7 consejos para superar un divorcio traumático

Virginia Martínez · 15 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 9 mayo, 2019
Aceptar que el matrimonio ha llegado a su fin es el primer paso para descubrir que, ahora, un nuevo futuro aparece ante ti. Con optimismo y condescendencia, es el momento de conocerte mejor y prepararte para tu nueva vida.

Un divorcio es también un proceso de duelo. En efecto, supone la muerte de una vida que se suponía en común, de sueños de futuro, de tiempo compartido y de sentimientos. No es fácil superarlo pero si tienes en cuenta algunos consejos, el duelo por el matrimonio que fracasó puede ser más llevadero.

Consejos para superar un divorcio

Muchas pueden ser las causas que lleven al divorcio, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso. De hecho, cada pareja es un mundo y, por eso, casi podría decirse que existen tantas razones de divorcio como matrimonios. Infidelidad, maltrato, incompatibilidad de caracteres… sea cual sea, no es fácil superar la ruptura.

Sin embargo, hay que hacerlo: no queda otra opción. No podemos obligar a nadie a permanecer a nuestro lado ni tampoco debemos continuar en una relación que no tiene sentido.

Te recomendamos leer: Superar una ruptura, ¿cuánto tiempo realmente necesitamos?

Acepta el divorcio

Mujer triste tomando un café
Aceptar la realidad del divorcio nos ayudará a superar el proceso de duelo y ver los aspectos positivos que nos deja esta situación.

Un matrimonio supone el inicio de una vida en común, con sueños de futuro, expectativas y planes. Es una visión de futuro que nos atrae hasta el punto de llevarnos al altar para comprometernos con la otra persona, pensando que será de por vida.

De este modo, es también una inversión. En efecto, invertimos en nuestro cónyuge, en esa vida en común, en todos los sentidos (económico, psicológico, emocional…).

Es, por tanto, normal que nos neguemos a aceptar que todo lo que hemos invertido y soñado no se va a hacer realidad. Por eso, muchas personas experimentan una fase de negación, es decir, rechazan a admitir que se ha acabado e insisten en que, de alguna manera, puede salvarse el matrimonio, incluso arriesgando su propia dignidad.

Sin embargo, debemos ser honestos y sinceros con nosotros mismos y aceptar la realidad. Eso sí, será necesario un proceso de duelo para poder superar la ruptura y en este sentido, debemos ser condescendientes con nosotros mismos y darnos tiempo.

No al aislamiento

Durante el duelo por una relación que ha acabado, muchas personas suelen aislarse, encerrarse en sí mismas y rechazar la vida social y el contacto con los demás, incluso los más allegados.

No obstante, lo mejor es compartir lo que sientes y cómo te sientes con personas cercanas que te quieren de verdad. Expresar los sentimientos es algo siempre positivo que te llevará a sentirte más aliviado y mejor. De este modo, podrás deshacerte de parte de la carga que te hiere.

Por eso, no rechaces familiares y amigos que te ayudarán, sin duda, lejos del aislamiento que puede hacerte ver las cosas incluso más difíciles de lo que realmente son.

Te recomendamos leer: ¿Por qué expresar las emociones es positivo?

Optimismo

Mujer contenta
Aunque al principio parece imposible visualizarlo, ahora podrás imaginar una nueva vida, con nuevos sueños y expectativas.

Es fácil decirlo – somos conscientes de ello -, pero en toda ruptura, además de algo que muere, hay también algo que nace. Y, en efecto, nace un nuevo futuro que, además, no habías imaginado hasta ahora.

Poco a poco, conforme el duelo por el matrimonio vaya superándose, podrás imaginar una nueva vida y tener nuevos sueños, expectativas y planes. Además, podrás incluso imaginarte a ti mismo haciendo lo que realmente quieres. Porque ahora en esas proyecciones de futuro estás tú y no los dos que eran la pareja.

Es el momento ideal para ser optimista, para imaginar ese futuro lleno de crecimiento personal y de actividades placenteras, para cuidarte a ti mismo y vivir tu vida.

Aprende del divorcio

Has pasado por mucho. Has sufrido, has llorado y has llegado casi al límite. Eso significa, entre otras cosas, que te has acercado más a ti mismo, que has estado en contacto con tu yo más profundo y que has podido conocerte mejor.

Ahora conoces mejor tus límites y has aprendido a canalizar el dolor y las emociones negativas. Ahora eres más fuerte, más seguro. Aprovecha esa energía y plantéate una nueva vida y un nuevo futuro.

Es el momento de priorizar en ti mismo

Pose de yoga
Es el momento de pensar en ti mismo, redescubriendo nuevos intereses y aficiones.

Mientras el matrimonio duró, todo giraba en torno a la relación conyugal: el día a día, cómo organizar las vacaciones, la compra del supermercado, qué ver en la televisión… No obstante, ahora, esa condición no existe y puedes darte prioridad a ti mismo.

Por ello, procura realizar actividades que te sean placenteras, es decir, redescubre tus aficiones y tus gustos personales. Cuídate realizando ejercicio físico, por ejemplo.

No es necesario buscar otra pareja

Es el momento de comprender que la felicidad está en ti mismo, y que no necesitas una relación sentimental para darle sentido a tu vida. En efecto, tiene sentido por sí misma.

Por tanto, no creas que encontrar otra pareja va a solucionar tus problemas, ni presentes ni futuros. Debes aprender que sentirse solo es también necesario, es relacionarse con uno mismo. Solo así estaremos preparados, como individuos más íntegros y más realizados, para encontrar a la persona adecuada.

Pide ayuda profesional si es necesario

Mujer en terapia
Cuando el duelo nos supera y resulta imposible visualizar una nueva vida, la ayuda profesional será siempre nuestra mejor opción.

Si a pesar de todo sientes que no puedes superar el divorcio y que el duelo es más intenso de lo que puedes soportar, no dudes en acudir a un profesional.

En efecto, si consideras que la depresión acecha y que no te sientes capaz de hacer nada, ni de comer o disfrutar de las cosas más cotidianas de la vida, un psicólogo puede ayudarte de forma efectiva a superarlo.

Por eso, sé condescendiente contigo mismo y acepta que necesitas ayuda. Luego, pídela. Un especialista te ayudará a gestionar el estrés y tus sentimientos. Te enseñará a canalizarlos de la forma adecuada y a ser capaz, al fin, de visualizar ese nuevo futuro que ahora se plantea sin límites ante ti.

A lo largo de este artículo te hemos dado algunos consejos para poder superar un divorcio traumático. Ahora bien, siempre debes tener en cuenta que cada divorcio es un mundo, como lo es cada pareja.

Así, especialmente en aquellos matrimonios con hijos o en los que ha habido maltrato, debemos ser especialmente maduros y fuertes. De hecho, una mala gestión de la situación o de las emociones y heridas que supone la ruptura puede crear incluso más traumas en el futuro. Por ello, acude a un profesional siempre que sea necesario.

  • Zuñiga, O. (2015). Vive el duelo por tu divorcio. Retrieved May 9, 2019, from https://lamenteesmaravillosa.com/vive-duelo-divorcio/
  • Martín, I. (2017). El poder del optimismo. Retrieved May 9, 2019, from https://lamenteesmaravillosa.com/el-poder-del-optimismo/