7 consejos que debes atender para evitar la retención de líquidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 8 enero, 2019
Tanto la práctica habitual de ejercicio físico como un descanso adecuado son fundamentales para evitar la retención de líquidos, ya que ambos promueven su eliminación y nos ayudan a desintoxicar el organismo.

El edema, conocido popularmente como retención de líquidos, es cada vez más frecuente.

Aunque no es una enfermedad como tal, sí puede desencadenar reacciones que, entre otras cosas, pueden estar relacionadas con otras enfermedades más graves, como la insuficiencia renal o la artritis.

Se produce cuando los fluidos del cuerpo se retienen en los tejidos, los inflaman y provocan dificultades a nivel circulatorio y linfático.

Su síntoma más común es la hinchazón de las extremidades, aunque también puede causar dolor, sensación de cansancio y dificultad para ejecutar algunos movimientos.

Hay ciertos hábitos saludables que pueden ayudar a prevenir su aparición. A continuación compartimos siete de ellos.

1. Incrementa el consumo de agua

Bebe mucha agua para evitar la retención de líquidos

Aunque parezca contradictorio, el agua no aumenta la retención de líquidos. Por el contrario, favorece la función renal para eliminar más líquido mediante la orina.

Además, también ayuda a eliminar los desechos que viajan a través de la sangre y a depurarla.

Lee también: Qué dice el color de tu orina sobre tu salud

2. Reduce el consumo de sal

El consumo excesivo de sal se relaciona con la tendencia a sufrir de retención de líquidos. La acumulación de sodio provoca un desequilibrio en los niveles de electrolitos y, a su vez, influye en la alteración de los procesos inflamatorios.

Por eso, es esencial disminuir su consumo en las comidas principales y evitar en lo posible alimentos como:

  • Carnes embutidas
  • Productos enlatados
  • Aderezos y salsas
  • Palomitas de maíz
  • Frituras y snacks
  • Quesos

3. Evita las prendas ajustadas

Evitar las prendas ajustadas para evitar la retención de líquidos

El uso de prendas ceñidas al cuerpo es tan común que la mayoría de personas ignoran las consecuencias que acarrea en la salud.

La presión que producen en el cuerpo puede afectar al aparato digestivo y a la circulación sanguínea. Por eso, también afecta a los procesos que impulsan la eliminación de los líquidos.

4. Realiza ejercicio regularmente

Adoptar una rutina de ejercicio físico es una gran alternativa para prevenir la retención de líquidos y otras enfermedades.

El movimiento puede favorecer la circulación sanguínea y linfática, lo que contribuye a eliminar fluidos. Además, también se fortalecen músculos y órganos, por lo que se beneficia su buen funcionamiento.

5. Reactiva la circulación sanguínea

Mejorar la circulación ayuda a evitar a retención de líquidos

La práctica diaria de hábitos saludables que favorezcan la circulación, como los masajes y las duchas frías, son terapias sencillas para evitar la retención de líquidos.

Una buena circulación va acompañada de un mejor drenaje, por eso es necesario adoptar medidas que favorezcan el flujo sanguíneo.

6. Duerme bien

Tener una buena calidad de sueño también influye en la prevención del edema y otras afecciones inflamatorias.

Durante este periodo los músculos se relajan, la circulación fluye con más facilidad y el cuerpo lleva a cabo algunos procesos esenciales para su desintoxicación.

Esto promueve la eliminación de los fluidos retenidos y, además también aumenta el nivel de energía.

Visita este artículo: 5 ejercicios de mindfulness para dormir mejor

7. Come más frutas y vegetales

Comer más verduras para evitar la retención de líquidos

Las frutas y las verduras son ricas en antioxidantes, agua y fibra, elementos que favorecen el funcionamiento renal y ayudan a prevenir la retención de líquidos.

Además, gracias a su bajo contenido en sodio, pueden facilitar el control de la presión arterial alta, que suele acompañar a la retención de líquidos.

¿Retienes líquidos? Sigue estos simples consejos y comprueba cuán buenos son para sentirte más saludable.