7 buenas razones para preferir la copa menstrual

Katherine Flórez · 10 abril, 2016
Al igual que ocurre con los tampones y compresas la copa menstrual hay que cambiarla cada 6 u 8 horas, con la diferencia de que esta no produce malos olores

La copa menstrual es un elemento que sirve como alternativa a las toallas higiénicas o tampones que se usan durante la menstruación.

Los expertos en ginecología coinciden al afirmar que se trata de una herramienta muy saludable para la mujer, pues le permite desintoxicarse de los componentes químicos que suelen contener los productos de higiene usados con su mismo fin.

En la actualidad, la copa se fabrica con materiales sensibles como la silicona medicada, ya que el uso de látex generó reacciones alérgicas no deseadas.

Muchas compañías se han interesado por distribuirlas, por lo que ahora hay más posibilidad de elección en formas, colores y precios.

Sin embargo, a pesar de que en los últimos años se ha dado a conocer más que nunca, aún son muchas las que temen usarlas porque consideran que puede ser incómodo e inseguro.

Lo cierto es que vale la pena conocerlo más a fondo, pues es una gran opción tanto a nivel económico como en lo que tiene que ver con salud íntima.

Como sabemos que muchas están interesadas en adquirirla, a continuación queremos relevar 7 importantes razones por la que es mejor que otros elementos higiénicos.

1. Es muy segura

Es muy segura

La copa funciona al igual que un tampón, solo que en lugar de absorber el flujo, lo recoge. Este luego se deposita en el inodoro y la copa se lava para volver a introducirla.

En un principio puede parecer tedioso introducirla y retirarla, pero en realidad tras dos o tres puestas “será pan comido”.

Son muy seguras, ya que no permite que se derrame el flujo, incluso si se hacen movimientos de yoga o pilates.

Además, representan una mejor opción en cuanto a salud íntima, pues reduce el riesgo de enfermedades cancerígenas e infecciones vaginales.

No olvides leer: ¿Sabías que tus secreciones vaginales pueden decir cosas de tu salud? ¡Descúbrelo!

2. Es cómoda

Contrario a lo que muchas piensan, la copa no se siente ni genera incomodidades. De hecho, a diferencia de las compresas, no se nota y facilita el movimiento.

Se puede usar durante el periodo de descanso y también para bañarse en las piscinas sin problema.

3. Es amigable con el ambiente

que son las copas menstruales

Con el uso de toallas sanitarias y tampones se está causando un impacto ambiental muy grave, pues son productos que producen toneladas de basura.

Como ya hemos dicho, las copas menstruales están hechas con una silicona medicada que impide alergias u otros síntomas al tener contacto con la parte íntima.

Lo mejor de usarlas es que no contienen fragancias ni químicos, y son 100% reutilizables. Se estima que su vida útil es de hasta 10 años.

Esto quiere decir que son un artículo ecológico y saludable, pues no contribuye a la contaminación del planeta.

4. Te permite ahorrar dinero

Al comprar cada mes cajas de tampones o compresas sanitarias tienes que invertir cierta suma de dinero, que año tras año representa una cantidad importante.

Aunque al principio la copa requiere una inversión mayor, al segundo mes de uso ya estarás ahorrando.

Como ya hemos indicado, el producto puede conservarse en perfecto estado durante años, siempre y cuando se le brinde el trato adecuado.

Eso sí, hay que aclarar que algunos materiales están diseñados para ser cambiados una vez al año o antes.

5. Es fácil de limpiar

copa menstrual Greencolander

Dependiendo de la cantidad de flujo y la calidad de la copa, esta solo se tiene que vaciar dos o tres veces al día, es decir, cada 6 u 8 horas.

Pasado este tiempo, se debe extraer y se lava con agua y un jabón neutro. Este proceso es bastante simple y no se requiere de un desinfectante en especial.

Antes y después del periodo es conveniente ponerla a hervir en agua durante 8 minutos para que quede bien esterilizada.

6. No produce malos olores

Muchas mujeres se sienten bastante incómodas y avergonzadas durante los días de su periodo, ya que el flujo en las compresas puede desprender un olor fuerte y fácil de percibir.

Con esta alternativa eso no volverá a ocurrir, porque el flujo no se absorbe en la copa y, por lo tanto, no crea un ambiente para el crecimiento bacteriano.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 remedios caseros para controlar el olor y exceso de flujo vaginal

7. No altera la flora vaginal

Cómo ayuda el kiwi a reducir el estreñimiento

La mayoría de las infecciones vaginales por levaduras tienen algo que ver con alteraciones en su flora bacteriana.

Como este producto no le produce este efecto, la vagina está 100% protegida y hay menos riesgo de desarrollar este tipo de afecciones.

No obstante, en caso de ya estar padeciendo una condición de este tipo, lo mejor es consultar al ginecólogo antes de utilizarla.

Como puedes notar, son muchas las ventajas a la hora de optar por usar este elemento siliconado en lugar de los productos clásicos.

Anímate a adquirirla en tu farmacia más cercana y pruébala al menos una vez para que se resuelvan tus dudas.