7 consejos simples para evitar que los aguacates se oxiden

Ingredientes como el aceite de oliva y el limón nos sirven como aliados para evitar que los aguacates se oxiden. Descubre otros prácticos consejos

El aguacate es un fruto que tiende a oxidarse rápidamente, perdiendo su apariencia fresca y adoptando un color oscuro que lo hace poco agradable para su posterior consumo. ¿Hay formas de evitar que los aguacates se oxiden? ¡Claro que sí!

La mayoría de personas saben que para aprovechar al máximo los beneficios del aguacate, es importante consumirlo por completo en el menor tiempo posible. Pese a esto, hay momentos en los que no consumimos la totalidad del fruto y nos queda un pedazo que sería una pena desperdiciar.

Por suerte, hay varios trucos naturales que nos permiten conservarlo fresco más tiempo, manteniendo su provocativo color verde. A continuación compartimos en detalle los más interesantes. ¡Tenlos en cuenta desde ahora!

Consejos simples para evitar que los aguacates se oxiden

1. Dejarle el hueso

Aguacate

El primer consejo para evitar que los aguacates se oxiden consiste en dejarle el hueso a la mitad sobrante.  Este truco no es el más recomendado, puesto que solo ayuda a conservar fresca la parte del aguacate que está en contacto con el hueso.

Por tanto, la parte que queda en contacto con el aire se oxida rápidamente y pierde su frescura. Entonces, se recomienda buscar alternativas que imiten lo que hace el hueso, pero de modo que cubra todo el trozo de aguacate.

Ver también: 3 postres con aguacate que te ayudarán a perder peso

2. Método de la cebolla

Este truco consiste en cortar  una cuarta parte de una cebolla roja en trozos grandes, los cuales se deben poner en el fondo de un recipiente hermético. Luego, allí se coloca la mitad del aguacate que queremos conservar, de tal modo que el hueso quede mirando hacia arriba. Se sella el recipiente y se guarda en el refrigerador.

Este consejo es muy útil, ya que los vapores que emite la cebolla ayudan a evitar que los aguacates se oxiden rápidamente. Además, la única que hace contacto con la cebolla es la piel del aguacate, por lo que el fruto no se verá alterado por su sabor.

3. Método de aceite de oliva

evitar que los aguacates se oxiden

El aceite de oliva es un ingrediente natural que no altera el sabor ni el olor del aguacate que deseas conservar fresco. Para aprovecharlo, simplemente debes untar la parte del aguacate que deseas conservar y guardarlo en un recipiente hermético. El aceite impedirá que el fruto entre en contacto con el aire y se oxide.

4. Método del jugo de limón

El limón es otro gran aliado para evitar que los aguacates se oxiden cuando los cortamos.  El ácido cítrico de este fruto reduce dramáticamente el proceso de oxidación. Para ello simplemente debes rociar jugo en la mitad que deseas guardar.

Otra opción consiste en colocar una buena rodaja de limón sobre la pulpa de aguacate que ya no tiene el hueso. En ambos casos lo ideal es guardarlo en un recipiente hermético para que el aguacate se conserve fresco, de 2 a 4 días, a una temperatura de 4 ºC.

5. Agua fría

Agua

Un método muy común que se utiliza en hogares y restaurantes consiste en introducir el aguacate en agua fría para limitar su contacto con el oxígeno. En este caso solo se recomienda cuando la parte del aguacate sobrante se va a utilizar de forma inmediata.

Te gustará leer: 6 remedios caseros que puedes elaborar con aguacate

6. Plástico de cocina

El plástico de cocina o papel film también es una gran ayuda para conservar por más tiempo las sobras del aguacate. Para ello simplemente se debe cubrir el aguacate con una buena cantidad del plástico y, luego, ponerlo en el refrigerador.

De todos modos, si este se torna negro de un día para otro, bastará con retirarle la capa más superficial para recuperar su color verde y fresco.

7. Triturar el aguacate

Si no quieres desperdiciar por ningún motivo los sobrantes de un aguacate, una buena idea para conservarlos por más tiempo consiste en preparar un delicioso guacamole. Para ello simplemente debes triturar el aguacate y agregarle 1 cucharada de jugo de lima por cada parte de aguacate utilizada.

El ácido del jugo ayudará a impedir que el fruto cambie de color y se oxide. Pero, para estar más seguros, vierte el aguacate triturado en un recipiente hermético, cúbrelo con film plástico y luego colócale la tapa.

El plástico y la tapa impiden que el oxígeno llegue a la superficie del aguacate, evitando su oxidación. Luego, podrás utilizar el aguacate triturado para hacer un guacamole especial, o bien, incluirlo en una ensalada.

¿Has dejado perder una rebanada de aguacate por no saber cómo conservarla? Pues bien, ya sabes cómo evitar que se oxiden la próxima vez.