7 consejos para no ganar peso el fin de semana

Los planes del fin de semana se pueden convertir en el principal obstáculo para mantener un peso saludable, por lo que hay que tener cuidado para no arruinar la dieta en esos días.

Para cuidar la figura es conveniente adoptar algunas estrategias para no ganar peso el fin de semana. Si bien está claro que los buenos hábitos se deben mantener a diario, hay personas que se dejan llevar por esas “tentaciones” de los días de descanso.

Aunque a veces parece inofensivo comer uno que otro bocadillo, su contenido de azúcar, grasa y otras sustancias pueden arruinar los esfuerzos que se hacen en la dieta diaria. De hecho, este es uno de los impedimentos para adelgazar a pesar de comer bien el resto de semana.

Sin embargo, no se trata de llevar todo al extremo y hacer prohibiciones. Más bien, es seguir unas simples recomendaciones para moderar las calorías y evitar los excesos. ¿Qué debes hacer para no ganar peso el fin de semana? Te lo contamos a continuación.

Estrategias que te ayudan a no ganar peso el fin de semana

Los planes que se realizan el fin de semana vienen de la mano con una gran cantidad de tentaciones que pueden arruinar la dieta. Muchos tienen suficiente fuerza de voluntad y consiguen llegar al lunes sin haber alterado su alimentación regular.

Otros, en cambio, sienten remordimiento porque son conscientes de que tanto las bebidas como las comidas elegidas sumaron demasiadas calorías. La buena noticia es que hay varios consejos útiles para no ganar peso el fin de semana y mantener un equilibrio en la dieta. ¡Apunta!

1. No ahorrar calorías

Uno de los grandes errores que arruinan la dieta es creer que se pueden “ahorrar calorías” ignorando las comidas principales. Esta mala costumbre es común durante el fin de semana, pues muchos piensan que si dejan de comer bien en el día pueden disfrutar en la noche.

No obstante, lo cierto es que saltarse el desayuno o el almuerzo puede ser contraproducente para la salud y el peso. No solo disminuye el nivel de energía, sino que conduce a una sensación de ansiedad que hace comer más calorías de las debidas.

Lee este artículo: 6 errores comunes que arruinan la calidad de tu desayuno

2. Controlar los excesos

Aprender a controlar los excesos en las fiestas y salidas es imprescindible para no ganar peso el fin de semana. El hecho de poder descansar y hacer un plan diferente no tiene por qué ser un sinónimo de comer mal y en grandes cantidades.

Es cierto que las tentaciones abundan en los restaurantes, el cine, las fiestas y casi cualquier lugar distinto que se pueda visitar; sin embargo, hay que aprender a ser moderados, especialmente cuando se sabe que hay riesgo de arruinar los demás esfuerzos de la dieta.

3. Comer sano antes de salir de casa

Para disfrutar los planes de fin de semana no siempre hay que comer fuera de casa. Si bien no está mal visitar un restaurante de forma ocasional, lo mejor es comer sano antes de salir para estar satisfechos y no tener que ingerir “cualquier cosa” afuera.

4. Elegir bocadillos sanos

Como todos los días, el sábado y domingo se deben hacer meriendas para controlar esa sensación de hambre que aparece entre comidas. Ahora bien, como el objetivo es no ganar peso el fin de semana, la recomendación es preparar bocadillos saludables, acordes a la dieta.

Un pequeño puñado de frutos secos, un sándwich vegetal o un licuado de frutas puede ser suficiente para calmar esos antojos. Estas opciones pueden remplazar las frituras y snacks de paquete que suman demasiadas calorías y pocos nutrientes.

5. Hacer actividad física

Es bueno realizar deporte diariamente.

Descubre: Los mejores ejercicios de estiramiento que te ayudarán a perder peso

Para hacer ejercicio físico no hay un día específico; de hecho, muchos aprovechan el fin de semana para su práctica, sobre todo cuando no hay tanto tiempo el resto de semana. Además, hay formas distintas de hacer actividades deportivas el fin de semana:

  • Salir a caminar
  • Dar un paseo en bicicleta
  • Ir a una clase de yoga
  • Acudir a natación
  • Trotar en el parque
  • Bailar o acudir a zumba

6. Mantener la rutina por la mañana

Alterar la rutina de la mañana los fines de semana puede causar varias reacciones negativas que afectan el peso corporal. En primer lugar, dormir demasiado disminuye la energía, aumentando la necesidad de comer más calorías a lo largo de la jornada.

También altera el horario del desayuno, una de las comidas más importantes para mantener un óptimo gasto energético. Levantarse en el horario habitual evita estos descontroles y es una buena oportunidad para practicar hábitos saludables como el ejercicio.

7. Tener cuidado con las bebidas

Vigilar el consumo de bebidas ayuda a no ganar peso el fin de semana, especialmente cuando los planes son de fiesta. Aunque muchos lo pasan por alto, los refrescos, cócteles y bebidas alcohólicas suman calorías que afectan la figura.

¿Te preocupa ganar kilos por los descuidos del fin de semana? Entonces sigue estos simples consejos. Como puedes notar, no se trata de ser demasiado estrictos, sino de aprender a ser moderados aunque haya tentaciones.