6 cenas saludables para superar el insomnio de manera natural

Para combatir el insomnio deberemos elegir cenas de rápida digestión para que nuestro organismo no tenga que trabajar en exceso y así podamos conciliar el sueño con mayor facilidad

El insomnio es un trastorno que puede provocar otros problemas de salud.

No podemos olvidar que es imprescindible tener un buen descanso nocturno para que nuestro organismo se regenere y nos despertemos con energía y vitalidad.

En este artículo te proponemos 6 cenas saludables y nutritivas que tienen propiedades relajantes y equilibradoras sobre el sistema nervioso. Así, te ayudarán a prevenir el insomnio de manera natural. 

¿Por qué tengo insomnio?

El insomnio puede estar relacionado con muchos factores, sobre todo con alteraciones del sistema nervioso como el estrés, el nerviosismo, la ansiedad, etc.

No obstante, también hay que tener en cuenta el horario en el que no podemos dormir o nos despertamos durante la noche, ya que puede estar relacionado con algún órgano:

  • De 11 de la noche a 1 de la madrugada: La vesícula biliar.
  • De 1 a 3 de la madrugada: El hígado.
  • De 3 a 5 de la mañana: El pulmón.
  • De 5 a 7 de la mañana: El intestino.

6 cenas relajantes

Presentamos 6 ideas culinarias que son excelentes para cenar, ya que se digieren bien y rápido y tienen propiedades relajantes sobre el sistema nervioso.

Con estos alimentos podremos regular el sistema nervioso de manera natural.

Visita este artículo: 7 cenas para perder peso en una semana sin pasar hambre

1. Ensalada de aguacate y semillas

Ensalada de aguacate y semillas

El aguacate es una fruta rica en proteína, grasa, fibra y ácidos grasos esenciales. Este superalimento es ideal a cualquier hora del día, pero por la noche tiene la ventaja de aportarnos todo lo que necesitamos, además de ser de fácil digestión.

  • Una cena rápida, sencilla y nutritiva consiste en machacar o trocear el aguacate y mezclarlo con diferentes tipos de semillas (calabaza, girasol, lino, sésamo o chía), las cuales son también alimentos con muchos nutrientes.
  • Este planto es excelente para acompañar con tostaditas de arroz o de maíz o biscotes.

2. Compota de manzana con nueces

La manzana hervida o al horno tiene efectos sedantes muy adecuados para relajarnos cuando estamos nerviosos e incluso para cuando estos nervios nos afectan al estómago. Es un alimento muy regulador para todo el organismo.

  • Si combinamos la manzana con unas nueces obtendremos así una cantidad extra de proteína, antioxidantes y fibra.
  • No obstante, tampoco debemos abusar de los frutos secos. Con un puñado al día es suficiente.

3. Cremas de verduras con wakame

Crema de verduras

Las cremas de verduras son ricas en vitaminas y minerales, y fibra, por lo cual resultan muy saciantes.

  • Podemos elegir diferentes tipos de verduras, según la temporada, y en lugar de patata o queso, para que sean más digestivas, añadiremos un poco de wakame. Esta alga aporta textura y cremosidad sin alterar el sabor de las cremas.
  • En general, las verduras cocinadas tienen propiedades relajantes, a diferencia de las verduras crudas, que tienen la virtud de activar nuestro metabolismo.

4. Ensalada de batata, lechuga y kiwi

La batata o boniato es un tubérculo muy nutritivo y adecuado para las cenas, ya que es rico en carbohidratos saludables, proteína vegetal, fibra, vitaminas A, del grupo B, C, E y K, y minerales como el hierro, el magnesio, el calcio o el zinc.

  • Podemos preparar una deliciosa ensalada tibia con batata cocina, lechuga y kiwi.
  • La lechuga tiene propiedades sedantes y el kiwi favorece un buen tránsito intestinal.
  • Podemos aliñar esta salsa con una vinagreta de mostaza con trocitos de pepinillo.

Lee también: 8 beneficios del kiwi que debes conocer

5. Sopa de avena y guisantes

Sopa de avena y guisantes

Las sopas son opciones digestivas, suaves y saciantes para una buena cena. Entre los diferentes ingredientes que podemos usar, tenemos dos muy adecuados para consumir antes de acostarnos:

  • Avena: Este cereal tiene propiedades que regulan el sistema nervioso, tanto si sufrimos trastornos como estrés, ansiedad o depresión como si nos encontramos cansados y decaídos.También es muy adecuado para el sistema digestivo.
  • Guisante: Es la legumbre más digestiva y, además, regula los niveles de azúcar en sangre.

6. Trigo sarraceno con setas

El trigo sarraceno, también conocido como alforfón, a pesar de su nombre, no es un cereal ni tiene gluten.

A nivel nutricional, está a medio camino entre los cereales y las semillas, por lo que es muy nutritivo y rico en proteína, y es fácil de digerir. 

  • Se puede cocinar de manera similar a cualquier cereal como, por ejemplo, el arroz.
  • Una buena idea consiste en combinarlo con setas, ya que son también un superalimento natural rico en nutrientes.