7 consejos para neutralizar el consumo excesivo de azúcar

Si nos hemos excedido con el consumo de dulces es importante que, para compensar las cantidades, evitemos los hidratos de carbono en el resto de comidas

La mayoría de personas son conscientes que un consumo excesivo de azúcar puede incrementar de forma rápida sus niveles en la sangre, y conllevar a padecer molestos síntomas.

Pese a esto, existen determinados momentos en los que parece imposible no caer en la tentación y se termina tomando una dosis por encima de lo adecuado.

A nivel general, no se recomienda ingerir azúcar en exceso porque es una de las causas potenciales de enfermedades crónicas como la diabetes y la obesidad.

Sin embargo, su consumo moderado no representa un riesgo y se puede compensar con la adopción de varios hábitos saludables.

Como sabemos que muchos se preocupan cuando son conscientes de que han ingerido mucha azúcar, a continuación queremos compartir 7 recomendaciones claves para neutralizarla en poco tiempo.

1. Hacer actividad física

Hacer actividad física

Una de las formas más rápidas y efectivas para controlar la glucosa es haciendo actividad física de forma vigorosa, por lo menos, durante media hora.

Esta práctica aumenta la sensibilidad a la insulina y hace que los músculos tomen esa azúcar para transformarla en energía durante y después de entrenar.

De hecho, los ejercicios son necesarios para todos los pacientes con diabetes, independientemente del tipo que se tenga.

Los más recomendados en este caso son los cardiovasculares, que aumentan el ritmo cardíaco y queman energía de forma efectiva.

No olvides leer: 7 síntomas de un soplo cardíaco: ¡Conócelos!

2. Ingerir agua

El agua es la bebida más saludable porque no contiene calorías y tampoco azúcares. Tomar uno o dos vasos después de comer azúcar permite diluirla en la sangre para luego expulsarla mediante la orina.

Si después de tomar agua el azúcar no baja, se pueden consumir otros dos vasos hasta lograr una mejoría.

Eso sí, deben tomarse en diferentes horas y sin exceder más de 8 vasos al día porque el cuerpo puede resultar sobrehidratado.

3. Cortar los hidratos de carbono de la próxima comida

Para evitar que los niveles de glucemia sigan incrementando, se han de suprimir todos los hidratos de carbono de la comida posterior a ese atracón de dulces.

La cena debe ser a base de proteínas y verduras, y se eliminan el pan, el arroz blanco, las patatas y todos aquellos alimentos con tal característica.

4. Tomar una infusión de canela

Infusión-de-canela

La infusión de canela es uno de los remedios naturales que más se están recomendando para los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2.

Esta cuenta con un activo llamado B1 cinnamtannin que estimula los receptores de insulina para regular la glucosa en la sangre.

Su consumo en ayunas o después de las comidas contribuye a apoyar la función que transforma esta sustancia en energía.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de canela (2,5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve la taza de agua y diluye en ella la cucharadita de canela.
  • Déjala reposar durante 10 minutos y consúmela.

5. Comer un ajo crudo

El ajo crudo libera un compuesto activo conocido como alicina, cuyo efecto mejora la actividad de la insulina para regularizar los niveles de glucosa.

Esto se debe que a que contribuye a la entrada de azúcar a cada célula para su posterior uso como combustible del cuerpo.

Por otro lado, ha demostrado ser un estimulante de ciertas células del páncreas que participan en el incremento de la secreción de insulina.

Con ese fin siempre se debe comer crudo, bien sea después de comer muchos dulces o como preventivo en ayunas.

6. Ingerir un alimento rico en proteínas

Una de las principales consecuencias de tomar grandes cantidades de azúcar es que después de disparar sus niveles en la sangre, bajan de forma brusca y ocasionan una fuerte sensación de hambre.

En este sentido, los expertos recomiendan comer un alimento rico en proteínas una vez se sienta esa fuerte ansiedad por comer más.

Un huevo cocido, un yogur griego o un puñado de frutos secos no aportan más de 200 calorías y frenan de inmediato el deseo de comer más dulce.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 batidos ricos en proteínas para empezar el día

7. Tomar agua tibia con limón

Beneficios de tomar agua con limón en ayunas

El consumo de esta clásica bebida resulta efectivo gracias a la fibra y los antioxidantes que proporciona el limón.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve la taza de agua, agrégale el zumo de limón e ingiérelo después de un atracón de dulce.

Como puedes ver, existen varias medidas alternativas que se pueden tener en cuenta cuando los niveles de azúcar aumentan. Eso sí, la mejor forma de no sufrir sus efectos es evitando al máximo esta sustancia en la dieta.

 

 

Te puede gustar