7 consejos para limpiar pisos de baldosas

Paula Heidemeyer · 3 octubre, 2018
Si utilizamos productos de limpieza agresivos debemos tener mucho cuidado, ya que podrían dañar el material de las baldosas o bien cambiar su color original.

Dependiendo del tipo de suelo que tengamos en casa necesitaremos aprender ciertas técnicas para tenerlo en perfectas condiciones durante más tiempo. No es lo mismo limpiar un suelo de madera, de mármol o una superficie de piedra porosa. Por esta razón, queremos contarte cuál es la mejor manera de limpiar las baldosas y otras superficies como son los azulejos de tu casa para que estén siempre relucientes.

Las baldosas suelen acumular mucha suciedad y no solo en ellas, sino en las juntas que unen unas con otras. Este tipo de pared se suele ver en cocinas, baños o suelos de terrazas. Se necesita una buena limpieza para mantenerlas al día. Por ello, te contamos cómo puedes limpiar las baldosas del suelo, así como las de la cocina y baño de forma sencilla, eficaz y rápida con los siguientes consejos que te decimos a continuación.

Consejos para limpiar las baldosas de tu casa

 

Se tiene la creencia que las baldosas se limpian fácilmente con tan sólo pasar un trapo húmedo por ellas, sin embargo, la realidad no es así. Se tienen que utilizar productos naturales o químicos para conseguir un buen acabado.

Eliminar la grasa incrustada

La mejor manera de eliminar la grasa de nuestras baldosas es combinar amoniaco y agua. Esta mezcla es útil y algo fuerte de olor, por ello, no tenemos que respirarla durante mucho tiempo. Asimismo, aunque es una mezcla apta para las superficies, intenta que no toque tu piel porque es muy agresiva.

  • Con ayuda de una esponja y con unos guantes protectores limpia las superficies con el producto y seca el resto con un trapo seco y limpio.

Lee este artículo: 10 trucos que te ayudarán a ahorrar tiempo al limpiar tu cocina

Eliminar la cal

La cal puede ser difícil de quitar, se acumula debido al uso continuado y a una mala limpieza. Suele estar presente en todas aquellas zonas que han tenido contacto con agua que tenga grandes dosis de cal en su composición.

  • Para eliminarla, mezcla en un litro de agua un vaso de vinagre blanco. Esta mezcla te ayudará a quitar la cal incrustada de las baldosas, ya sean del baño, la cocina o del suelo de tu terraza.

Dale brillo a tus baldosas

No solo tenemos que quitar la suciedad de las baldosas: también tenemos que buscar la manera de que luzcan como se merecen.

  • Para abrillantar las baldosas y los azulejos empapa papel de periódico en una mezcla de amoniaco y agua.
  • A continuación, frota enérgicamente la baldosas o el azulejo. La textura del periódico hace que la suciedad se vaya. Después, enjuaga con agua para que el resultado sea perfecto.

Cómo quitar la suciedad de las juntas de los azulejos

Las juntas de las baldosas tienden a ensuciarse sin nosotros desearlo. La superficie es porosa y por ello se acumula más el polvo, las humedades, la grasa y otras sustancias que se incrustan hasta el fondo.

Por ello, si lo que buscas es que las juntas de las baldosas estén blancas de nuevo te aconsejamos que prepares una solución a partir de vinagre de manzana.

  • Mezcla media taza de agua con media taza de vinagre de manzana.
  • Con ayuda de un cepillo, frota en las juntas y deja que actúe durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo, retira con agua hirviendo y deja que seque al aire.

Limpiar las baldosas con bicarbonato

El bicarbonato se utiliza para muchos aspectos de limpieza del hogar. En esta ocasión, es ideal para eliminar las zonas más complicadas de las baldosas. Puede eliminar olores fuertes y dejarlas libres de suciedad.

  • Para conseguirlo, espolvorea un poco de bicarbonato y seguidamente, echa un poco de agua caliente. Limpia las baldosas y deja actuar durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo, retíralo con más agua caliente para lograr una limpieza perfecta.

¿Lo sabías? Las 5 mejores soluciones de limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre

Utiliza lejía para limpiar tus baldosas

La lejía tiene propiedades desinfectantes y gracias a su componente activo podrás eliminar fácilmente las bacterias y los microorganismo del suelo.

  • La lejía, además, logrará blanquear las juntas. Eso sí, tenemos que tener cuidado porque si abusamos de la lejía en la limpieza de nuestro suelo, podrá cambiar el color del mismo.
  • De igual modo que el amoniaco, es importante que no toque nuestra piel, así como no estar mucho tiempo respirando los vapores.

Limpiar con salfumán, pero con cuidado

El salfumán puede servirte de ayuda si lo que buscas es dejar unas baldosas impecables. Debes tener en cuenta que es un producto muy abrasivo y tan solo utilizarlo en ocasiones que lo veas más necesario, ya que puedes echar a perder la baldosa. Úsalo con manchas difíciles de quitar y en muy poca cantidad.

Estos son nuestros consejos para que puedas limpiar adecuadamente tus baldosas. La próxima vez no dudes en ponerlos en práctica.