7 consejos para no subir de peso al llegar a la menopausia

Daniela Echeverri Castro · 13 noviembre, 2017
Al llegar a la menopausia es fundamental aumentar el consumo de agua, así como la actividad física, para poder combatir el exceso de peso y las enfermedades asociadas a este

Los cambios hormonales que se producen durante la menopausia pueden causar, en la mayoría de las mujeres, un aumento considerable de peso corporal.

La reducción de la producción de estrógenos y progesterona cambia la actividad del metabolismo. Como consecuencia de esto, además de aumentar la tendencia a acumular grasa, conlleva a la pérdida de masa muscular.

Esta situación no solo provoca un cambio notorio en la figura, sino que, por desgracia, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y otros trastornos metabólicos que reducen la calidad de vida.

Sin embargo, existe la forma de prevenirlo y contrarrestarlo, sobre todo cuando se mejora el estilo de vida desde mucho antes de atravesar estos cambios.

Por esta razón, hoy queremos compartir 7 buenos consejos que puedes poner en práctica para vivir esta etapa de forma plena, sin temor a sufrir los efectos del sobrepeso.

¡Descúbrelos!

1. Incrementa el consumo de diuréticos naturales

Agua-de-piña

Los diuréticos te ayudarán a disminuir la retención de líquidos. Gracias a estos no te sentirás tan pesada. Además, te ayudarán a controlar la presión arterial, con lo que estarás disminuyendo las probabilidades de padecer ciertas enfermedades.

Si bien los siguientes alimentos tienen propiedades diuréticas, no tienen la misma eficacia que los propios fármacos diuréticos. No obstante, nunca debemos tomar estos fármacos sin prescripción médica ya que pueden tener importantes efectos secundarios.

Algunas opciones destacadas son:

  • Fresas
  • Sandía
  • Melón
  • Piña
  • Arándanos
  • Calabaza
  • Espárragos
  • Avena
  • Perejil
  • Alcachofas
  • Té verde
  • Cola de caballo
  • Diente de león

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo funciona tu metabolismo en función de tu edad

2. Consume suficiente agua

El consumo diario de agua es importante en cualquier época de la vida, no solo en la menopausia. Sin embargo, beber la suficiente cantidad de agua puede ayudarnos a sentirnos más saciados entre comidas.

Por lo tanto puede que disminuyamos la ingesta total a lo largo del día, ya que evitaremos picar entre horas con más facilidad.

3. Realiza ejercicio físico

ejercicio-menopausia

Aunque se presenten cambios significativos en el organismo, el ejercicio continúa siendo una de las mejores herramientas para mantener el peso corporal saludable y estable.

Cuando realizamos ejercicio, estamos estimulando nuestro metabolismo para mantener el ritmo y proporcionar la energía necesaria. Por lo tanto, quemamos calorías. Esto junto con una alimentación saludable es la mejor opción para mantener un buen peso corporal.

El ejercicio también tiene otros beneficios. Entre ellos, disminuye la pérdida de masa magra, lo cual es un gran indicador de salud a medida que vamos envejeciendo.

También ayuda a mantener la densidad ósea en niveles adecuados. Esto es fundamental para la prevención de la osteoporosis, la cual es más prevalente en la menopausia.

4. Incluye pescado azul en tu dieta

El pescado azul cuenta con importantes beneficios nutricionales para las mujeres que están lidiando contra los efectos de la menopausia.

  • Contiene proteínas de alto valor biológico, las cuales ayudan mantener el recambio proteico de los músculos para evitar su desgaste.
  • Sus ácidos grasos omega 3 mejoran la salud cardiovascular y ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL).

5. Consume avena

avena

La avena es un alimento lleno de nutrientes esenciales que ayuda a mantener el cuerpo activo y recargado de energía.

Uno de los beneficios de la avena, es la saciedad que provoca. Por esto podemos usarla como desayuno para mantenernos saciados durante la mañana y evitar ingerir más comida de la cuenta.

También puede ayudarte a controlar la presión sanguínea y los niveles de colesterol. Como ves, es un alimento muy completo y además tiene numerosas formas de preparación.

Visita este artículo: Batido saciante de pera, chía y avena para perder peso

6. Evita el consumo excesivo de grasas

Las grasas son los nutrientes que más calorías nos aportan por gramo. Es fácil aumentar nuestra ingesta calorica diaria si comemos grasas en exceso. Sin embargo, tampoco hay que evitarlas, ya que son imprescindibles para la vida.

La opción más adecuada es regular la ingesta de grasas y priorizar las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas a las grasas saturadas.

Para esto podemos evitar alimentos como la bollería industrial y alimentos ultraprocesados. También debemos tener en cuenta a la hora de controlar el peso, las grasas de los aceites o mantequillas utilizados a la hora de cocinar.

7. Limita el consumo de azúcar en la menopausia

Consumo excesivo de azúcar

El azúcar refinado, así como los alimentos que lo contienen, puede influir de forma directa en el aumento de peso corporal y, adicional a esto, genera otras dificultades metabólicas.

Si bien debe limitarse en cualquier etapa de la vida, lo mejor es suprimirla o reducirla al máximo al llegar a la menopausia.

  • Con los cambios de la actividad hormonal se reduce la capacidad del organismo para usar esta sustancia como fuente de energía, lo cual influye en la acumulación de grasa.
  • Por otro lado, sus niveles en la sangre incrementan y hay una alta probabilidad de desarrollar diabetes.

¿Te preocupan los cambios de peso al llegar a la menopausia? Para evitarlos en gran medida, ten en cuenta todas estas recomendaciones y aplícalas de forma permanente como parte de tu estilo de vida.