7 beneficios que obtienes por incorporar semillas de chía en tu dieta

Daniela Castro 22 noviembre, 2015
Además de mejorar nuestro estado de ánimo al ser una fuente natural de triptófano, las semillas de chía también pueden ayudarnos a conseguir más energía e incluso a perder peso

Las semillas de chía, también conocidas como salvia hispánica, se hicieron famosas en todo el mundo desde la década de 1970.

Son de la familia de la menta y se cree que provienen del centro y sur de México y Guatemala. La leyenda cuenta que los primeros en utilizarlas fueron los antiguos guerreros aztecas, quienes aprovechaban su importante valor energético para prepararse antes de cada batalla.

En los últimos años estas se ganaron el título de “superalimento”, ya que se comprobó que tiene muchas cualidades nutricionales que pueden ser muy útiles para mejorar la salud y perder peso sin pasar sufrimientos.

Aunque no se trata de un producto milagroso o algo así, quienes las han incorporado en la dieta han sido testigos de sus cualidades para bajar kilos con más facilidad.

Por esto y por muchas otras razones, todos deberían conocerlas y, sobre todo, incluirlas en su plan de alimentación regular.

Aprovechando el espacio que tenemos hoy, hemos decidido compartir 7 importantes beneficios que estas le pueden aportar a tu organismo. ¡No te lo pierdas!

1. Ayudan a adelgazar

Plan día por día para adelgazar

Una de las principales razones por las que estas semillas son aliadas para adelgazar es por su gran efecto saciante que ayuda a controlar la ansiedad por ingerir más calorías.

Al comerlas sin ningún tipo de líquido, estas se expanden en el estómago y generan una satisfacción más rápida y duradera.

Sumado a esto, aportan una cantidad significativa de fibra, nutriente esencial para mantener el buen funcionamiento de los órganos más importantes del cuerpo.

No olvides leer: Los 4 mejores jugos bajos en calorías para adelgazar

2. Disminuyen los niveles de azúcar en la sangre

La fibra es buena para mantenerse lleno por más tiempo, pero también es la responsable de la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

En un estudio que contó con la participación de 11 hombres y 9 mujeres con diabetes tipo 2, se les proporcionó de forma aleatoria 37 gramos de chía y 37 gramos de salvado de trigo durante 12 semanas, como complemento a los tratamientos contra la enfermedad.

Al final de la investigación se encontró que los participantes que habían consumido la chía no solo redujeron sus niveles de azúcar, sino que también mostraron una disminución en la presión arterial.

3. Promueven la digestión

Su ingesta regular podría ser una gran forma de mantener alejado el estreñimiento y los problemas que afectan el sistema digestivo.

Su combinación de fibra insoluble y soluble crea un equilibrio perfecto para facilitar el paso de los alimentos a través del tracto digestivo.

4. Protegen el corazón

Protegen el corazón

Uno de los principales desencadenantes de las enfermedades cardiovasculares son los niveles altos de colesterol, que obstruyen los vasos sanguíneos y dificultan la circulación.

Al padecer deficiencias en el sistema circulatorio, la sangre tarda más tiempo en llegar a las células del cuerpo y el corazón puede sufrir graves daños.

En este sentido, la chía podría resultar muy beneficiosa, ya que sus propiedades podrían ayudar a regular los niveles de colesterol para reducir los riesgos.

Además, su aporte de ácidos grasos esenciales y fibra podrían ayudar a reducir el proceso inflamatorio del cuerpo, asociado con el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

5. Aumentan las energías

El consumo de este alimento puede favorecer el rendimiento físico y mental, en especial en aquellas personas que entrenan o que deben cumplir con muchas tareas durante su jornada.

Estas contienen proteína, minerales y ácidos grasos esenciales que actúan de forma positiva al aumentar las energías en todo el cuerpo.

6. Fuente vegetal de proteínas

Estas semillas son una buena opción para las personas que no quieren consumir proteínas de origen animal. Se estima que cada porción de 25 gramos puede aportar hasta 4,4 de proteínas a cambio de 130 calorías.

Aunque no es la mayor fuente vegetal de este nutriente, sí resulta un buen producto para adquirir una buena cantidad diaria, con el añadido de recibir antioxidantes, vitaminas, aceites esenciales y otras importantes propiedades para el óptimo estado del cuerpo.

¿Quieres conocer más? Lee: Las proteínas que aportan los alimentos de origen vegetal

7. Regulan el estado de ánimo

Regulan el estado de ánimo

Son una fuente natural de triptófano, que mejora el estado de ánimo y regula el apetito. Este aminoácido esencial tendría un efecto relajante al estimular la producción de serotonina y otros neurotransmisores relacionados con el buen humor.

Sabiendo que son tan buenas para tu salud y tu cuerpo, considera a partir de ahora incluirlas con más frecuencia en tu dieta.

Puedes tomarlas con agua o añadidas a alimentos como:

  • Yogur.
  • Cereales.
  • Pastas.
  • Ensaladas.
  • Arroces.
  • Batidos.
Te puede gustar