7 beneficios de incluir zanahoria en tu dieta en el embarazo

Durante el embarazo se requieren nutrientes y vitaminas que beneficien el correcto desarrollo del bebé. La zanahoria es una excelente aliada porque los contiene. Inclúyela en tu dieta.

Incluir zanahoria en tu dieta durante el periodo de gestación, aporta grandes beneficios para el desarrollo de tu bebé. El consumo de vegetales como la zanahoria, aporta nutrientes y vitaminas ayudando a reponer en tu cuerpo las que tu bebé absorbe.

La zanahoria es una hortaliza de color naranja, flores blancas, hojas redondas y raíz en forma de cono. Se puede comer cruda o cocida, siendo una buena opción el incluirla en las comidas o consumirla como merienda.

Beneficios de consumir zanahoria en el embarazo

Consumir zanahoria durante el embarazo.

Existen muchos beneficios al consumir zanahoria durante el embarazo, algunos de ellos son:

1. Ayuda a cuidar la visión

La zanahoria contiene betacaroteno, esta sustancia se transforma en vitamina A después de consumirla. Esta vitamina ayuda a mejorar la vista por cuanto evita la degeneración macular, un trastorno que destruye la visión, y previene las cataratas.

2. Previene enfermedades

La vitamina E y el betacaroteno son sustancias antioxidantes que contiene la zanahoria. Las mismas ayudan a neutralizar los radicales libres que causan enfermedades cardiovasculares y digestivas. Su ingesta durante el embarazo incrementará la protección ante los efectos nocivos de estos elementos.

 3. Combate el estreñimiento

Es común que las mujeres embarazadas padezcan de estreñimiento debido a que la digestión se modifica en este período. La zanahoria cruda mantiene su gran contenido de fibra intacto, por lo que consumirla en este estado es ideal para regular la buena digestión.

4. Efecto antidiarreico

Así como existen mujeres que sufren de estreñimiento durante el embarazo, también están las que sufren de constantes diarreas. En estos casos se recomienda consumir la zanahoria cocida ya que así se activan sus efectos astringentes y antidiarreicos.

5. Beneficios para el sistema endocrino

La zanahoria tiene un alto contenido de yodo. Este es un micromineral que influye positivamente sobre el sistema endocrino, impulsando a las hormonas tiroideas para que trabajen en el desarrollo del cerebro del bebé. También ayuda a mantener la temperatura corporal estable de ambos, lo que hace más confortable el embarazo.

Comer zanahoria durante el embarazo.

6. Ayuda al desarrollo celular

La vitamina A presente en la zanahoria, aporta grandes beneficios durante el embarazo. Uno de ellos es favorecer el correcto desarrollo celular del bebé. Además refuerza la adhesión de la placenta y colabora con el buen funcionamiento de las defensas del cuerpo protegiendo los tejidos de la piel.

Debes leer: Alimentos ricos en vitamina A, ¿dónde encontrarlos?

7. Mantiene tu peso ideal

Existen mitos en donde se menciona que la zanahoria engorda. Nada mas alejado de la verdad.  Esta hortaliza es baja en contenido calórico, por esta razón es un ingrediente ideal para ensaladas, purés o incluirla en la preparación de sopas. Comerla diariamente no implica que aumentes de peso.

Elige zanahorias de calidad y aprende a conservarlas

Para aprovechar al máximo estos y otros beneficios, debes tener en cuenta al momento de comprarlas que la piel esté suave al tacto, que sea de color naranja vivo y que no tenga raíces laterales.

El tamaño ideal de esta hortaliza es el mediano. El color de la pulpa y el centro deben ser iguales, esto indica que es una zanahoria de calidad y se conserva más tiempo fresca.

Si deseas comerlas crudas puedes mantenerlas en la nevera por dos semanas aproximadamente. Si prefieres consumirlas cocidas una opción es pelarlas, cortarlas y ablandarlas un poco en agua caliente antes de congelarlas. Así podrán durar hasta ocho meses.

Hay que tener en cuenta que no debes guardar la zanahoria junto a otros alimentos que produzcan gases como el melón, la manzana y el plátano, para evitar que adquiera un sabor amargo.

Batido energético para incluir zanahoria en tu dieta

Zumo de zanahoria.

Jugo 3 en 1

Una manera deliciosa de disfrutar los beneficios de incluir zanahoria en tu dieta en el embarazo, es preparando este jugo.

Te interesa leer: 5 sencillos batidos con zanahoria para depurar tu organismo

Ingredientes

  • 4 tazas de jugo de naranja natural
  • 1 zanahoria mediana
  • 1/2 remolacha
  • 1 cucharadita de miel o azúcar

 Preparación

  • Corta en pequeños trozos la zanahoria y la remolacha.
  • Colócalas en la licuadora y procede a licuarlas.
  • Cuela la mezcla para separar el líquido de la pulpa.
  • Mezcla en una jarra el jugo de naranja con el líquido de remolacha y zanahoria.
  • Agrega la miel o azúcar para endulzar.
  • Coloca hielo en un vaso, agrega la mezcla y disfrútalo.

Es ideal para refrescarte en una tarde calurosa. Si no te agrada la remolacha puedes eliminarla de los ingredientes y elaborar el jugo solo con naranja y zanahoria.

Finalmente, la zanahoria es una hortaliza que siempre debe estar presente en la nevera de tu casa, en especial si estás embarazada. Tendrás muchos beneficios por incluir zanahoria en tu dieta diaria.

Te puede gustar