7 consejos de alimentación para niños de 3 años

22 mayo, 2018
A partir de los 3 años, los hábitos alimentarios de los niños y su nutrición comienzan a cambiar. Es importante saber diseñar una alimentación de calidad para evitar deficiencias y problemas en su desarrollo.

Una adecuada nutrición en los primeros años de vida es determinante para un óptimo desarrollo de las habilidades físicas y mentales de los niños. Por este motivo, es normal que nos surjan dudas de cómo se debe planear su alimentación para niños de 3 años.

Durante el primer año de vida se sigue recomendado la lactancia materna, siempre que se pueda y que el pequeño lo quiera. Además, desde entonces es necesario introducir otros alimentos en la dieta, pues las necesidades nutricionales van aumentando con el paso de los años.

¿Cómo se deben distribuir las calorías? ¿Cuáles deben ser las restricciones? Sabemos que muchos padres siguen sin resolver estos interrogantes. Teniendo en cuenta que no se vale improvisar, a continuación queremos compartir los mejores consejos de alimentación para niños de 3 años.

¿Qué debes saber sobre la alimentación para niños de 3 años?

Uno de los cambios que sufre la alimentación para niños de 3 años es que ya se empiezan a realizar 4 comidas diarias. De hecho, esta recomendación se puede comenzar a implementar desde los 2 años, según lo considere el pediatra.

Niña pequeña comiendo.

Debido a que el niño inicia una fase de desarrollo con más actividad, las necesidades calóricas aumentan. No obstante, es de vital importante saber repartir los aportes calóricos, ya que los hábitos alimentarios que se adquieren a esta edad son una guía para años posteriores.

Necesidades nutricionales para niños de 3 años

  • Calorías: 1.300-1.400 Kcal/día
  • Proteínas: 30-40 g/día
  • Hidratos de carbono: 130-180 g/día
  • Grasa: 45-55 g/día

Aporte calórico diario por cada plato

  • Desayuno: 25%
  • Comida: 30%
  • Merienda: 15%
  • Cena: 30%

Otro aspecto al que se le debe prestar atención es a las conductas alimentarias que van adquiriendo los niños. A esta edad es habitual que sean caprichosos y monótonos con preferencia por ciertos alimentos. Es importante garantizar una dieta balanceada para evitar deficiencias nutricionales.

Los mejores consejos de alimentación para niños de 3 años

La alimentación para niños de 3 años comienza a cambiar sustancialmente. Dado que ya tienen la capacidad de morder y masticar, en esta etapa se pueden incorporar distintos alimentos. A continuación compartimos algunas generalidades de la dieta que se pueden tener en cuenta.

1. Darle un desayuno diario

Niña pequeña desayunando.

El desayuno es la comida más importante en todas las etapas de vida. Por este motivo, nuestro primer consejo de alimentación para niños de 3 años es diseñar un desayuno completo y balanceado todos los días.

  • El consumo de cereales integrales, frutas y lácteos resulta idóneo para esta comida.

2. Limitar el consumo de procesados

Los buenos hábitos alimentarios se empiezan a enseñar desde temprano. Por lo tanto, es fundamental evitar al máximo el consumo de comida precocinada, enlatados o cualquier tipo de alimento procesado y refinado.

  • Se deben excluir las comidas rápidas, carnes embutidas y productos de bollería industrial.

Leer también: Los 7 mejores tips para que tus comidas sean más nutritivas

3. No obligar las comidas

Si los niños rechazan los alimentos, no se le debe forzar su consumo. Ahora bien, los padres son los que deciden qué variedad y calidad de alimentos incorporan en su dieta. No se trata de forzarlos a comer, pero tampoco de crear caprichos.

4. Evitar los frutos secos

Las almendras, las nueces y toda variedad de frutos secos pueden ser perjudiciales dentro de la alimentación para niños de 3 años. Aunque son alimentos llenos de nutrientes esenciales, son peligrosos porque pueden provocar atragantamiento.

5. Comer a menudo

Los niños necesitan comer a menudo para satisfacer sus necesidades. El problema es que muchos padres calman su deseo de comer con meriendas que no les aportan buenos valores nutricionales.

  • Es importante elegir alimentos nutritivos y sanos en remplazo de esos snacks salados de paquete.

6. Evitar las bebidas azucaradas

Los refrescos en niños pequeños.

Todas las variedades de bebidas azucaradas son atractivas para los niños pequeños. Si a nosotros nos saben bien, a ellos mucho más. Pero siendo conscientes de lo dañinas que pueden ser para la salud, se deben evitar dentro de la dieta.

  • Por ningún motivo se deben usar este tipo de líquidos en el biberón. Siempre que se quiera una alternativa distinta es mejor acudir a zumos naturales.

7. No premiar con la comida

Uno de los grandes errores que se cometen en la alimentación de niños pequeños es usar la comida como premio. ¡Cuidado! Esto puede provocar conductas caprichosas que después traen dolores de cabeza. Tras un buen comportamiento, evita premios como dulces o “chucherías”.

Debes leer: ¿Qué son las proteínas magras y cuáles son sus aportes a la dieta?

  • Las palabras amables o compartir un juego son buenas maneras de elogiarlos.

Para concluir…

Como padres es fundamental garantizar una nutrición balanceada y completa desde las primeras etapas. Elegir alimentos de buena calidad y hacer una óptima combinación de los mismos ayuda a garantizar el aporte calórico diario que requieren los pequeños.

Te puede gustar