5 consejos para limpiar el sistema linfático

Yamila Papa Pintor · 6 octubre, 2019
Dentro de la dieta para limpiar el sistema linfático te aconsejamos que elijas frutas y verduras orgánicas. Son un poco más caras, pero vale la pena gastarse un poco más de dinero si de salud se trata.

El sistema linfático es una red compleja que está compuesta por las glándulas, el bazo, los ganglios, el timo y las amígdalas. Su principal función es la de limpiar las células, absorbiendo el exceso de líquidos, toxinas y grasas. Por esta razón, es fundamental saber cómo limpiar el sistema linfático.

Cuando nuestro cuerpo acumula muchas toxinas nos podemos sentimos cansados, somos más propensos a caer enfermos do e incluso nuestra piel se ve poco saludable. Por ello, es importante saber cómo depurar nuestro sistema linfático, encargado de limpiar nuestro organismo de toxinas y demás sustancias perjudiciales para el organismo

El estilo de vida que llevamos en la actualidad favorece el acúmulo de sustancias, las cuales muchas veces el sistema linfático no es capaz de depurar. A consecuencia de ello, se producen complicaciones para la salud, tales como:

  • Aumento de peso.
  • Artritis.
  • Desórdenes digestivos.
  • Fatiga crónica e insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Acné.
  • Sudoración excesiva.
  • Facilidad para enfermarse de gripe.

Consejos para limpiar el sistema linfático

sistema linfático

A continuación se explican una serie de consejos para ayudarte a limpiar el sistema linfático y tratar de evitar así las complicaciones mencionadas anteriormente

1. No consumas alimentos procesados

Los alimentos procesados contienen una gran cantidad de grasas saturadas, azúcares y sustancias químicas que en muchas ocasiones resultan difíciles de eliminar y el sistema linfático no sabe cómo respondes ante este tipo de sustancias. Además de ello, favorecen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, te recomendamos que comiences con una dieta baja en alimentos procesados. En pocas tiempo notarás la diferencia y verás como te sientes más ligero/a y con más vitalidad.

2. Haz ejercicio para limpiar el sistema linfático

Una buena manera de limpiar el sistema linfático es eliminando las toxinas a través del sudor. Y por supuesto, una de las mejores opciones es la actividad física.

Comienza poco a poco, adaptando la intensidad del ejercicio a tu forma física. Con el paso del tiempo, ve aumentando las cargas a medida que ganes fuerza y resistencia.

Aunque cualquier ejercicio es bueno, te recomendamos que realices los de “cardio”  durante al menos 30 minutos 3 días a la semana. Estos ejercicios incluyen:

  • Correr
  • Caminar
  • Andar en bicicleta
  • Bailar
  • Nadar

Lee también: Diurético, ¿qué es y para qué sirve?

3. Reduce la ingesta de ciertos alimentos

limpiar el sistema linfático

Así como debes tratar de eliminar los procesados, también es fundamental que reduzcas el consumo de otros alimentos que no son buenos para tu sistema linfático. Nos referimos a:

  • Las carnes rojas.
  • Mariscos.
  • Lácteos.
  • Harinas refinadas, es decir, las blancas.

Todos estos son difíciles de digerir y obstruyen las arterias evitando el drenaje adecuado. En el caso de la leche y sus derivados, generan mucha mucosidad en el organismo, la cual congestiona el sistema linfático.

Puedes reemplazar este tipo de alimentos con leches vegetales como la de almendras, arroz o soja, carnes blancas (pollo, pescado) y harina integral (arroz y azúcar no refinados).

¿No lo sabías? ¿Sabemos reconocer los síntomas de un infarto?

4. Consume hortalizas orgánicas para limpiar el sistema linfático

Dentro de la dieta para limpiar el sistema linfático te aconsejamos que elijas frutas y verduras orgánicas. Son un poco más caras, pero vale la pena gastarse un poco más de dinero si de salud se trata.

Los productos orgánicos en general son excelentes para eliminar toxinas, ya que no contienen ningún elemento químico ni artificial. A su vez, aportan enzimas, vitaminas y proteínas que tu organismo necesita para dejar de lado la fatiga o el estreñimiento.

5. Bebe agua

limpiar el sistema linfático

No olvides consumir el agua necesaria para el organismo. Seguramente ya lo habrás oído, pero se recomienda un consumo de aproximadamente unos 2 litros de agua al día. De esta forma, el organismo se mantendrá hidratado y todo sus sistemas funcionarán mejor.

Además, el líquido ayuda en la eliminación de las toxinas a través de la orina. Si hace calor o practicas ejercicio, aumenta a 3 litros diarios.

Conclusión

El sistema linfático es un conjunto de estructuras que tienen la función, entre otras, de limpiar el organismo de sustancias tóxicas para el mismo. El estilo de vida que estamos adoptando en estos tiempo favorecen a la acumulación de sustancias en el organismo, lo que dificulta el trabajo de este sistema.

Por esta razón, nunca olvides de adoptar unos hábitos de vida saludables, que incluyan una dieta equilibrada, evitando los productos procesados y realizar ejercicio de forma regular, es decir, 3 días a la semana por al menos 30 minutos.

  • Moore, K., & Dalley, A. (2005). Sistema Linfático. In Anatomía con orientación clínica. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1212772.
  • Olmos Martínez, S., & Gavidia Catalán, V. (2014). El sistema linfático: el gran olvidado del sistema circulatorio. Revista Eureka sobre Enseñanza y Divulgación de las Ciencias. https://doi.org/10498/15974.
  • Lane, K., Worsley, D., & McKenzie, D. (2005). Exercise and the lymphatic system: Implications for breast-cancer survivors. Sports Medicine. https://doi.org/10.2165/00007256-200535060-00001