7 consejos prácticos para reducir el estrés

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 8 diciembre, 2018
Para manejar las situaciones que nos generan estrés y ansiedad, te puede ayudar la práctica de la meditación así como hacer ejercicio físico de forma habitual. También resulta de buena ayuda tomar infusiones de plantas con actividad sedante.

El estrés es una reacción muy común que afecta a la mayoría de las personas en algún momento de la vida. Se trata de un conjunto de reacciones fisiológicas que aparecen cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa.

El estrés es producto de diversas situaciones en el ámbito personal o laboral. Normalmente, se debe a la presencia de un factor estresante, sin embargo, la ansiedad es el estrés que continua después de que el factor estresante ha desparecido.

El cuerpo reacciona ante estas situaciones liberando hormonas. Estas hormonas hacen que el cerebro esté en alerta, que los músculos se tensionen y el pulso se acelere. Sin embargo, cuando existe estrés de forma continua, la liberación constante de hormonas estimulantes puede causar problemas de salud.

 

hormona del estres´

 

Tipos de estrés

  • Estrés patológico: es el estrés que se presenta de modo intenso por periodos prolongados y que puede causar problemas físicos y psicológicos. A su vez, puede transformarse en estrés crónico pudiendo provocar crisis de llanto, depresión y diversas afecciones físicas.
  • Estrés crónico: se presenta cuando la persona que lo padece no encuentra ninguna solución o salida frente a un problema y se desgasta hasta llegar incluso a una crisis nerviosa.
  • Estrés normal: hace referencia a las situaciones de alerta que se originan ante determinadas situaciones. Además, un poco de estrés y ansiedad nos puede ayudar a afrontar y superar algunas situaciones complicadas.
  • Estrés post-traumático: es aquel que aparece después de que una persona ha vivos algún tipo de suceso impactante. Puede aparecer en personas de cualquier edad, pero los niños son los más propensos.
  • Estrés laboral: recibe este nombre el conjunto de reacciones nocivas tanto emocionales como físicas, que se producen cuando las exigencias den el ámbito laboral superan los recursos y las capacidades del trabajador.

También te puede interesar: Relación entre la tortícolis y el estrés: aprende a tratarla

Los síntomas pueden ser físicos y emocionales. Algunos de signos que pueden alertar de que estas sufriendo estrés son:

  • Tristeza.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Inseguridad.
  • Frustración.
  • Bajo desempeño escolar o laboral.
  • Cefalea.

Tratamientos naturales

Para ayudarte a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, puedes emplear alguna de las plantas que te recomendamos a continuación.

Infusión de hojas de naranjo amargo

Naranjo amargo

Tiene una acción tranquilizante y anti-espasmódica. Alivia las tensiones musculares y proporciona una ligera sedación.

Ingredientes

  • 2 hojas de naranjo
  • 1 taza de agua (250 ml)

Pon a calentar el agua hasta que llegue a ebullición. A continuación, añade las dos hojas de naranjo y deja que se realice una decocción durante 10 minutos. Para finalizar cuela el contenido.

Infusión de albahaca

Las propiedades medicinales de la albahaca te ayudan a reforzar el sistema nervioso y calmar las manifestaciones a nivel del estómago.

Prepara una infusión con una cucharadita de hojas secas por vaso de agua. Se aconseja tomar dos tazas al día después de la comida y la cena.

Infusión de melissa

La melissa actúa como sedante y ansiolítico. Las partes de la planta dotadas de actividad farmacológica son las hojas. Por otro lado, el empleo prolongado de la melissa para aliviar el estrés y el insomnio, no genera dependencia ni tolerancia. Asimismo se puede potenciar su efecto combinándola con pasiflora y valeriana.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 infusiones de hierbas para desintoxicar el cuerpo

7 consejos prácticos Mujer con estrés agudo

1. Practicar meditación

Procura encontrar un lugar tranquilo, lejos de las distracciones y el caos de la vida cotidiana, donde puedas tener un momento a solas para aclarar la mente y concentrarte en la respiración. De esta forma no pensarás en nada más, y librarás tu mente de pensamientos estresantes.

2. Escuchar música

Tanto escuchar una canción de nuestro artista favorito como los sonidos relajantes nos ayuda a liberar la tensión.

3. Hacer ejercicio

Salir a caminar, trotar o practicar algún tipo de ejercicio nos ayuda a nivel físico y estimula la mente.

4. Reducir el consumo de alcohol

Existen estudios que demuestran que ingerir bebidas alcohólicas refuerza los síntomas del estrés, por lo que se recomienda reducir el consumo.

5. No comer en exceso

Cuando una persona tiene problemas de estrés tiende a comer grandes cantidades de comida, pero esto no soluciona el problema, sino que solo es una distracción. Se debe tener un plan de alimentación para estar sano y en forma.

6. Descansar

Dormir y descansar adecuadamente es vital para tener una vida saludable, ya que la falta de sueño puede disminuir el rendimiento mental, favorecer la pérdida de memoria y la mala concentración.

7. Masaje relajante

Es una de las terapias más agradables y efectivas para reducir el estrés. Puesto que te ayudará a reducir las tensiones acumuladas en determinadas partes del cuerpo como el cuello y la espalda.

  • Fernández-Castillo, E., Molerio Perez, O., Grau, R., & Cruz Peña, A. (2012). Ansiedad y Estrés. Ansiedad y Estrés. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/j.anyes.2016.03.001 113

  • Bibliografía. (2002). ESCALA DE ANSIEDAD DE HAMILTON. Med Clinica. https://doi.org/10.1016/S0893-133X(01)00365-7

  • García, J.M., Martínez, M.C., I. S. y C. J. (2013). ¿Cómo se relaciona la ansiedad escolar con el rendimiento académico? Revista Iberoamericana de Psicología y Salud.