7 consejos que harán que te duermas más rápido

Una ducha antes de acostarte puede ser la opción ideal para que duermas bien. Y es que nos ayuda a relajarnos y a eliminar las tensiones acumuladas durante el día

Dormirse no siempre resulta sencillo. Si eres una de esas personas a las que les cuesta conciliar el sueño, no te preocupes.

Te acercamos estos consejos que harán que te duermas mucho más rápido. Son sencillos y fácil de seguir.

Toma buena nota de ellos y notarás la diferencia desde el primer día.

1. Asegúrate de que nada te interrumpirá

Movil

Es un consejo bastante obvio que, sin embargo, ni siquiera seguimos ya. Consiste en alejar de la zona de descanso el móvil, la tablet, el PC y, en definitiva, cualquier dispositivo que pueda procurar alguna luz o sonido que pueda interrumpir el sueño.

Ten en cuenta que es muy difícil conciliar el sueño cuando tienes notificaciones que van iluminando la pantalla de tus dispositivos, y lo mismo es aplicable en el caso de la televisión.

Si te gusta dormirte mientras ves series quizá no descanses igual.

No olvides leer: 8 maneras de proteger los ojos de los daños de los dispositivos electrónicos

2. No hagas cenas pesadas

Conciliar el sueño con el estómago lleno es mucho más complicado. Por ello lo mejor será que no cenes en exceso.

Lo más recomendable es que hagas una comida ligera y huyas de los alimentos ricos en proteínas, grasas y harinas puesto que no permitirán que te quedes dormido.

Todo ello hará que no descanses, por lo que lo mejor será intentar moderar las raciones de tu cena. Un truco sencillo que sentará bien a tu organismo y con el que notarás las diferencias de manera rápida.

Conciliar el sueño ya no será misión imposible.

3. Actívate

Comer viendo televisión

Si en unos 30 minutos no has logrado conciliar el sueño quizá lo mejor será que te levantes y optes por realizar alguna actividad que permita que te acabes durmiendo.

De este modo, lograrás que te entre sueño y lo que es más importante: desesperarte.

Cuando se entra en un estado que roza la ansiedad porque no se ha sido capaz de conciliar el sueño pasado un tiempo lo mejor que se puede hacer es salir de la cama y buscar alternativas que no hagan que te acabes por poner realmente nervioso.

4. Escucha música relajante

Escuchar la mejor música relajante puede acabar siendo el mejor antídoto. Si te cuesta mucho quedarte dormido, busca una lista de canciones tipo mantras que te ayuden a descansar.

Con estos poderosos mensajes seguro que conseguirás que tu mente entre en modo pacífico y descansar al máximo.

Además en internet podrás encontrar un sinfín de canciones que harán de tu descanso algo mucho más sencillo de conciliar. Bastará con que eches un vistazo para poder encontrar lo que necesites.

Haz la prueba y seguro que notarás la diferencia.

5. Toma un baño relajante antes de ir a dormir

Baño de salvia y romero

Algo tan sencillo como darse un baño con agua tibia antes de acostarte te hará sentir mucho más relajado y menos cansado, algo a lo que también puede ayudar lavarte la cara con agua tibia.

Lograrás que la tensión desaparezca.

Un gesto muy sencillo que será capaz de hacerte sentir muy relajado, por lo que es algo que agradecerás desde el primer momento.

No lo dudes y pon en práctica este sencillo truco porque estamos seguros que te funcionará desde el primer momento.

6. Ponte lo más cómodo posible

Aunque pueda parecer algo obvio, lo cierto es que no todo el mundo lleva la ropa más cómoda para dormir.

Olvídate de las prendas ajustadas que no dejan que te muevas, porque al sentirte incómoda, impedirán que concilies el sueño de manera inmediata.

Lo mejor será que uses un pijama holgado y listo. En el caso de que no tengas reparos en dormir sin ropa, no lo dudes y apuesta por ello.

Con ropa cómoda o sin ella pero no optes por ropa ceñida para intentar conciliar el sueño.

¿Quieres conocer más? Lee: Remedios naturales para conciliar el sueño

7. Fomenta el clima ideal para dormir

Procura despertarte minutos antes de lo habitual

Tienes que tener unas condiciones adecuadas para poder dormir bien. Si estás en una habitación con exceso de frío o en la que hace mucho calor, probablemente estos factores te impidan conciliar el sueño de manera adecuada.

Por ello, lo mejor será que tú mismo te generes tu clima perfecto en tu lugar de descanso y así podrás dormir del tirón.

Tampoco te pintes las paredes de la habitación en colores vivos como el rojo, el amarillo y el naranja porque te pueden generar ansiedad.