7 grandes beneficios que nos brinda el tofu, el queso de soja

Si queremos aprovechar todos los beneficios del tofu sin que nos resulte indigesto es importante que evitemos comerlo crudo y optemos por cocerlo o cocinarlo a la plancha

El tofu es un alimento elaborado a partir de la soja, muy rico en proteína vegetal y bajo en grasas. No contiene gluten ni lactosa. Además, es un ingrediente que nos aporta muchos beneficios para la salud, sobre todo durante la menopausia.

En este artículo compartimos todas sus propiedades, así como las maneras más adecuadas para consumirlo en nuestros menús diarios.

El tofu

El tofu es un alimento de origen vegetal que se elabora mediante el procesamiento del grano de la soja de un modo parecido al del queso de vaca. Este alimento de nombre japonés, que no contiene leche, es muy habitual en las dietas vegetarianas en la cocina asiática.

Gracias a su alto contenido en proteína, el tofu es un buen sustituto de la carne. Además se puede cocinar de manera parecida. No obstante, hay que tener en cuenta cómo hacerlo de la manera correcta para que lo podamos digerir bien.

Beneficios de tofu para la salud

1. Excelente fuente de energía

Tofu, excelente fuente de energía

El tofu es un alimento vegetal muy rico en proteína. De hecho, contiene los 8 aminoácidos esenciales para nuestro organismo.

De este modo, nos aporta energía y vitalidad y nos ayuda a tonificar y moldear la silueta. Por tanto, es ideal para combatir la fatiga y el cansancio.

Visita este artículo: 6 beneficios del tofu por los que vale la pena comerlo

2. Rico en calcio

El tofu es una fuente de calcio sorprendente. Contiene una cantidad de este mineral superior a la de la leche de vaca (100 gramos de tofu contienen 159 mg de calcio). Esto se debe a que se elabora con sales cálcicas, la mayoría de las veces con cloruro de sodio.

Gracias a esta virtud, el tofu es un remedio ideal para combatir los problemas de huesos, la osteoporosis y la cariesAdemás, facilita la regeneración de fracturas óseas.

3. Reduce el colesterol y los triglicéridos

El tofu reduce el colesterol y los triglicéridos

El tofu es ideal para prevenir y mejorar los trastornos cardiovasculares. Esto se debe a su contenido en vitamina E, lecitinas y ácidos grasos esenciales. Por tanto, este queso vegano ayuda a reducir los niveles altos de colesterol, triglicéridos y tensión arterial.

También puede ser muy beneficioso para quienes sufran arteriosclerosis o angina de pecho. Por último, es efectivo para problemas de circulación en general.

4. No engorda

Este alimento vegetal solo contiene un 4 % de materia grasa y 70 calorías por cada 100 gramos. Gracias a estos valores nutricionales, el tofu es ideal en cualquier dieta de adelgazamiento o para mantener el peso adecuado. No obstante, debemos evitar comerlo frito, ya que multiplicaría su aporte calórico.

El tofu a la plancha es una ración de proteína vegetal que podemos añadir a cualquier plato de ensalada, verduras o cereales integrales. Así obtendremos un menú equilibrado y saludable.

5. Sube las defensas

El tofu sube las defensas

Los fitoquímicos presentes en el tofu, así como las vitaminas y minerales, favorecen la creación de anticuerpos. Estos son los que suben las defensas del organismo y potencian nuestro sistema inmunitario.

Por tanto, comer tofu a menudo nos fortalece ante todo tipo de infecciones. Es un alimento que no puede faltar en nuestra dieta.

6. Equilibra los estrógenos

El tofu es un alimento muy adecuado para las mujeres en la menopausia. Esto se debe a que aporta proteína y calcio, dos nutrientes muy beneficiosos en esta etapa.

Además, regula los niveles hormonales gracias a su contenido en isoflavonas. Puede aliviar, por lo tanto, los síntomas de esta fase de la mujer.

Lee también: Dieta ideal para adelgazar durante la menopausia

7. Es un alimento antioxidante

El tofu es un alimento antioxidante

Por último, el tofu contiene nutrientes que lo convierten en un alimento muy antioxidante. Además, debemos tener en cuenta que nuestra dieta debe contener a diario este tipo de componentes.

Los antioxidantes nos dan una mayor calidad de vida y nos permiten retrasar el daño que nos causan los radicales libres. Además, estos aceleran el proceso de envejecimiento.

¿Cómo lo consumimos?

Su aspecto es parecido al del queso fresco y en muchos lugares se lo conoce como queso de soja. No obstante, en ningún caso deberíamos consumir este alimento crudo.

Comer tofu sin cocinarlo sería como comer legumbres crudas. Por tanto, resultaría muy indigesto e incluso perjudicial para la salud. El problema es que el etiquetado no suele informar de cómo debemos consumirlo.

  • Podemos hervirlo durante 10 minutos para eliminar los antinutrientes y, a continuación, cocinarlo a la plancha o frito.
  • Una vez está hervido, también podemos triturarlo con otros ingredientes para elaborar salsas, cremas y batidos. Por ejemplo, una mayonesa vegana sin huevo.

Para acabar, es importante destacar que la mayor parte de la soja que se cultiva hoy en día en todo el mundo es transgénica. Por este motivo deberíamos optar siempre por tofu ecológico y de buena calidad.

  • Pilsková, L., Riecanský, I., & Jagla, F. (2010). The physiological actions of isoflavone phytoestrogens. Physiological Research. https://doi.org/931902 [pii]
  • Sacks, F. M., Lichtenstein, A., Van Horn, L., Harris, W., Kris-Etherton, P., & Winston, M. (2006). Soy protein, isoflavones, and cardiovascular health: An American Heart Association Science Advisory for professionals from the Nutrition Committee. Circulation. https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.106.171052
  • Messina, M. (2014). Soy foods, isoflavones, and the health of postmenopausal women. In American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.3945/ajcn.113.071464