves, puedes incluir los siguientes alimentos.

Alimentos que ayudan a controlar la presión sanguínea

1. El plátano

Un plátano de tamaño promedio tiene alrededor de 450 mg de potasio, lo que lo convierte en una de las más potentes medicinas naturales para controlar la presión sanguínea. Se debe a que este mineral ayuda a tener bajo control el sodio en tu organismo.

Como ya sabrás, si consumes cantidades muy elevadas de sal, la presión arterial seguramente se verá afectada. Además de cuidar la cantidad de sal que consumes, debes prestar mucha atención a los niveles de potasio de tu organismo.

Un déficit de potasio puede hacer que el equilibro con el sodio se vea descompensado y muchas funciones de tu organismo se vean comprometidas.

Ver también: 4 irresistibles recetas con plátano que no puedes dejar de probar

2. Semillas de calabaza

Calabaza.

Controlar la presión sanguínea puede ser mucho más fácil si consumes semillas de calabaza. Gracias a sus altos contenidos de zinc estas pueden ayudar a revertir los efectos de la hipertensión.

Cuando el cuerpo no recibe las cantidades necesarias de zinc, las arterias se ven afectadas porque pierden su elasticidad, lo cual terminará produciendo inflamación en las mismas.

Además, las semillas de calabaza tienen un agradable sabor y son una rica fuente de:

  • Proteínas
  • Ácidos grasos
  • Minerales
  • Aminoácidos

Todo esto las convierte en buenas antiinflamatorias, emolientes y antiparasitarias.

3. El ajo

Ajo prensado.

El ajo, sin duda alguna, te ayudará a controlar la presión sanguínea. No solamente actúa como un diluyente sanguíneo, sino que, además, te permite tratar afecciones tales como:

  • El endurecimiento de las arterias o aterosclerosis
  • Ataques al corazón
  • Enfermedades cardíacas coronarias

Todo esto se debe a la gran cantidad de vitamina C, vitamina B6 y manganeso que nos aporta el ajo.

4. El yogur

El consumo de calcio es muy importante, tanto para pequeños como adultos. Cuando consumes con regularidad alimentos ricos en calcio y cumples con una cuota diaria de 100 a 150 miligramos estás reduciendo el riesgo de sufrir de presión arterial elevada.

El yogur le aporta a tu cuerpo una gran variedad de nutrientes como el calcio, proteínas y otros como el potasio y el magnesio. El calcio, en particular, te ayuda a controlar la presión sanguínea porque mantiene el pH de tu sangre bajo control.

Esto hace que tu cuerpo se mantenga en un estado de alcalinidad que impide que la presión sanguínea aumente.

5. Las patatas

Las patatas son un alimento muy saludable si lo comes de la manera y en la cantidad correcta. ¿Recuerdas que hemos mencionado lo importante que es el potasio cuando tratas de controlar la presión sanguínea? Pues deberías saber que las patatas son una fuente importante de potasio.

Sin embargo, según un estudio publicado en la revista BMJ, comer cuatro raciones o más de patatas semanalmente puede aumentar el riesgo de hipertensión. Aunque son una fuente rica en potasio, también lo son en carbohidratos. La patata contiene un alto índice glucémico que implica un riesgo de aumentar los niveles de azúcar en sangre.

No obstante, estudios posteriores sugieren que no se puede concluir que la patata sea la culpable del aumento en la presión arterial. Además, se debe tener en cuenta el método de cocción, que puede hacer que se pierdan muchos de sus nutrientes.

6. Las semillas de sandíaSemillas de sandía

Estas semillas suelen ser desechadas debido a que se desconocen los beneficios que podrían tener para la salud.

Estas pequeñas contienen cucurbocitrina, una sustancia que tiene la capacidad de ayudar en el funcionamiento de los riñones y dilatar los vasos sanguíneos. Esto las hace ideales para combatir la presión arterial.

Coloca unas cuantas semillas de sandía ligeramente aplastadas en un recipiente con agua hervida, déjalo reposar durante, al menos, una hora y consume en pequeñas cantidades a lo largo del día.

Te recomendamos leer: 6 usos de la cáscara de sandía

7. La cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla tiene grandes propiedades, tanto para la salud de tus arterias como para todo tu cuerpo. La cebolla te ayuda a mejorar la circulación de la sangre y combate factores como el colesterol además de la hipertensión.

Esto se debe a su alto contenido de:

  • Aceites esenciales
  • Vitaminas del grupo B
  • Vitamina E
  • Vitamina C
  • Minerales (potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio, azufre)

Procura agregar la cebolla en cocciones que incluyan poca grasa. También puedes incluirla en deliciosas ensaladas con limón o en sopas.

Ten en cuenta que no debes dejar de lado la opinión de los profesionales de la salud, por lo que debes combinar estos alimentos con la supervisión de tu médico. De esta forma evitarás poner en riesgo tu vida de manera innecesaria.

  • Houston MC. The Importance of potassium in managing hypertension. Curr Hypertens Rep. 2011;
  • El-Mosallamy AEMK, Sleem AA, Abdel-Salam OME, Shaffie N, Kenawy SA. Antihypertensive and Cardioprotective Effects of Pumpkin Seed Oil. J Med Food. 2012;
  • Ried K, Fakler P. Potential of garlic (Allium sativum) in lowering high blood pressure: Mechanisms of action and clinical relevance. Integrated Blood Pressure Control. 2014.
  • Buendia JR, Li Y, Hu FB, Cabral HJ, Loring Bradlee M, Quatromoni PA, et al. Long-term yogurt consumption and risk of incident hypertension in adults. J Hypertens. 2018;
  • Kalus U, Pindur G, Jung F, Mayer B, Radtke H, Bachmann K, et al. Influence of the onion as an essential ingredient of the Mediterranean diet on arterial blood pressure and blood fluidity. Arzneimittelforschung. 2000;