6 buenas razones para tomar leche con miel

Okairy Zuñiga · 30 noviembre, 2016
Más allá de ser efectiva para aliviar los dolores de garganta, la combinación de leche con miel nos ayuda a mejorar la resistencia de cara al ejercicio físico y combate el insomnio

Tomar leche con miel es una opción deliciosa para suplir ese antojo de algo dulce y tibio antes de dormir. Sus innumerables beneficios, además, la hacen ideal.

Aquí te los contamos.

La miel se ha utilizado como remedio natural para muchas enfermedades por sus propiedades antibacterianas, antioxidantes y antifúngicas. Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad Señor de Sipán (Lambayeque, Perú).

Además, su efecto calmante y antiinflamatorio también ayuda a aliviar los problemas tópicos, según afirma esta investigación realizada por la Clínica Central «Cira García» de La Habana, Cuba.

Por su parte, la leche ha sido siempre una bebida altamente valorada debido a contenido en vitaminas (A, del grupo B y D) y minerales (sobre todo, calcio). Además, es rica en proteína animal y ácido láctico.

Por este motivo, la leche con miel puede aportar numerosos beneficios a tu salud. Te contamos algunos.

1. Protege tu piel

La leche y la miel cuentan con propiedades nutritivas y antimicrobianas que funcionan en perfecta armonía cuando las combinas, tal y como hemos comentado con anterioridad.

En la actualidad, numerosos productos de belleza incluyen ambos como ingredientes principales. Su mezcla puede proporcionarte una piel radiante y saludable.

  • Tomar leche con miel ayudará a tu piel desde dentro.
  • Si lo prefieres, puedes darte un baño de leche y miel, mezcladas a partes iguales con el agua de la tina. Tu piel se nutrirá desde fuera absorbiendo sus propiedades.

Ver también: Errores que cometes a diario y envejecen tu piel

2. Mejora tu digestión

La miel tiene propiedades prebióticas. Esto significa que estimula el crecimiento y el desarrollo de las bacterias beneficiosas que son de gran ayuda para tu intestino y tu sistema digestivo.

Por otro lado, los hidratos de carbono y oligosacáridos que contiene la miel también promueven el funcionamiento saludable y adecuado de las bacterias beneficiosas para tu tracto digestivo. Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda).

Todo esto se traduce en beneficios para problemas de:

3. ¿Mejora tu resistencia?Ejercicios para que los hombres fortalezcan

Se cree que tomar leche con miel todas las mañanas mejora en gran medida la resistencia de tu cuerpo.

Esto se debería a que la leche contiene proteínas y la miel carbohidratos que son necesarios y requeridos para estimular tu metabolismo. Sin embargo, no existen evidencias científicas que avalen esta afirmación.

Gracias a las enzimas, eso sí, la proteína animal de la leche se descompone en aminoácidos básicos, que luego son transformados para crear proteínas útiles para los humanos.

4. Cuida de la salud de tus huesos

Mujer con sus huesos sanos y en forma
.

 La leche es una fuente rica de calcio. Por eso, tomar leche con miel te aportará los nutrientes que tu cuerpo necesita para la salud de tus huesos, tal y como afirma este estudio realizado por la Universidad de Teherán (Irán).

Además, ayudará a optimizar la absorción para ayudarte a prevenir de manera más eficiente enfermedades como osteoporosis y la inflamación de las articulaciones.

5. Combate el insomnio

Tomar leche con miel tibia antes de dormir es una de las formas más conocidas de conciliar el sueño cuando el insomnio ataca.

Si analizas sus propiedades de manera individual, tanto la miel como la leche por separado son eficaces para este fin, pero estando juntas su efecto se intensifica.

  • La miel es uno de los alimentos dulces que tiene la rara cualidad de ayudarte a tener más control sobre la insulina que produces. Esto hace que tu cerebro libere más triptófano, que luego se convierte en serotonina. Así lo afirma esta información obtenida de la plataforma Ecocolmena, socia de la Asociación Española de Apicultores.
  • La leche, por su parte, contiene triptófano, lo que te ayudará a aumentar la necesidad de ir a dormir, según afirma este estudio realizado por la Asociación Española de Pediatría.

6. Tiene propiedades antienvejecimientobaño

La combinación de leche y miel aporta grandes beneficios al resto de tu cuerpo, ya que ayuda en su agilidad y rejuvenecimiento. En la antigüedad, muchas civilizaciones bebían leche con miel para preservar su apariencia de juventud.

La miel, según este estudio realizado por la Universidad de La Frontera, posee un efecto cicatrizante muy beneficioso para nuestra piel; la leche, gracias al ácido láctico, funciona como un potente antiarrugas, tal y como sugiere esta investigación realizada por el Dr. Walter P. Smith.

Aprovecha, pues, los beneficios de la combinación de leche y miel.

Te recomendamos leer: Tratamiento casero para las arrugas y cicatrices, ¡con solo dos ingredientes!

Si llevas una dieta equilibrada y tienes buenos hábitos, como ejercitarte regularmente y evitar el tabaco, los beneficios de esta combinación tendrán mayores efectos sobre ti.

Recuerda, nunca debes administrar miel a niños menores de un año.

  • Abdulwahid Ajibola, Joseph P Chamunorwa, y Kennedy H Erlwanger, “Nutraceutical values of natural honey and its contribution to human health and wealth”, Nutr Metab (Lond). 2012; 9: 61.
  • Gheldof N, Wang XH, Engeseth NJ. “Buckwheat honey increases serum antioxidant capacity in humans”, J Agric Food Chem. 2003 Feb 26;51(5):1500-5.
  • Paul IM1, Beiler J, McMonagle A, Shaffer ML, Duda L, Berlin CM Jr., “Effect of honey, dextromethorphan, and no treatment on nocturnal cough and sleep quality for coughing children and their parents”, Arch Pediatr Adolesc Med. 2007 Dec;161(12):1140-6.
  • Josse AR, Phillips SM., “Impact of milk consumption and resistance training on body composition of female athletes”, Med Sport Sci. 2012;59:94-103.
  • Nikki C. Bush, Jessica A. Alvarez, Suzanne S. Choquette, Gary R. Hunter, Robert A. Oster, Betty E. Darnell, y Barbara A. Gower“Dietary calcium intake is associated with less gain in intra-abdominal adipose tissue over 1 yr”, Obesity (Silver Spring), 2010 Nov; 18(11): 2101–2104.