7 causas de la insuficiencia cardíaca congestiva

Daniela Echeverri Castro · 19 enero, 2017
La insuficiencia cardíaca congestiva puede aparecer como consecuencia de diferentes dolencias que, a priori, podemos no relacionar con el corazón, y ser determinantes en la salud de este

La insuficiencia cardíaca congestiva es un trastorno crónico. Este se desarrolla cuando el corazón presenta dificultades para bombear la sangre hacia el resto del cuerpo. De esta forma, se dificulta la correcta oxigenación de las células.

Puede afectar sólo el lado derecho o izquierdo del corazón, pero a menudo ambos resultan comprometidos.

Conforme se va desarrollando, la sangre puede acumularse en otras zonas del cuerpo. Y, debido a que aumenta la retención de líquidos, otros órganos tienden a sufrir graves impactos negativos.

Incluso, se genera una respuesta inflamatoria, manifestada con problemas en los pulmones, el hígado y el tracto gastrointestinal.

La insuficiencia cardíaca congestiva no suele manifestarse de forma contundente en sus inicios. Sin embargo, con los días, ocasiona dificultades para respirar, fatiga, pulso irregular y otras molestias para la salud.

Además, en la mayoría de casos es consecuencia de otras patologías cardiovasculares que, probablemente, fueron descuidadas.

En esta oportunidad queremos compartir las 7 causas potenciales de la insuficiencia cardíaca congestiva.

Causas de la insuficiencia cardíaca congestiva

1. Enfermedad de las arterias coronarias

La presión arterial y su relación con los ojos

Para empezar, la enfermedad de las arterias coronarias se produce por la acumulación de placas de grasa en las paredes de las arterias del corazón.

Es bastante peligrosa, pues puede bloquear el flujo de la sangre y, en casos más graves, conducir a un ataque al corazón.

El ataque puede causar la muerte del individuo, aunque los casos atendidos de manera oportuna tienen una alta probabilidad de supervivencia.

El colesterol alto, la presión arterial y la diabetes aumentan de forma considerable el riesgo de desarrollar este problema.

Ver también: 7 tips para tener un corazón sano

2. Hipertensión

Por otro lado, la presión arterial alta o hipertensión ocurre cuando aumentan las presiones de la sangre que fluye por las arterias coronarias.

Se considera un problema de salud pública, ya que afecta a millones de personas a nivel mundial y está vinculado con muchos trastornos que aumentan la tasa de mortalidad.

Es un trastorno asintomático que puede presentar complicaciones graves y letales cuando no se le brinda un tratamiento adecuado.

Es fundamental mantenerlo bajo control para evitar daños en el corazón, problemas renales y dificultades cognitivas.

3. Miocardiopatía dilatada

Corazón

Asimismo, la miocardiopatía dilatada es una enfermedad progresiva del músculo cardíaco, caracterizada por la dilatación ventricular.

Es la tercera causa más común de insuficiencia cardíaca y una de las razones más habituales de los trasplantes de corazón.

Su principal factor de riesgo son los antecedentes familiares. Pero también está relacionada con las infecciones y la exposición a las toxinas.

4. Enfermedades de la tiroides

Por otro lado, los cambios metabólicos y hormonales sufridos por los trastornos de la tiroides tienen una estrecha relación con el incremento del riesgo de insuficiencia cardíaca.

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo pueden originar cambios en el sistema cardiovascular y la circulación, generando daños en el músculo cardíaco.

Por lo general, se manifiestan a través de una serie de síntomas internos y externos que facilitan su detección y control.

5. Trastornos en los riñones

Riñones

A su vez, el buen funcionamiento renal tiene mucho que ver con la salud cardiovascular, linfática y circulatoria.

Unos riñones enfermos no pueden filtrar de forma óptima las toxinas. Y, a su vez, tampoco son capaces de equilibrar las sales minerales.

Debido a esto, existen problemas de presión arterial y aumenta el riesgo de diabetes, ataques cardíacos y problemas de las vías urinarias.

La enfermedad renal, aguda y crónica, es uno de los principales responsables de la insuficiencia cardíaca congestiva en adultos.

6. Diabetes

Cabe destacar que la diabetes está caracterizada por el incremento en los niveles de glucosa en sangre, por resistencia o ausencia de insulina.

Esta hormona, secretada por el páncreas, mantiene la azúcar bajo control, y ayuda a usarla como fuente de energía.

En este sentido, los pacientes diabéticos deben mantenerse bajo control. Pues el avance de la enfermedad ocasiona daños en los ojos, trastornos en el sistema nervioso y riesgo de problemas cardíacos.

Te recomendamos leer: Cómo usar el aloe vera para tratar la diabetes

7. Hemocromatosis

sangre 0

Por último, la hemocromatosis es una enfermedad hereditaria que se caracteriza por la acumulación anormal de hierro en los tejidos y órganos.  

Dado que este mineral no puede ser metabolizado correctamente, se convierte en tóxico para órganos como el hígado, el corazón y el páncreas.

Sus complicaciones provocan enfermedades en la tiroides, diabetes e insuficiencia cardíaca. Así como otras patologías graves que afectan la calidad de vida.

El control y tratamiento oportuno de estas condiciones es determinante para evitar la insuficiencia cardíaca congestiva.

Pero, en definitiva, ante cualquier anormalidad lo más conveniente es solicitar ayuda médica inmediata.

  • Del Castillo Rueda A, López Herce Cid JA y De Protugal Álvarez J. Hemocromatosis hereditaria. Diagnóstico clínico: manifestaciones precoces, procesos relacionados y formas atípicas. An. Med. Interna Madrid 2002;19(5)
  • National Institutes of Health Bethesda, Maryland. Classification and Diagnosis of Diabetes Mellitus and Other Categories of Glucose Intolerance.