7 consejos contra la alergia infantil

Daniela Castro 27 junio, 2018
La principal recomendación contra la alergia infantil es evitar que el niño entre en contacto con el alérgeno. Por tanto, lo más conveniente es adoptar algunas medidas preventivas en casa.

La alergia infantil se ha convertido en uno de los principales motivos de consultas en pediatría. A pesar de que ha existido desde siempre, los cambios ambientales y la exposición a algunas toxinas han incrementado el número de afectados.

De hecho, la mayoría de los niños nacen con sensibilidad a algún elemento. Por suerte, es mucho lo que se puede hacer en casa para prevenir sus crisis y minimizar las reacciones físicas que suelen producir en el pequeño.

Pero antes que nada, es primordial saber que una alergia es la reacción del sistema inmunitario ante la presencia de sustancias identificadas como alérgenos. En otras palabras, es la hipersensibilidad a algún tipo de contacto con ciertas partículas del entorno.

¿Cómo se manifiestan? ¿Cuál es la mejor forma de combatirlas? Para resolver estas dudas, a continuación queremos compartir algunas de sus causas y los mejores consejos para su tratamiento. ¡No te lo pierdas!

Causas de la alergia infantil

Niño pequeño con alergia.

La alergia infantil se desencadena cuando el niño tiene contacto con algún alérgeno mediante el tacto, inhalación o consumo. En casos reducidos también se originan por la picadura de algún insecto o la inyección de un medicamento. Sus detonantes comunes incluyen:

  • Moho y ácaros del polvo doméstico
  • Partículas de polen
  • Caspa de animales y saliva (gato, perro, caballo, conejo)
  • Químicos que se desprenden de productos industriales
  • Algunos alimentos y medicamentos
  • Venenos de insectos

Leer también: Fortalece tu sistema inmunitario y evita las infecciones consumiendo estos 8 alimentos

Síntomas de la alergia infantil

Los síntomas de una alergia infantil pueden variar en función del tipo de causa y de la severidad con que se presente. En general, las manifestaciones ocurren debido a los cambios en los mecanismos de inflamación que se dan por la acción inmunitaria del cuerpo.

Las señales para reconocerlo se deben clasificar de acuerdo al tipo de alergia. Así las cosas, los síntomas son:

  • Cutáneas: erupciones de la piel, urticaria, rojeces, granitos, entre otros.
  • Respiratorias: tos y rinitis, moqueo, dolor de garganta, estornudos.
  • Digestivas: náuseas, vómitos y diarrea.

Consejos efectivos para prevenir y tratar la alergia infantil

Es imposible evitar que el niño tenga algún tipo de contacto con partículas ambientales que le producen la alergia. Sin embargo, la mayor parte de las veces se pueden tomar algunas medidas preventivas que disminuye esa exposición. ¿Qué debes hacer?

1. Limitar las actividades al aire libre

Cuando los niños tienen alergia al polvo y polen, lo mejor es limitar sus actividades al aire libre, sobre todo en horas de la tarde. Así mismo, a estos horarios se deben cerrar puertas y ventanas para que las partículas no entren con facilidad al interior del hogar.

Niña con alergia en el campo.

2. Evitar amontonar objetos

La acumulación de polvo es un foco de ácaros y alergias. Por eso, si hay casos de alergia infantil, es primordial evitar las pilas de juguetes, peluches o ropas. Aunque a simple vista no se note, allí se van proliferando estos microorganismos.

3. Mantener las mascotas fuera

No cabe duda que las mascotas son una gran compañía. No obstante, cuando los niños tienen reacciones alérgicas por su pelo, es mejor tratar de mantenerlos en un área determinada de la casa, fuera del dormitorio. De igual forma conviene desinfectar sus camas y las alfombras para evitar la acumulación de estos alérgenos.

4. Actuar contra el moho

La humedad que se prolifera en algunas paredes y espacios húmedos de la casa puede causar complicaciones en la alergia infantil. A menudo, estos microorganismos inciden en la aparición de problemas respiratorios y cutáneos. Por ende, se deben identificar y eliminar lo antes posible.

Para detener su crecimiento es conveniente utilizar con precaución los aparatos humidificadores. Además, se debe retirar las zonas contaminadas por hongos y emplear una pintura antimoho.

5. Usar una colcha hipoalergénica

Los materiales de algunas fundas para la cama pueden ser propicios para el crecimiento de hongos y ácaros. Por eso, si el pequeño tiene algún tipo de alergia respiratoria, lo idóneo es adquirir una colcha hipoalergénica que le permita dormir sin inconvenientes.

6. Cuidar la alimentación

Una buena alimentación es aquella que permite fortalecer el sistema inmunitario del niño para reducir estos problemas. Sin embargo, es primordial tener en cuenta que se pueden presentar alergias de tipo alimentarias. Por lo tanto, hay que identificar si sufre reacciones negativas al comer determinados alimentos.

Niño comiendo.

7. Mantenerlos lejos de los químicos

El contacto con las partículas de algunos productos químicos puede empeorar los síntomas de la alergia infantil. Debido a esto los niños deben estar alejados cuando se hacen las tareas domésticas o cualquier manipulación de estos elementos.

Te interesa leer: “Soy madre, no esclava de las tareas domésticas”: la carta viral de una mujer australiana

Para resumir, tener en cuenta estos sencillos consejos es clave para que los niños se sientan mejor y no tengan recaídas. Sin embargo, nunca se deben pasar por alto las indicaciones o tratamientos aconsejados por su pediatra.

Te puede gustar