7 consejos para adelgazar después del embarazo

La pérdida de peso después del embarazo no es algo que se logre de la noche a la mañana. Sin embargo, un plan de alimentación balanceado y el ejercicio físico moderado puede apoyar este proceso.

Durante la etapa del embarazo es normal que la mujer aumente de peso. Los cambios hormonales y las alteraciones que sufre el metabolismo hacen inevitable una acumulación notoria de grasa. ¿Cómo puedes adelgazar rápido después del embarazo?

En primer lugar tendrás que atravesar un periodo de recuperación tras el parto, ya que tu cuerpo no podrá pasar de inmediato a los hábitos para ponerse en forma. Entonces, antes que nada, tendrás que comprender que la pérdida de peso no se dará de la noche a la mañana.

Por supuesto, no se trata de posponerla demasiado, ya que los primeros tres meses del postparto son determinantes para lograr buenos resultados. Así pues, armándote de paciencia y disciplina, puedes empezar a aplicar unos sencillos consejos para recuperar tu figura.

¿Cuánto puedes tardar en adelgazar después del embarazo?

Aprovechando el “boom” que causan las redes sociales, algunas celebridades no han dudado en mostrar sus cuerpos “perfectos” poco después de dar a luz. Sin embargo, esta tendencia no ha sido del todo buena, pues muchas embarazadas se han hecho a la idea de que tienen que adelgazar rápido después del embarazo.

Adelgazar después del embarazo.

Es cierto que la pérdida de peso varía en cada una, en función del ritmo del metabolismo y sus hábitos. Sin embargo, en general es un proceso que se extiende hasta por 6 y 12 meses después del parto. La mayoría de las mujeres pierden hasta la mitad del peso del bebé al cabo de unas 6 semanas.

Por eso, la recomendación general es no poner un plazo específico para volver a tener la figura de antes. En lugar de esto, resulta conveniente incorporar poco a poco hábitos saludables que permitan recuperar un peso sano sin agobios o dietas peligrosas.

Los mejores consejos para adelgazar rápido después del embarazo

No existe una fórmula “milagrosa” para adelgazar rápido después del embarazo. Sin embargo, tampoco es imposible volver a tener una figura saludable. Aunque cada mujer puede aumentar entre 10 y 15 kg (o más) en esta etapa, hay formas seguras de volver a bajarlo.

Leer también: La preparación al parto y sus beneficios

1. Durante la cuarentena

Los días de la cuarentena son sagrados, pero también determinantes para empezar a adoptar una rutina saludable. A las pocas semanas después de dar a luz, la retención de líquidos empezará a ser cosa del pasado y tus pies y piernas se deshincharán.

En este periodo está totalmente prohibido hacer algún tipo de dieta restrictiva, pues la prioridad es la salud de tu bebé y tu recuperación física. Asimismo, debes evitar las prácticas deportivas intensivas y los sobreesfuerzos en casa.

2. Adoptar una alimentación balanceada

Durante el periodo de lactancia tu cuerpo necesita un aporte calórico y una hidratación mayor. Además, también tiene unas necesidades nutricionales especiales. Por eso, aunque suene un poco tentador seguir una dieta de resultados rápidos, lo mejor es optar por una alimentación balanceada.

Claves para adelgazar.

Este modelo de dieta sugiere comer bien como un estilo de vida y no como algo de unos pocos días. Por consiguiente, permite ingerir “de todo un poco” sin restringir grupos nutricionales. Para seguir esta alimentación se recomienda consumir:

  • Frutas y vegetales frescos
  • Cereales integrales
  • Frutos secos y semillas
  • Carnes magras y pescados
  • Lácteos bajos en grasa

3. Desayunar bien

Tomar un desayuno completo y saludable es una de las claves para adelgazar rápido después del embarazo. A través de esta comida se le brinda al organismo la energía y los nutrientes necesarios para ponerse en marcha durante toda la jornada.

Por eso, no es válido remplazarlo por un simple café con galletas o productos refinados. En su lugar debe contener un balance adecuado de fuentes de proteínas, grasas saludables y carbohidratos. Algunos alimentos que puedes tomar a esta hora son:

  • Yogur natural
  • Zumo de naranja
  • Galletas integrales con mermelada light
  • Huevos
  • Aguacate
  • Leches vegetales
  • Licuados de fruta
  • Frutas y vegetales
  • Avena y cereales integrales

4. Hacer cinco comidas diarias

Hacer cinco comidas diarias en cantidades moderadas puede ayudar a asegurar un nivel continuo de energía. Este hábito, que se recomienda en cualquier plan para bajar de peso, evita la sensación de ansiedad por la comida y mejora el metabolismo para quemar grasa con más facilidad.

5. Practicar ejercicio moderado

El ejercicio físico es uno de tus mejores aliados para adelgazar rápido después del embarazo. No obstante, tras dar a luz, no puedes saltar de inmediato a realizar actividades físicas de alto impacto. Entonces, para empezar a incorporarlo en la rutina, los ejercicios deben ser suaves y moderados.

Yoga al aire libre.

  • Estiramiento de las extremidades
  • Caminar con el bebé
  • Hacer yoga o pilates para madres recientes (solo con recomendación médica)
  • Ejercicios de fortalecimiento pélvico (unos 4 o 6 meses después)

6. Consumir abundante agua

Las mujeres lactantes deben consumir entre 8 y 10 vasos de agua al día. Este hábito saludable no solo ayuda a eliminar kilos, sino que promueve la producción de leche materna. Procura consumirla a lo largo del día y evita las bebidas azucaradas y estimulantes.

7. Amamantar al bebé

El mejor complemento para adelgazar rápido después del embarazo es amamantar. Aunque todos los hábitos mencionados son esenciales en este proceso, esta acción beneficia tanto la salud de tu bebé, como tu peso y estado físico y mental.

Te interesa leer: ¿Se puede dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón?

En resumen

Los hábitos saludables son la mejor forma de adelgazar rápido en el embarazo. Sin embargo, hay que ser conscientes de que estos procesos pueden variar en cada una y a veces tardan más de lo estimado. Lo esencial es ser constantes con los esfuerzos y disfrutar la maternidad sin complicaciones.

Te puede gustar